Entrevista a Pablo Fernández, preparador físico del CF Motril

El CF Motril afrontará el próximo fin de semana del 18 y 19 de julio la primera eliminatoria del Play Off de ascenso a Segunda División B ante el CD El Ejido 2012 en Marbella. El preparador físico del cuadro de la Costa Tropical, Pablo Fernández (Granada, 1/11/1991) ha atendido a El Córner del Sur para hablar sobre en qué forma llega el plantel motrileño de cara a ese tan importante e histórico partido, y de qué manera pueden afectar estos meses de cuarentena a la preparación de un evento de tal calibre.

Hola Pablo. Antes de nada, ¿cómo has pasado este tiempo de confinamiento?

Hola. Lo primero que quiero hacer es agradecer la buena labor que realizáis, otorgándole la importancia que merece el fútbol semiprofesional de nuestra provincia.

Contestando a tu pregunta, por suerte para los míos, la salud nos ha respetado en este tiempo tan duro lleno de incertidumbre. Por otro lado, complicado para los que tenemos el fútbol como estilo de vida, ya que han sido varios meses sin poder hacer lo que nos gusta.

El equipo volvió la semana pasada a los entrenamientos, y con la gran noticia de que todos los miembros han dado negativo en los test del COVID-19. ¿Cómo han llegado y con qué mentalidad afrontan los jugadores esa vuelta al trabajo después de tanto tiempo de inactividad?

Lo cierto es que los jugadores están muy motivados para afrontar este reto tan bonito e ilusionante que se nos presenta. Por suerte, todos están en plenas condiciones, tanto físicas como mentales de cara al Play Off.

Durante estos dos meses y medio, ¿cómo se ha organizado la preparación física con el cuerpo técnico y la plantilla? ¿Qué plan han seguido los jugadores desde sus casas?

El confinamiento ha dado lugar a numerosas conversaciones y puestas en común con el cuerpo técnico, acerca de cómo abordar esta situación tan peculiar. Por un lado, con el trabajo que han realizado en casa los jugadores (totalmente alejado de lo que consideraríamos un entrenamiento óptimo en nuestro deporte) nos hemos asegurado que no hubiera inactividad, por lo que la vuelta ha sido más sencilla. Se les envió una serie de ejercicios que englobaban una estructura relativamente completa de entrenamiento en casa, desde trabajo de movilidad de cadera y columna, fortalecimiento de zona media, mantenimiento del tono muscular, tanto de la musculatura con mayor implicación en el fútbol, así como un trabajo completo de tren superior. Todo ello ha estado combinado con ejercicios de coordinación y movilidad que les permitiera mantener en la mayor medida posible el aspecto aeróbico.

Ahora toca prepararse para una ocasión histórica, el intentar ascender a Segunda División B mediante el Play Off exprés que se disputará a partir de julio. ¿Cómo afrontáis esa preparación para que el equipo llegue en el mejor nivel posible?

Con la mayor normalidad posible, pero con la diferencia de que durante este tiempo de preparación tan extenso (casi dos meses) no tenemos estímulos competitivos, así que las cargas de trabajo a nivel semanal son bastante similares a la de una pretemporada veraniega.

Bajo el punto de vista de un preparador físico, ¿cuáles son los principales problemas que puede tener un futbolista a la hora de afrontar un desafío tan exigente como un Play Off después de tanto tiempo de inactividad?

Como bien se ha comentado durante todo este tiempo en los medios de comunicación, el principal problema o miedo que tienen los equipos es el de las posibles lesiones que pudieran sufrir jugadores provocado por el tiempo de inactividad. Si bien es cierto, a diferencia de Primera o Segunda División, que van a tener una densidad competitiva importante, nosotros tan sólo nos preparamos para un partido, y ojalá dos. Por lo tanto, se afronta de manera distinta, ya que esa preocupación debe recaer en el día a día, y hacer que todos lleguen en la mejor forma, y en las mejores condiciones para ese día 18. Por todo esto, la vuelta a los entrenamientos ha sido de manera muy progresiva en cuanto a la carga de trabajo se refiere.

Fotografía: Vicente G.D.

Por lo tanto, ¿cuáles son los puntos principales que trabaja un preparador físico de cara a evitar posibles lesiones o contratiempos?

Son muchas las opiniones y las líneas de trabajo, válidas todas ellas. Nosotros estamos trabajando para evitar lesiones (o más bien reducir la probabilidad de lesión, ya que, para ser honestos, no tenemos el control absoluto de lo que pueda pasar) en una dinámica de entrenamiento en la que se intenta reproducir situaciones similares a la competición. Bajo mi punto de vista, esta es la clave para intentar reducir esa probabilidad. Para entenderlo mejor, intentamos que el mayor tiempo de entrenamiento esté focalizado a tareas jugadas e integradas dentro de nuestro modelo de juego: jugando con espacios, número de jugadores, superioridades numéricas, etc.

Con ello, no quiere decir que no se trabaje de forma aislada, porque también hacemos semanalmente circuitos de trabajo preventivo (de tipo fuerza funcional), así como trabajos de tipo coordinativo, de control motor, etc.

¿Hay mucha diferencia al trabajo que se pueda hacer durante la temporada, con el que tenéis pensado hacer durante este tiempo que resta hasta el Play Off?

Por un lado, la dinámica de entrenamientos es idéntica. Todos los entrenamientos tienen una estructura similar, no cambia nada con respecto a nuestra manera de trabajar. Si bien es cierto que, como comentaba anteriormente, hay un cambio significativo, y es que durante este tiempo no tenemos estímulos competitivos que nos obliguen a llevar una dinámica de cargas de trabajo tipo como es la de (suponiendo que jugáramos domingo-domingo) lunes y martes recuperación activa y descanso, respectivamente, miércoles y jueves días de carga, viernes y sábado, trabajo de tipo ‘’tapering’’ o recuperación de cara al domingo.

Deportivamente hablando, ¿cómo ves la eliminatoria contra El Ejido? Hay que tener en cuenta que con un empate pasan ellos, por lo que sólo vale la victoria.

Por nuestra parte, con muchísima ilusión y alegría. El saber que sólo te vale la victoria puede ser un bonito desafío que nos obligue a especular poco y ofrecer todo lo que tenemos.

Vas a encargarte también de la preparación física y la metodología en la Academia del CF Motril. ¿Qué nos puedes contar acerca de ese proyecto?

Efectivamente. A partir del 15 de septiembre comenzará un nuevo reto mediante el cual, el club pretende profesionalizar aún más su marca y abrir una ventana importante al fútbol internacional.

Se trabajará con toda la ilusión del mundo para darle a los chicos que conformen nuestro filial lo mejor. Una metodología profesional de entrenamiento, como pudiera tener cualquier equipo de élite como vehículo para el desarrollo a nivel profesional y personal de los chicos que vengan. Y también intentaremos hacerles partícipes siempre de nuestro primer equipo, que contará con un gran número de chicos a lo largo del año.

Por último, un mensaje para la afición y la ciudad de Motril que, desgraciadamente, no podrá vivir esta ocasión histórica de la manera que a todos les gustaría, en el estadio.

Bien sabemos que Motril es una ciudad con mucha historia futbolística, y por suerte para nosotros tenemos en nuestra mano el poder devolverles el cariño que nos ofrece cada dos semanas en el Escribano Castilla.

Es una pena no poder contar con público, porque estoy seguro que esto sería mucho más fácil con su apoyo. Pero, aun así, estamos seguros de que podemos conseguir el soñado ascenso y devolver a este histórico club a la categoría que se merece.