Entrevista a Migue García, futbolista del Écija Balompié

Foto: @ecijafotosport

Miguel Ángel García Fernández, Migue García, (Écija, 26-08-1990) regresó esta temporada al Écija Balompié tras haber jugado en los últimos años en clubes como Elche Ilicitano, FC Cartagena, AD Ceuta FC o CE Sabadell. Un futbolista que, en su vuelta al club, ha tenido la oportunidad de anotar cuatro goles en 12 partidos, brillando sobre el terreno de juego. Su último tanto llegó en el partido que cerraba la intensa semana de tres partidos en el Grupo X de Tercera División, ante el CD Gerena. Para hablar de esos encuentros y de la actualidad del combinado astigitano, atendió a El Córner del Sur siendo el resultado esta entrevista.

¿Qué sensaciones le ha dejado esta intensa semana de nueve puntos en el Grupo X de Tercera División?

Sensaciones de igualdad, como están viéndose durante todo el año. Está todo muy igualado, aunque parece que nosotros estamos un poco abajo. Pero la igualdad es máxima.

La semana pasada, el Écija Balompié tuvo que medirse en casa a la AD Ceuta FC entre semana. ¿Cómo fue aquel encuentro?

Creo que en el primer tiempo, cuando estábamos 11 contra 11, fuimos superiores a la AD Ceuta FC. Es verdad que no tuvimos a lo mejor muchas ocasiones claras, aunque ellos no pasaron de mediocampo prácticamente. Luego, es verdad que con la expulsión se nos complica un poco el partido, ellos tienen algo más la posesión, pero aún así las ocasiones más claras fueron nuestras. Al final se llevaron los tres puntos del partido y el resultado creo que fue injusto.

Para cerrar esta semana de tres encuentros, su equipo pudo derrotar en el estadio Municipal de San Pablo al CD Gerena, por 2-1. ¿Qué recuerdos le quedan de aquel duelo? ¿Dónde cree que estuvo la clave de la victoria?

Más de lo mismo. Ellos se pusieron con un jugador menos y a partir de ahí dominamos bastante el partido. El primer tiempo fue nuestro y en el segundo, las ocasiones fueron nuestras. El gol llegó un poco tarde, en el último segundo. Pero las ocasiones más claras fueron nuestras, así que creo que fueron merecidos esos tres puntos.

Al final, jugamos en casa y eso es determinante. Cuando juegas en casa y en un campo como el nuestro, es donde más a gusto estamos y donde más fuertes nos sentimos. Creo que estar en casa, con nuestra gente, es determinante.

Anotó el primer gol de aquel partido, ¿cómo fue?

Fue un balón al espacio a Joselu, compañero mío. Él se la picó al portero y ante la duda de si entraba, iba a salir el balón fuera o llegaba la defensa, llegué un poco antes y la empujé. Así nos pusimos por delante.

¿Qué opina del hecho de que en una categoría como es Tercera División tengan que afrontar tantos compromisos ligueros en una misma semana?

Me parece mal, la verdad. Es una categoría que no es profesional y el hecho de tener que jugar entre semana, con equipos que tienen jugadores que tienen que trabajar… Un calendario tan cargado de partidos no corresponde con la profesionalidad de la categoría. Así que no me parece bien.

En líneas generales, ¿cómo está viendo al Écija Balompié en estas primeras 13 jornadas del campeonato?

Bueno, es un equipo que está hecho para otra cosa: estamos llamados para estar arriba y los resultados no están siendo buenos. El equipo está trabajando bien, nos dejamos la piel cada día y en cada partido, pero los resultados no están saliendo. No es por no dejarlo todo en el campo. A nivel de resultados, muy mal; a nivel de trabajo, vamos en el buen camino.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto de su equipo sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

No sé. Quizás, un defecto que cuando encajamos un gol nos solemos venir abajo. Y una virtud, el compañerismo que tenemos cada día y en cada partido.

Esta campaña ha marcado su regreso al club, tras cinco temporadas fuera. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de retornar al Écija Balompié?

A priori, el proyecto que había. La ambición que tiene el propietario de crecer, de ascender al equipo. Al ser un chaval de aquí me atraía mucho la ilusión de poder crecer con este equipo y de devolverlo a la categoría que se merece.

Echando la vista atrás, ¿qué recuerdos le quedan de su anterior etapa en el Écija Balompié?

Hace mucho tiempo ya, ha cambiado todo mucho. Han pasado seis años creo. La etapa anterior fue muy bonita: era un chaval joven, salí de la cantera y fui muy feliz. Luego tuve que salir a buscarme la vida fuera, pero recuerdo aquella etapa con mucha alegría y muy ilusionante.

Con respecto a este curso 2018-2019, ha podido disputar 12 encuentros, consiguiendo cuatro goles. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

A nivel personal me estoy sintiendo bien. Es verdad que no estamos sacando los resultados que queremos, pero creo que estoy trabajando bien. Cada día me siento mejor. A la vez que yo crezco, el equipo se siente mejor. A nivel personal no estoy del todo contento, pero sí con el trabajo.

¿Cómo ve el Grupo X de Tercera División? ¿Ha habido algún equipo que le haya sorprendido especialmente?

Muy igualado, como te he dicho antes. Sobre todo, a nivel de resultados y a nivel de equipos competitivos. Hay muchos equipos que pueden estar arriba, porque la igualdad es máxima.

El Cádiz CF “B”. Es verdad que fue campeón el año pasado, pero de los equipos a los que nos hemos enfrentado ha sido el que más me ha sorprendido porque pese a ser un filial compite como si no lo fuera. Me ha sorprendido mucho.

Para finalizar, ¿qué espera tanto a nivel personal como a nivel colectivo de esta temporada?

Las expectativas, las que nos marcamos a principio de temporada. Sé que es muy difícil y que estamos muy lejos, pero las expectativas son de estar arriba y de hacer play-off: tratar de acabar entre los cuatro primeros y luego, intentar ascender.