Entrevista a Patricia Otero, futbolista del CD Rincón Femenino

Patricia Otero Recuna se ha convertido esta semana en nueva futbolista del CD Rincón Femenino. Un equipo en el que esta experimentada jugadora tratará de aportar su granito de arena para competir a un alto nivel en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga, teniendo unas miras elevadas y ambiciosas. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para repasar su llegada al equipo y para hablar de sus expectativas ante este nuevo reto.

Recientemente se ha producido su fichaje por el CD Rincón Femenino. ¿Cómo se produjo su fichaje por el club?

Creo que existen las buenas casualidades, porque esta ha sido una de ellas. Después de una gran etapa profesional, tuve que emprender un nuevo camino en Málaga, más concretamente en la zona de Torre del Mar, y estaba buscando un equipo que se ajustase a mis necesidades, que no me hiciera dar pasos hacia atrás. Y no fue nada fácil, ya que antes de llegar aquí probé en otros clubes pero no me llenaban, hasta que por redes sociales me puse en contacto con este club y a partir de ese momento fue todo perfecto. No tuve dudas a la hora de dar un paso hacia adelante y firmar en esta gran familia. 

¿Qué fue lo que más le atrajo de la posibilidad de jugar en este equipo?

Me atrajo la propuesta de proyecto que tienen y sobre todo la amabilidad, la profesionalidad y la generosidad que han tenido conmigo desde el primer día, tanto el cuerpo técnico, como el equipo directivo y las jugadoras. Quiero hacer algo grande con este club, y creo que todos y todas podemos conseguirlo porque la estructura y la base es muy sólida y me gustaría llegar lo más alto posible con mis compañeras. 

¿Qué conocía del CD Rincón Femenino antes de que se produjera su fichaje?

Realmente conocía su existencia y que jugaba en la liga de la provincia de Málaga, pero no mucho más y me he llevado una sorpresa muy grande. Ha sido una alegría poder dar con este club que tiene tanta ambición y tanto afán por romper barreras y llevar a este equipo a lo más alto posible, y yo quiero formar parte de eso. 

¿Cuáles han sido las primeras sensaciones que le dejan el club, Carlos Belmonte, sus compañeras…?

Las sensaciones han sido inmejorables, no tengo ninguna queja por el trato recibido por parte del club. Todo lo contrario, me han ofrecido su ayuda desde el primer día, al igual que Carlos, es una gran persona y eso le hace ser un buen entrenador. Me parece muy importante tener un entrenador cercano que se preocupe por sus jugadoras como es el caso. Y en cuanto a las jugadoras, se ve un gran grupo, y una gran unión y familia. No es fácil llegar a un equipo que tiene un bloque, pero espero poder dar lo mejor de mí para poder demostrarles a las chicas que merezco formar parte de ellas, no solo a nivel deportivo sino también como persona. 

Para aquellos aficionados que no la conozcan, ¿cómo se definiría como futbolista?

Soy una futbolista muy emocional, que se deja la piel en el campo y siempre ha defendido el escudo que lleva en el pecho porque esto es mi pasión y es algo que me hace feliz. Tengo fuerza, garra, visión de juego, pase, y sobre todo me gusta mucho jugar al fútbol, me gusta el toque de balón y crear mucho juego. Tengo carácter y eso hace que luche cada balón y quiera siempre tenerlo en los pies para poder crear buenas ocasiones. 

¿Qué cree que puede aportarle al CD Rincón Femenino sobre el terreno de juego?

Creo que puedo aportarles un poco de veteranía y sobre todo aportar mucha ilusión por cada partido y todo mi aprendizaje, ya que he tenido la suerte de aprender mucho en otras categorías que te hacen crecer. Creo que cada jugadora que llega aporta un plus al equipo, y eso siempre es positivo. Creo que también puedo aportar muchas cosas positivas para la elaboración de un estilo de juego basado en el toque, que es lo que pide siempre Carlos. 

En los últimos años ha tenido la oportunidad de jugar en  el CD Híspalis. Futbolísticamente, ¿qué le ha aportado su paso por este club?

Este club me lo ha dado todo, su historia y que haya sido el filial de un gran equipo como el Sevilla, te hace crecer en un ámbito en el que te sientes muy profesional. Este club ha jugado en Primera División, y ahora lleva muchas temporadas en Segunda División que es algo muy importante. Competir a ese nivel me ha hecho crecer y hacerme fuerte ya que la exigencia es muy alta. He madurado como futbolista y todo lo que he podido aprender de grandes profesionales allí, espero seguir plasmándolo aquí y poder ayudar al máximo. 

Echando la vista atrás, ¿qué cree que ha podido ser el mejor momento de todos los vividos durante su estancia en el CD Híspalis?

Quizás cuando ganamos la Copa de Andalucía, fue un día muy bonito y emotivo, y cada partido ganado era un momento de alegría ya que la liga es una liga muy ajustada, y cada triunfo era un momento de alegría. Los viajes también eran momentos muy especiales porque compartir tantos momentos con tus compañeras es de lo mejor que te puedes llevar de un equipo. 

En esta nueva etapa de su carrera podrá competir en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga. ¿Cómo ve la categoría?

Es una categoría en la que hay bastantes diferencias entre clubes, pero tenemos que competir todos los partidos y ponernos como objetivo subir a Segunda División. No sé si este año será posible optar a ello, pero más pronto que tarde creo que este club por su calidad debe estar un punto más arriba. 

Para acabar, ¿con qué expectativas afronta esta segunda mitad del campeonato en el CD Rincón Femenino?

Con las máximas siempre, de dar el máximo rendimiento y no dejar un punto en los que resta de liga. Mi objetivo es subir este club lo más pronto posible a Segunda División.