Entrevista a Marina Jiménez, futbolista del Atlético Portada Alta Femenino

Marina Jiménez González ha afrontado su llegada a las filas del Atlético Portada Alta Femenino en este curso 2019-2020. Un equipo con el que la portera está disfrutando de minutos y continuidad, aportando su granito de arena en la dura pelea por el título en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para hablar de su llegada al equipo y de sus sensaciones de cara a esta campaña.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Siempre he sido una niña a la que le apasionaba el fútbol y jugaba todos los recreos con los niños. Cuando ya vi que no me valía solo eso, le pedí a mi madre que me apuntara.

Empecé a jugar en la escuelita del Torremolinos en 2009 con 12 años, en la que pronto me llamaron para jugar con el Juventud Torremolinos. Al año siguiente decidí buscar un equipo femenino, que sería el Atlético Benamiel durante siete años, teniendo entre medio un año que estuve en el Málaga Club de Fútbol, en la  temporada 2016-2017. Después del Benamiel, me llamaron de aquí, el Portada Alta con un gran proyecto por delante.

¿Qué fue lo más le atrajo de la posibilidad de sumarse al proyecto del Atlético Portada Alta Femenino?

Lo que me atrajo fue el gran proyecto que tenían preparado, aunque no sólo eso.

A Pedro, lo conocí la temporada que estuve en el Málaga y sabía que era un gran entrenador. Me prometieron profesionalidad ante todo y lo están cumpliendo con creces.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me defino como una futbolista polivalente, me gusta mucho jugar con los pies, por eso de vez en cuando bromeo para que me saquen de la portería (risas) pero no lo consigo.

En portería me considero ágil y segura.

¿Qué cualidades cree que debe tener una buena guardameta?

Hoy en día, hacen falta porteros que jueguen con los pies. Cada uno tiene sus puntos más flacos o fuertes pero jugar con los pies, sabiendo medir los tiempos es vital para la salida de un equipo, y dar seguridad al mismo. Esto mismo trabajamos día a día las porteras con nuestros entrenadores.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

De momento, sin duda fue el año que gané la liga con el Atlético Benamiel. Aunque espero que en un año pueda responder sobre el ascenso con el Portada Alta.

Con respecto a la competición, ¿cómo valora el rendimiento de su equipo en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga?

El rendimiento del equipo puede verse en la tabla, de momento estamos consiguiendo los objetivos, trabajando semana a semana para llegar lo mejor posible al partido.

¿Cómo está viviendo la lucha por la zona cabecera de la tabla clasificatoria?

Sinceramente, la vivo con mucha presión, no nos vamos a engañar. Pero eso es lo bueno, jugamos con presión porque somos el equipo a batir, el que está haciendo las cosas bien y está luchando con garra ese primer puesto.

No sabemos qué va a pasar pero aseguro que no dejaremos de luchar.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

Sin duda, la capacidad de tocar el balón y la explosividad, y trabajamos mucho para conseguirla de la manera en la que nos pide el entrenador.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por su entrenador?

La paciencia, la realidad es que somos un equipo muy joven con mucho que aprender y que ganar.  Obviamente, no sólo eso, tácticamente es increíble.

Estamos aprendiendo muchas cosas de ellos, y digo ellos porque a mi parecer tenemos un cuerpo técnico de cinco personas excelente, donde cada uno nos aporta muchísimo.

El fin de semana pasado, su equipo recibió la visita del Marbella FC Femenino. ¿Cómo vivió el encuentro?

No fue uno de los mejores partidos, de hecho, ha sido nuestra primera derrota y eso duele. Tuvimos oportunidades pero el balón, aunque tuvimos bastantes oportunidades, no quiso entrar. Ya estamos preparando todo para el siguiente partido con muchas ganas de seguir sumando.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del choque?

Puede que en un tramo del partido hubiera un exceso de confianza o relajación, al que finalmente no pudimos recomponernos. Pero todo esto nos servirá para aprender para el siguiente.

En el plano personal, ¿cómo se está encontrando en los partidos que ha disputado esta campaña?

Me estoy encontrando muy bien, sacando el balón desde atrás para comenzar a tocar el balón y el equipo confía mucho en mí, eso lo noto. Es un precedente más para seguir trabajando a tope y seguir dándole seguridad al equipo desde la portería.

Mirando a la categoría, ¿cómo ve la Segunda Andaluza Femenina de Málaga?

Es una categoría muy reñida, entre los cinco primeros solo hay cinco puntos de diferencia. Y solo uno tiene la oportunidad de intentar ganar la liga de ascenso.

¿Cómo considera que es, a día de hoy, el estado del fútbol femenino en la provincia de Málaga?

Tiene mucho que aprender de otras ciudades e incluso países, aunque es verdad que en los últimos años estamos avanzando mucho con la profesionalización con cosas como ésta entrevista, así que muchas gracias.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

El equipo y yo tenemos un mismo objetivo, ganar la liga y luchar por un puesto en la segunda división femenina.