Entrevista a María José Márquez, entrenadora del CD El Ejido Femenino

Foto: CD El Ejido.

María José Márquez Castillo afronta un atractivo reto en esta temporada 2018-2019: hacerse cargo del recientemente creado equipo femenino del CD El Ejido. Un equipo que, este curso, compite en la Segunda Femenina Andaluza de Almería, con el objetivo de seguir creciendo partido a partido. Por el momento, el inicio de competición ha sido inmejorable, tras vencer al CD Oriente por 9-0. En vísperas de la segunda jornada del certamen, la entrenadora atendió muy amablemente a El Córner del Sur para hablar de sus primeros pasos en este nuevo proyecto.

Háblenos un poco de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Empecé con 20 años, cuando La Cañada Atlético estaba dividida: existían entonces los dos equipos. Empecé ahí, después de sacarme el primer nivel y ya llevo 18 años entrenando. Pasé por clubes como el Club Natación, el Zapillo, el CD Oriente y en Cartagena estuve en el San Ginés.

¿Cómo se produjo su llegada al club? ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de hacerse cargo del CD El Ejido?

Creo que fue de casualidad. Yo en principio iba a formar parte como fisioterapeuta del fútbol sala femenino. Y ya estando allí, Igna me preguntó si quería llevar el primer equipo femenino. Me sorprendió la pregunta, la verdad, porque no era la idea esa en principio, pero acepté.

El club. La estructura del club, la gente que hay allí trabajando. Javi Fernández es un hombre muy serio, Igna que también lo conozco desde hace tiempo. Y referencias de los compañeros que han trabajado allí, que han estado muy a gusto.

¿Qué importancia tiene, en su opinión, la apuesta realizada por el fútbol femenino por parte del CD El Ejido?

Es importante que clubes como son el CD El Ejido o como la UD Almería este año también hayan apostado por el fútbol femenino. Que den las mismas oportunidades a las chicas, que de hecho lo estaban reivindicando desde hace tiempo, es una buena salida para ellas.

¿Cómo ha vivido todo el proceso de captación de jugadoras y de planificación del equipo en verano?

La verdad es que ha sido bastante duro. Si bien es cierto que Rafa se incorporó un poco más tarde por una serie de acontecimientos, yo empecé sola. Comencé con cuatro chicas y a partir de que ellas mismas fueron corriendo la voz, de contar con jugadoras que me ha pasado Nacho del fútbol sala y de hablar con otros entrenadores, se ha conseguido hacer un bloque bastante bonito. Al llegar Rafa después, nos trajo a Karen. Nos ha dado un punto de velocidad, de fuerza y de carisma al equipo.

Foto: Cortesía de María José Márquez.

¿Qué valoración hace de la plantilla de la que dispone en estos momentos?

Creo que todos los entrenadores pensamos que es un 10 el equipo. Pero la verdad, es que al contar con chicas que vienen del fútbol sala o que no han jugado al fútbol, le daría un 7. Van a pasos agigantados: partido tras partido se ve la evolución de las niñas en el campo y en los entrenamientos, sobre todo.

Comentaba que contaba con jugadoras que venían del fútbol sala. ¿Cuál es el aspecto más complicado de trabajar a la hora de pasar de un deporte a otro?

La táctica. Vienen muy acostumbradas al toque de primeras de balón, a la movilidad y la precipitación al dar los pases hay veces que provocan la pérdida del balón. Estamos intentando trabajar que se acostumbren a tener el balón en los pies, a levantar la cabeza y mirar. Una de las diferencias entre ambos deportes es que el fútbol sala es de jugadas más analíticas, más preparadas. Sobre todo, en dejarlas pensar un poquito más.

¿Cómo le gustaría que jugara el CD El Ejido Femenino en esta temporada 2018-2019?

Estamos intentando que el equipo juegue a la posesión del balón. Queremos que el balón sea el que mande sobre el terreno de juego y que seamos quienes lo distribuyan. Por eso, queremos trabajar la pausa con el balón con los pies, el pensar en los movimientos de la compañera más que el juego directo. Habrá momentos en que necesitemos el juego directo, pero queremos el toque del balón.

Su equipo compite en Segunda Femenina Andaluza de Almería. ¿Cómo ve la categoría?

La verdad es que la categoría, como no nos hemos podido juntar con ninguna otra provincia, se han incorporado equipos Cadetes. Entonces, no la considero muy complicada. Es cierto que somos un equipo nuevo y en formación y quizás esa sea la dificultad con la que contamos. Pero la categoría en sí no debe ser difícil.

En la primera jornada, el CD El Ejido Femenino consiguió una importante goleada ante el CD Oriente. ¿Cómo recuerda el partido? ¿Dónde cree que estuvo la clave de la victoria?

Recuerdo más el prepartido, con los nervios que tenían las niñas antes de salir al terreno de juego, que lo que es el partido en sí. Fue más que dar instrucciones, de intentar tranquilizarlas y que pensaran que sabían hacer lo que iban a hacer. Después en el campo tuvimos el 70% de la posesión del balón y ellas trabajaron muy bien la circulación de este. Sí es cierto que en la segunda mitad, quizás el hecho de intentar dar más tiempo a las que menos habían jugado hizo que se viniera un poco abajo el partido, pero lo recuerdo bien. Todo lo que habíamos trabajado: la táctica, los córners… Lo recuerdo bien.

Foto: Cortesía de María José Márquez.

Anímicamente, ¿qué supuso para el equipo lograr una primera victoria tan contundente?

No te puedes ni imaginar lo que supone. Veníamos de haber jugado dos partidos de pretemporada y la verdad es que no estaban seguras. Ellas no se sentían seguras de lo que podían dar a pesar de que entrenamiento tras entrenamiento se les decía que estaban bien, que sabían hacer las cosas… Tras solo dos partidos de preparación estaban nerviosas, estaban dudosas… La victoria para ellas ha sido algo muy importante. Van a tope a por el rival que se ponga enfrente.

Este fin de semana se disputará la segunda jornada del campeonato, en la que deberán visitar a la UDC Pavía “B”. ¿Qué espera del encuentro?

Creo que las mismas que con el CD Oriente. Nos han pasado algún informe del rival, pero más que jugar a lo que ellas juegan vamos a acabar jugando a lo que nosotras sabemos.

Para finalizar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de esta temporada en el CD El Ejido Femenino?

Yo quiero que el equipo esté lo más alto que pueda. A título personal no espero más que enseñarles a las niñas a jugar al fútbol y a disfrutar de él.