Entrevista a Maqui, futbolista del Arcos CF

Foto: Cortesía de Maria Isabel Sánchez.

Iván Jiménez Villalba, Maqui, (Arcos de la Frontera, 11-10-1991) es uno de los futbolistas más representativos del Arcos CF. Un club en el que ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria deportiva, siendo año a año muy importante sobre el rectángulo de juego. En este curso 2018-2019 ha participado en 24 compromisos ligueros en el Grupo X de Tercera División, consiguiendo cuatro dianas. Muy amablemente, atendió la llamada de El Córner del Sur para repasar la actualidad de los suyos y hablar de su etapa en este club.

En esta vigésimo cuarta jornada en el Grupo X de Tercera División el Arcos CF acabó cayendo por la mínima ante la UB Lebrijana. ¿Cómo fue el partido?

La verdad es que fue un partido muy igualado. Se sabía que iba a ser un partido de muchos duelos, de mucha intensidad. Tuvimos más acercamientos que ellos, pero la primera que tuvieron la metieron. Así, se dedicaron a hacer su partido: a defender, a apretar y a tratar de salir a las contras. Nosotros, últimamente no estamos teniendo suerte de cara a gol: tenemos muchos acercamientos, pero no los materializamos. Ese fue el partido: muy igualado y el que marcó se llevó los tres puntos.

En su opinión, ¿dónde cree que pudo estar la clave del encuentro?

En meter algunas de las que tuvimos. Si nos llegamos a poner por delante o a empatar, ya hubiera sido otro partido. Lo intentamos, jugamos mucho por fuera y el equipo trabajó genial… A ellos hay que darles la enhorabuena porque hicieron un partido muy serio. Fue todo muy igualado y el que marcara se iba a llevar los puntos, eso fue lo que decidió el partido. El fútbol es así y si no metes los goles no ganas.

Tras esta derrota, el Arcos CF se sitúa en decimoquinta posición, con 28 puntos. ¿Cómo valora, en líneas generales, la temporada realizada por los suyos en el Grupo X de Tercera División?

Empezamos muy bien, pero tampoco hemos tenido suerte con las lesiones. Hemos tenido varias lesiones y duraderas. La plantilla también se ha quedado un poco corta: han salido jugadores y se ha quedado un poco corta. Desde el club se dice que esto se va a solucionar y que van a llegar refuerzos. Estamos contando con 10 o 11 jugadores de campo. Estamos rellenando con juveniles, que están jugando de titular: tampoco se les puede pedir más. Esperemos que nos reforcemos porque esta Tercera División es bastante dura y vamos a sufrir bastante de aquí al final.

Anímicamente, ¿cómo se encuentra el equipo?

El equipo estos meses atrás ha estado un poco jodido. También ha habido en estos meses atrás problemas institucionales, pero parece que poco a poco se van solucionando y la cosa se va encauzando. El equipo nunca entrega la cuchara: día a día trabaja muchísimo. Es un equipo joven, que quiere hacer algo bonito en el fútbol. La verdad es que los chavales tienen muchas ganas de trabajar y por ese lado estoy tranquilo porque sé que vamos a estar luchando hasta el final. Estamos a cuatro puntos del descenso y no hay otra que seguir trabajando, luchando y mejorando. No hay otra forma de sacar esto adelante.

¿Cómo está viviendo la batalla por despegarse de la zona baja de la tabla clasificatoria del Grupo X de Tercera División?

Nosotros queremos no estar ahí. No es excusa, pero tenemos una plantilla muy corta. Esta semana ante la UB Lebrijana han jugado dos juveniles de titulares porque no había disponibles: solo había un central disponible, yo que soy más mediapunta estoy jugando de pivote, uno que es delantero se tiene que echar a la banda… Se nos está juntando el hambre con las ganas de comer y es un poco difícil sacar los partidos adelante con tantas dificultades. Este año la Tercera División no tiene a ningún equipo fácil: es muy dura, con muchos equipos fuertes. Habrá que seguir luchando.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto del Arcos CF sobre el rectángulo de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

Virtud, te diría la intensidad, las ganas y la ilusión que tiene el equipo. Como defecto, destacaría que la plantilla es muy corta. Tenemos muchos minutos acumulados, con partidos entre semana… El equipo está un poquito mermado, un poquito cansado y quieras que no, eso lo acusas en el campo.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por Pepe Bermúdez?

El míster es un tío que trabaja mucho, que trabaja bien. Se lo curra mucho y día a día trabaja para que el equipo mejore. La valoración de todo el cuerpo técnico es muy positiva. Todos son muy comprometidos, con muchas ganas de trabajar. No se les puede reprochar nada.

En el plano personal, esta supone su quinta temporada en las filas del Arcos CF. ¿Qué significa para usted jugar en este club?

Yo soy de aquí, de Arcos. He jugado aquí casi toda mi vida desde pequeño. Salí al Xerez CD, donde jugué en División de Honor en Juveniles y después en Senior, teniendo la suerte de debutar en Segunda División. Después me fui al Gimnàstic de Tarragona y de ahí volví aquí, a casa. Estoy muy contento aquí, me siento muy querido y valorado. Me salieron cosas para salir, pero antes pongo mi felicidad que el poder ir a un equipo donde a lo mejor pueda ganar más dinero o tener otros objetivos. Soy feliz aquí y no tengo pensamiento de moverme. Esta temporada estoy teniendo muchos minutos: lo he jugado todo prácticamente. Y nada, estoy contento aquí en casa.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento que le ha tocado vivir estos años en el Arcos CF?

Hace dos temporadas jugamos el play-off de ascenso. Fue muy bonito ver al pueblo ilusionado y volcado. Todo el mundo iba al estadio, ibas por la calle y todo el mundo te daba ánimos… La ilusión que tenía el pueblo, siendo de casa y ver a familiares, amigos y vecinos contentos e ilusionados con el Arcos CF, fue una satisfacción para uno. Esa fue la etapa más bonita aquí, la del año del play-off.

En lo que llevamos de temporada 2018-2019 ha participado en 24 partidos, consiguiendo cuatro goles. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

Me siento muy cómodo. Es un equipo joven, con muchas ganas y eso te lo hace un poquito más fácil. Intento poner un poco más de veteranía, ayudando a los compañeros. Me estoy sintiendo muy importante y muy cómodo con el juego del equipo.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene de cara a lo que resta de competición en el Grupo X de Tercera División?

A nivel personal, espero seguir jugando todos los minutos y ayudar al equipo lo máximo posible. Intentar hacer goles, aunque ahora estoy jugando más retrasado por la lesión de Bugatto. Soy un jugador que intenta hacer goles todos los goles. Juego donde haga falta, donde me diga el entrenador. A nivel colectivo, espero salvarnos lo antes posible: meternos en la zona media y no pasar por tantos apuros.