Entrevista a Molo, futbolista del CD El Ejido

Foto: Cortesía del CD El Ejido.

Manuel Jesús Casas García, Molo, (Almería, 14-06-1985) recaló este verano en la disciplina del CD El Ejido para aportar su experiencia en defensa. El zaguero está gozando de la confianza del cuerpo técnico ejidense, habiendo disputado hasta el momento 11 encuentros en el Grupo IV de Segunda División B. Duelos en los que, además, logró un gol ante el Club Recreativo Granada. Después de que el pasado fin de semana los celestes hilaran su tercera victoria seguida en el campeonato, el jugador atendió muy amablemente la llamada de El Córner del Sur para repasar sus sensaciones en este curso 2018-2019.

Esta temporada 2018-2019 es la primera que pasa en las filas del CD El Ejido. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de recalar en el equipo?

Bueno, primero el proyecto ambicioso que me presentaron tanto Alberto Santana como el Presidente. Y luego, el poder volver a mi tierra: después de haber estado 13 años por toda España, me apetecía mucho. Pero quiero que quede claro, que de no haber visto un proyecto ambicioso, hubiera seguido jugando en otros sitios fuera de casa. No ha sido la principal causa el tema de ser de aquí para venir al club. Me convenció más el ambicioso proyecto, pero lo otro también sumó mucho.

¿Cómo ha resultado su adaptación al club?

Súper bien y muy cómodo. Desde el principio me he encontrado con un club muy familiar y muy humilde, donde hay gente trabajadora y con ganas de hacer cosas importantes. Dentro del vestuario el grupo es muy bueno. Fue una adaptación muy rápida, pues me siento como si llevara aquí más tiempo del que realmente llevo. Me siento muy bien en ese sentido.

En el plano personal, esta campaña ha participado en 11 partidos en el Grupo IV de Segunda División B. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

La verdad es que bien. Soy un jugador que suele coger su mejor nivel conforme va avanzando la temporada. La pretemporada se hace un poco larga para los jugadores. Y luego, influye el empezar en un sitio nuevo, conocer a tus compañeros… Ha habido un proceso de adaptación, pero cada día me encuentro mucho mejor. Estoy contento con el rendimiento que estoy dando y además, estoy seguro de que debe ir a mejor.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento desde el punto de vista personal de esta temporada?

Podría ser estas últimas semanas, en las que hemos conseguido encadenar resultados positivos. Eso a cualquier jugador le hace que aumente su confianza. Al final, hemos venido aquí mucha gente que quería hacer cosas importantes. Es verdad que el inicio de temporada fue un poco turbulento porque no conseguíamos coger una dinámica positiva, pero bueno: ha llegado un poco más tarde de lo que esperábamos, pero ya está aquí. Posiblemente, estos sean los momentos más dulces de la temporada.

Con respecto a lo colectivo, el CD El Ejido se sitúa en estos momentos en octava posición, con 22 puntos. ¿Cómo está viendo al equipo esta campaña en el Grupo IV de Segunda División B?

Digamos que vinimos mucha gente nueva y hubo una serie de jornadas en las que además tuvimos muchísimos lesionados, que no era normal. Hubo también partidos que por la mínima se decidieron en nuestra contra… Una serie de condicionantes al principio de temporada que no ayudaron al equipo a crecer todo lo que podría haber crecido. Pero bueno, eso ha llegado un poco más tarde, pero ahora mismo veo al equipo con muchísima confianza. Tenemos una plantilla que puede aspirar a todo: lo creo de verdad. Contamos con una muy buena plantilla y muy buen compensada. Creo que podemos ir a más. Veo que tenemos un margen de mejora muy grande y si seguimos creciendo, estaremos muy cerca de los objetivos.

¿Cómo ve en este curso 2018-2019 el Grupo IV de Segunda División B?

Muy fuerte, como siempre. He jugado en todos los grupos de Segunda B y todos tienen sus cosas especiales: el grupo del norte, que los campos son mucho más pesados y con un juego más directo; el grupo del Mediterráneo, que cuenta con muchos campos de césped artificial… Y el Grupo IV se caracteriza porque hay entidades  muy importantes, como pueden ser el Real Murcia, el FC Cartagena o la UD Melilla. Son equipos con mucha historia, con presupuestos muy grandes. Creo que otra vez, el fútbol se está recuperando de la crisis de años atrás y están habiendo presupuestos muy grandes. Para mí, este es el grupo más exigente de la categoría. Estamos compitiendo bien y somos uno más.

En los tres últimos partidos, el CD El Ejido ha sido capaz de conseguir los tres puntos. ¿Dónde considera que está la clave de estas victorias consecutivas?

La verdad es que esto es un debate mucho más extenso. Pero es verdad que el hecho de ser un poco más sólidos a nivel defensivo nos está llevando a tener la victoria más cerca. En nuestros últimos partidos hemos tenido la portería a cero. Era una cosa que comentábamos semanas atrás: al final, arriba tenemos muchísimos argumentos, pero teníamos un déficit importante atrás. Sabíamos que en el momento en el que mejoráramos esos registros, iban a llegar los buenos resultados. Y así ha sido. Esperemos que se alargue esa racha y que sigamos trabajando, que todavía queda mucho.

¿Qué importancia tiene anímicamente esta racha de triunfos para ustedes?

Siempre he dicho que el fútbol es un estado de ánimo. Demostrado está: cuando un equipo obtiene buenos resultados, siempre se dice que los jugadores son hasta mejores. Y es así, la confianza te hace mejor tanto a nivel individual como a nivel colectivo. Los resultados en el fútbol te dan confianza. Estamos en un momento anímico positivo e insisto, tenemos que alargarlo lo máximo posible para ver hasta dónde podemos llegar.

Si tuviera que destacar, en estos momentos de curso, una virtud y un defecto del CD El Ejido, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

Creo que una virtud es que hay un margen de mejora enorme. Los que estamos dentro lo vemos: tenemos jugadores muy importantes, que tienen mucho futuro en este deporte y que si conseguimos dar nuestra mejor versión, el margen de mejora de este equipo no está cerca de su 100%. Es una virtud importante. Como posible déficit, lo que te he comentado antes: teníamos un déficit importante a nivel defensivo, que lo estamos corrigiendo como equipo. Pero no te podría decir nada más más allá de eso, porque entre otras cosas me gusta ser positivo y ver el lado bueno de las cosas.

¿Qué recuerdos le quedan del partido del fin de semana pasado, recibiendo al FC Cartagena?

Fue un partido en el que el equipo salió muy enchufado ante un rival de una exigencia enorme: creo que puede ser de las mejores plantillas de los 80 equipos que hay en Segunda B. Conseguimos minimizar sus virtudes y el resultado podría decirse que se quedó corto. Antes del gol tuvimos dos ocasiones clarísimas, en la segunda parte también dominamos… Ellos prácticamente no tuvieron nada durante el partido. Creo que fue un paso importante del equipo para certificar esas sensaciones buenas que llevábamos teniendo.

Para finalizar, ¿qué espera del próximo encuentro que deberán disputar, visitando al UCAM Murcia CF?

Será un partido complicadísimo. Están haciendo una temporada increíble: van segundos, con 31 puntos. Tienen un potencial enorme. Será un partido muy, muy exigente. Pero lo afrontamos con la certeza de que si hacemos bien las cosas podemos sacar los tres puntos. Y esa es la idea con la que va el equipo: seguir trabajando con mucha humildad, seguir insistiendo en aquellas cosas que hay que mejorar. Y luego, que nos acompañe la suerte para poder sacar algo positivo. Va a ser un partido complicado, como cualquiera de Segunda B.