Entrevista a Rocío Martín, futbolista del CD Fútbol Aficionado de Écija

Rocío Martín Villar capitanea en esta temporada 2018-2019 al CD Fútbol Aficionado de Écija. Un equipo que ha cuajado una buena campaña en la competitiva Segunda Andaluza Femenina de Sevilla, situándose a falta de dos jornadas en novena posición. Además, la futbolista también ejerce funciones de entrenadora en la cantera del club, haciéndose cargo del equipo Infantil. Sobre todo ello habló, muy amablemente, en esta entrevista con El Córner del Sur.

Lo primero, cuéntenos su trayectoria en el mundo del fútbol.

Desde chiquitita empecé en el cole, jugando en los recreos y después por la tarde con los amigos del barrio. Luego, con 11 o 12 años me apunté a la escuela de fútbol, cuando aún no había equipo femenino: empecé jugando con chicos. Así hasta que un año un grupo de chicas quiso apuntarse y se creó el equipo femenino y entramos en competición. Empecé a entrenar y a competir con ellas. Ya con  18 años, cuando me fui a Sevilla estuve tres o cuatro añitos jugando al fútbol sala. Cuando volvió a Écija y el equipo Senior se pudo hacer, encantada de volver a jugar aquí.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me considero una jugadora bastante generosa. Soy muy guerrera por mi equipo. Siempre me gusta ganar y sobre todo, ayudar a mis compañeras. Siempre respetando a las contrarias, con mucho juego limpio. Pero sobre todo, intentando ayudar a mis compañeras.

¿Cuál ha sido el mejor momento que le ha tocado vivir en el Fútbol Aficionado de Écija?

En el club, la verdad es que la temporada pasada fue bastante especial para mí. Volver al club de tu ciudad, tras tanto tiempo y estando a un nivel bastante bueno… Si no ha sido la mejor, ha sido de las mejores temporadas de mi etapa deportiva.

¿Qué supone para usted ostentar la capitanía del equipo Senior?

Para mí, sobre todo es un honor en cierto modo el representar a mi equipo y a mis compañeras. También pienso que es una gran responsabilidad el tener que apoyar al entrenador, el intentar levantar el ánimo del vestuario, hablar con los árbitros… Es un placer, la verdad.

Esta campaña ha podido jugar 26 partidos, logrando cinco goles. ¿Cómo se ha visto sobre el rectángulo de juego?

Soy una jugadora de corte defensivo, sobre todo. Entonces, marcar goles para mí es difícil y muy especial cada vez que consigo uno. De ayudarme a marcar goles se encargan mis compañeras. A mí me gusta más dar los pases y cortar las jugadas del equipo contrario.

Además de formar parte del equipo Senior, dirige al equipo Infantil. ¿Cómo compagina ambos roles?

Esta temporada, casi que dedico mi vida y mi tiempo al fútbol. Tenemos que intentar que no coincidan los partidos del equipo Senior y del Infantil, para que yo pueda ir a los dos. Hay veces que han coincidido en el mismo día y o ha ido otra persona con mi equipo Infantil o yo he llegado corriendo del Infantil a jugar con el Senior. La verdad es que es agotador, pero cuando consigues una victoria con el equipo de las pequeñas es una felicidad enorme. Incluso, más que cuando marcas o consigues una victoria con el Senior, porque como son chicas nuevas, hay mucho trabajo detrás.

¿Qué importancia tiene en el club la cantera?

Para nosotros, que no tenemos muchas chicas, es imprescindible. En todos los partidos necesitamos a chicas del Juvenil para completar las convocatorias. Y, próximamente, el Juvenil necesitará tirar del equipo Infantil. Así que, seguramente, sin cantera no podríamos estar compitiendo.

¿Cómo ha vivido la temporada con el equipo Infantil?

Los comienzos fueron muy duros porque incluso no íbamos a competir por la falta de chicas. Al final, comenzamos una jornada más tarde y todos los equipos nos goleaban. Ahora, en la segunda vuelta hemos conseguido dos victorias y un empate. No es gran cosa, pero lo importante es que vamos mejorando. Hay chicas que es la primera vez que juegan y compiten de forma federada. Podemos estar contentas de lo que estamos haciendo.

Retornando al equipo Senior, ¿cómo ha visto esta campaña la Segunda Andaluza Femenina de Sevilla?

Este año, con equipos nuevos, está muy igualada la competición a excepción de los equipos de arriba. Dentro de nuestra Liga, creo que el fútbol femenino está avanzando a pasos agigantados en Sevilla. Lo que veo que faltan son más chicas que se animen a jugar y que las apoyen. Hay equipos que se ven sin chicas para jugar: incluso nosotras, en muchos partidos, hemos tenido problemas para llegar a completar la convocatoria.

Mirando a la tabla clasificatoria, su equipo se sitúa en novena posición. ¿Cómo valora la temporada?

Esta temporada está siendo muy buena. En la primera vuelta, en el tiempo que llevo, si no ha sido la mejor ha sido una de las mejores. Estábamos a un gran nivel, compitiendo ante los equipos de arriba y sacando puntos en campos complicados. En la segunda vuelta hemos flaqueado un poco y hemos perdido puntos con los que contábamos. No deberíamos haberlos perdido pero bueno, son cosas del fútbol.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto del Fútbol Aficionado de Écija sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

La virtud que tiene el equipo es que tenemos jugadoras con mucha calidad y con mucha técnica. A mí me encanta el equipo que tenemos, con jugadoras con mucha clase y que podemos hacer bastantes cosas. Lo que nos falta todos los años es el físico, y a estas alturas de temporada se nota. Tenemos muchas lesiones, no aguantamos al mismo ritmo los 90 minutos y eso a nosotras nos perjudica bastante. De ahí que hayamos perdido puntos que no deberíamos haber perdido.

¿Qué destacaría del trabajo realizado desde el banquillo por su entrenador?

Como siempre, hay que agradecerle que esté con nosotras. Es muy difícil encontrar a un entrenador para el equipo femenino. A él solo le cuesta mucho trabajar el tema táctico y el tema físico. También tenemos el problema de que entre los estudios y el trabajo, llegamos a los entrenamientos y somos muy pocas. Se juega como se entrena, y eso se refleja en los partidos. Hacemos lo que podemos, por así decirlo.

El fin de semana pasado acabaron cayendo derrotadas ante el CD Honeyball, por 2-4. ¿Cómo vivió el encuentro?

Para mí fue un resultado un tanto injusto, porque nosotras jugamos muy bien, llegamos muchas veces… Pero de cara a portería nos costó finalizar. Ellas llegaron menos veces, pero demostraron que están un escalón por encima nuestra. Pero en este partido no tenemos nada que reprocharnos, porque jugamos bastante bien.

Para acabar, ¿qué espera de cara a las jornadas que restan de campeonato?

Si no me equivoco, nos quedan dos partidos. Uno es aquí, ante el Huévar CF, ante el que creo que somos favoritas para ganar: aunque hasta que no se juega eso no se sabe. El otro es contra el Betis, que intentaremos ir a ganar aunque sabemos de su superioridad.