Entrevista a Nacho Lapeira, futbolista del Juventud de Torremolinos CF

Ignacio Javier Lapeira Cabello, Nacho Lapeira, (Málaga, 16-11-1996) afrontará en el curso 2020-2021 una nueva aventura en el Juventud de Torremolinos CF, tras la reciente renovación con los verdes. El futbolista tratará de ayudar en lo posible a los suyos a cuajar una buena campaña en su vuelta a Tercera División. Muy amablemente, el jugador atendió a El Córner del Sur para repasar su continuidad en el proyecto y el ascenso logrado en el curso 2019-2020.

Recientemente se produjo su renovación por el Juventud de Torremolinos CF de cara al próximo curso. ¿Qué significa este club para usted?

El Torremolinos es el club que me dio la oportunidad de jugar y ser importante en un equipo de Tercera División. En especial valoro mucho la confianza que depositaron en mí tanto Ibón como Alain, ya que sin ellos hubiese sido imposible mi llegada al club. Ya me siento como si fuese de la casa.

Será su tercera temporada defendiendo los colores de este conjunto. ¿Qué le ha aportado futbolísticamente su paso por el Juventud de Torremolinos CF?

Una confianza en mi juego que antes no tenía. Entrenar a diario con jugadores de tanta experiencia como Ávila, Amaya, Rubén, Salvi, Zamorano, Israel o Lasly te hace mejorar día a día, tanto en lo futbolístico como en lo personal.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha pasado defendiendo esta camiseta?

Si hubiésemos podido celebrar el ascenso a Tercera División sobre el campo sería ese sin ninguna duda. Un momento que me gustaría destacar fue la victoria la temporada pasada por 2-4 en Linarejos ante uno de los grandes equipos de la categoría como es el Linares. Llegábamos en una situación complicada y ganar en ese estadio y jugando bien fue una gran alegría para todos.

¿Cómo cree que ha evolucionado en estos años el club?

Desde el día que llegué el club ha sido lo más profesional posible dentro de sus posibilidades. Este año, pese a competir en División de Honor, el equipo seguía estando al nivel de los de Tercera en todos los aspectos. En esta nueva temporada, con la colaboración de Footfay Center, el club va a dar un salto de calidad en muchos ámbitos, lo que va a ser muy positivo para todos los integrantes.

La pasada campaña, su equipo consiguió el ascenso a Tercera División tras obtener el subcampeonato del Grupo II de División de Honor Andaluza. ¿Cómo vivió la temporada?

Fue una temporada que empezó de manera extraña. Nos habíamos ganado en el campo jugarla en Tercera División pero finalmente no fue así. Desde el momento en el que se confirmó que jugaríamos en División de Honor, nos hicimos a la idea de que teníamos que volver a la categoría que nos merecíamos sí o sí. En lo personal estaba siendo una temporada muy buena ya que había jugado todos los partidos y me encontraba muy cómodo con mis compañeros. En enero sufrí una lesión de menisco por lo que no pude volver a jugar, ya que cuando estaba entrando en la fase final de la recuperación llegó el COVID19.

¿Dónde cree que pudo estar la clave de dicho ascenso?

En primer lugar el nivel de la plantilla era muy alto, similar a una de Tercera División. Por otro lado, me gustaría destacar el gran grupo que se formó, como si fuésemos una familia, aspecto que considero indispensable para el buen funcionamiento de un equipo dentro del campo

¿Cómo vivió los meses de parón como consecuencia de la crisis sanitaria?

Como para todo el mundo ha sido una etapa difícil y que ojalá no vuelva a repetirse. Me considero afortunado de no haber vivido ningún caso de manera cercana. En lo que al fútbol se refiere es complicado para la gente que está acostumbrada a hacer deporte cada día tener que parar de repente. Hemos tenido que adaptarnos a entrenar de una manera diferente.

La próxima campaña volverán a jugar en Tercera División, una categoría que conoce a la perfección. ¿Cuál es en su opinión, la mayor diferencia entre una categoría como División de Honor Andaluza y Tercera División?

La Tercera División cuenta con muchos jugadores que por unas circunstancias u otras no han podido llegar a categorías más altas, pero que igualmente tienen un nivel muy alto. La exigencia es muy alta y los errores se pagan. Un aspecto que también marca mucho la diferencia son los estadios. Para un futbolista es una alegría jugar en un campo como el del Jaén, El Ejido o el Linares.

Con respecto a lo que será la categoría, quería preguntarle: ¿cuál es su opinión sobre todo lo que se ha hablado en torno a la conformación de los grupos de Tercera División de cara al próximo curso?

Personalmente me gustaría que la conformación de grupos siguiese igual que siempre, es decir, de 22 integrantes. De igual modo me parecería lógico si finalmente se realizan dos grupos debido a la grave situación en la que nos encontramos. Es un momento complicado y hay que adaptarse.

Independientemente de lo que suceda con la conformación de los grupos, ¿cuáles cree que son los aspectos fundamentales para no pasar apuros en esta categoría?

Bajo mi punto de vista, un aspecto fundamental en esta y en cualquier categoría son los partidos en casa. Sea cual sea el objetivo que se marque un equipo, hacerte fuerte en tu estadio va a ayudarte a alcanzarlo.

Volviendo a su renovación,  ¿cuál fue el aspecto que más le llamó la atención para seguir jugando un año más en el club?

Sin lugar a dudas, la confianza que el club depositó en mí desde el día que llegué. También es importante la apuesta que está haciendo el Torremolinos por crecer esta temporada junto con Footfay.

Lo cierto es que el Juventud de Torremolinos CF está trabajando para conformar un proyecto atractivo para su vuelta a Tercera División. ¿Cómo valora los movimientos realizados hasta la fecha?

El club está dando un salto cualitativo, no solo en el apartado de jugadores, en el que hasta ahora se han fichado a grandes jugadores. También se está creciendo en otros ámbitos que son igual de importantes y que nos van a ayudar mucho en los años venideros.

Para finalizar, ¿a qué aspira Nacho Lapeira de cara a la próxima temporada 2020-2021?

A realizar un gran año, tanto en lo colectivo como en lo individual. Mi objetivo es seguir como hasta ahora y jugar los máximos partidos posibles para poder ayudar al equipo a lograr sus objetivos. Entrando en detalles más técnicos, me gustaría aprender todo lo posible del nuevo cuerpo técnico que tenemos, en especial conceptos defensivos. Siempre se puede aprender y mejorar.