Entrevista a Lopito, futbolista del Linares Deportivo

Fernando López Huete, Lopito, (Jaén, 30-09-1992) afronta con el Linares Deportivo la última eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda División B. Una ronda a la que los azulillos lograron clasificarse tras remontar y superar al Moralo CP en una apasionante tanda de penaltis en Linarejos. Ahora, la escuadra linarense se medirá a doble partido al CF La Nucía para lograr el salto a la división de bronce de nuestro fútbol. Muy amablemente, el cancerbero atendió la llamada de El Córner del Sur para repasar la actualidad de su equipo y sus sensaciones de cara a esta decisiva eliminatoria.

El Linares Deportivo ha sido capaz de llegar hasta la tercera eliminatoria del play-off de ascenso a Segunda División B. ¿Cómo ha visto a su equipo en la postemporada?

Muy enchufado. Era nuestro objetivo principal, a principio de temporada nos marcamos el play-off: se consiguió muy pronto, quizás antes de lo que la gente esperaba. Hemos llegado bien al play-off y hemos demostrado que estamos ahí por méritos propios. Estamos enchufados, ya hemos visto las dos remontadas que hemos hecho y se ha notado que el equipo tenía ganas del play-off y lo estamos demostrando.

En la vuelta de la segunda eliminatoria, el Linares Deportivo acabó superando al Moralo CP en la tanda de penaltis. ¿Cómo recuerda el partido?

Ha sido el partido más grande vivido aquí en Linares. Este es el quinto año y es verdad que he vivido un ascenso, una salvación… He vivido muchas cosas, pero como ese partido yo creo que nada. Creo que es un partido que se va a quedar ahí marcado y que la gente lo va a recordar también siempre.

En su opinión, ¿dónde cree que pudo estar la clave de la remontada?

En que creímos hasta el final. La clave fue que el equipo creyó hasta al final. Cuando ya parecía que estábamos fuera, pero creímos y dimos el último empujón y al final pues nos lo llevamos. Desde que terminó el partido en Navalmoral hasta que terminó la eliminatoria en los penaltis, el equipo creyó hasta el final. Esa fue la clave.

¿Cómo vivió la tanda de penaltis?

Tranquilo. Al final, un portero en una tanda de penaltis tiene más que ganar que de perder. Te lo tienes que tomar así. Hubiese sido un error por mi parte haberme puesto nervioso y al final la tranquilidad te hace ver las cosas de otra manera, te hace intentar intuir dónde van los lanzamientos,  ver un poco al rival,  analizarlo un poquito más… Es poco tiempo el que tienes, pero al estar tranquilo puedes ver mejor ese tema.

En la primera eliminatoria superaron al CD Tenerife “B” en la prórroga, en la segunda eliminatoria derrotaron tras una prórroga y penaltis al Moralo CP… ¿Cree que de cara a lo que queda les puede afectar ese cansancio extra?

Es un cansancio con el que no contábamos. No nos esperábamos jugar 120 minutos en los dos partidos de vuelta. Pero bueno, intentamos recuperarnos lo mejor posible. El preparador físico, el fisio y todo el cuerpo técnico trabajan para que la recuperación sea lo más rápida y lo mejor posible. Puede llegar un momento en que nos pase factura, pero no podemos pensar en eso ni ponerlo como excusa. Hemos llegado hasta aquí, tenemos que seguir hasta el final, sean cuales sean los minutos que juguemos.

Tras el sorteo del pasado lunes, les tocará pelear por el ascenso ante el CF La Nucía. ¿Qué opina del que será su próximo adversario?

Es un rival complicado porque el grupo valenciano ya sabemos todos que siempre es fuerte. Es el segundo clasificado, con muy pocos goles encajados. Es un equipo veterano, con jugadores con experiencia en categorías superiores. Saben jugar estos partidos y gestionar las emociones en este tipo de partidos. Va a ser complicado precisamente por eso, porque además de ser jugadores con mucha calidad, saben de qué va esto. Será una eliminatoria muy complicada.

La ida se disputará en Linarejos. ¿Qué importancia tiene para ustedes el golpear primero en esta serie por el ascenso?

Yo creo que es importante porque venimos de dos eliminatorias en las que fuera de casa nos ha costado un poco empezar los partidos. Hemos visto que los resultados no han sido los que esperábamos y que en casa pues sí lo estamos teniendo, sí estamos siendo nosotros mismos. Quizás por esa parte nos venga bien empezar en casa, para irnos con buenas sensaciones para encarrilar la eliminatoria.

Cuenta con una gran experiencia en este tipo de eliminatorias. ¿Cuál es a su juicio el factor más importante a la hora de afrontar estos partidos?

El factor importante al final es la cabeza. Intento tomármelos como partidos normales, pero al final no lo son. La cabeza la tienes que tener tranquila, bien amueblada y saber leer bien los partidos: gestionar bien las emociones y no salirte nunca del partido. Como nos pasó ante el Moralo CP, creer siempre que se puede conseguir porque hasta que no pite el árbitro no hay nada hecho. Hay que creer siempre y estar tranquilos.

Mirando a su equipo, ¿cuál considera que puede ser la mayor virtud en estos momentos?

La mayor virtud está en el equipo. Somos un equipo y no hay individualidades. Es verdad que cada jugador tiene sus propias características, pero lo mejor es que cada uno las ponemos al servicio del equipo. Nos partimos la cara por el compañero de al lado. Esa es la mayor virtud nuestra: el compañerismo, el trabajo en equipo.

Si tuviera que lanzar un mensaje a la afición del Linares Deportivo de cara a este primer partido de la tercera ronda del play-off, ¿cuál sería?

La gente aquí yo ya la conozco, sé cómo es y poco le puedes pedir ¿no? Están dando la talla más que nosotros. Si no nosotros estamos dando la talla, ellos la están dando más. Entonces el único mensaje es que confíen en nosotros, que nosotros lo vamos a dar todo por este escudo. Que pase lo que pase que estén orgullosos de nosotros, porque lo vamos a dar todo. Vamos a intentar darles una alegría, que se la merecen.

Para acabar, ¿qué significaría para usted poder conseguir el ascenso a Segunda División B con el Linares Deportivo?

Pues sería lo más grande. Al final sería por lo que he vuelto aquí. Después de un año de estar fuera, vuelves con la idea de subir a Segunda División B, de dejar al equipo donde mínimo se merece estar. El descenso fue un palo gordo, no lo mereció este club. Así que ascender con el Linares Deportivo sería lo más grande.