Entrevista a Juan Antonio Pérez, entrenador de porteras del CD Rincón Femenino

Juan Antonio Pérez Montes afronta en esta temporada 2019-2020 un nuevo y atractivo reto en su carrera como preparador de porteros, puesto que se ha sumado al cuerpo técnico del CD Rincón Femenino. Un equipo en el que vive su primera experiencia en el fútbol femenino,  trabajando con las porteras del equipo Senior y del equipo Cadete. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para hablar de sus primeros pasos en este equipo.

Lo primero, háblenos de su trayectoria como preparador de porteros.

Estuve jugando muchos años a nivel andaluz en Fútbol 7 y en Fútbol 5. Con 40 años empecé en Marbella, en varios equipos. Hace seis meses que llegué al Rincón de la Victoria a vivir y, casualmente, conocí a Carlos. Él me ofreció este puesto. Yo nunca había entrenado a chicas y me hizo mucha ilusión: le dije que sí inmediatamente. Desde la pretemporada ya estoy trabajando con ellas.

¿Qué fue lo que más le atrajo de sumarse al cuerpo técnico del CD Rincón Femenino?

Me atrajo muchísimo el tema de trabajar con chicas, me hacía mucha ilusión. Conocía poco el fútbol femenino y eso fue lo que más me atrajo.

¿Cómo se coordina con el resto de miembros del staff técnico del CD Rincón Femenino?

Nosotros entrenamos tres veces a la semana; los domingos normalmente son los partidos. Primero hacemos un calentamiento general junto con nuestro entrenador y nuestra segunda entrenadora. Ya después tengo que trabajar con ellas, con un calentamiento específico como con un entrenamiento específico de porteras. El entrenamiento suele durar una hora y media; conmigo están 45 minutos. Luego hay una media hora con un partido entre nosotros, donde se ponen las porteras a cada lado: yo corrijo pequeños defectos.

¿Qué destacaría de las porteras que tiene ahora mismo el CD Rincón Femenino en plantilla?

También entreno a las dos Cadetes. Tenemos cuatro porteras: dos del equipo Cadete, que tienen 12 y 13 años, y dos Senior, que tienen 25 y 27 si no recuerdo mal. Entreno a las cuatro y tenemos un nivel bastante bueno. Hay una chica que está empezando, pero apunta maneras; la otra chica del equipo Cadete tiene muy buenas maneras. Las otras dos, del equipo Senior, juegan muy, muy bien. De hecho, vamos cambiándoles la titularidad: no se la damos a una sola porque las dos son muy buenas.

¿Existe mucha diferencia entre la forma de trabajar con las porteras del equipo Senior y las del equipo Cadete?

Sí, hay mucha diferencia. Evidentemente, no es la misma preparación ni el mismo tipo de entrenamiento. Estamos hablando de 12 y 13 añitos. La fuerza de la pelota la tengo que acomodar, más o menos, con los tiros que pueden llegar a recibir. A las dos mayores sí son unos tiros reales, y a las dos pequeñas con un poco de menos intensidad.

¿Qué significa para usted ser preparador de porteras?

Me hace muchísima ilusión. Como además fui portero, me hacía ilusión este reto que me propusieron de entrenar a chicas. Con las Senior estoy desde la pretemporada y han visto el fruto de mi trabajo, que creo que es bueno aunque no sé está mal que lo diga yo, me han dado a las dos del equipo Cadete. Tengo mucha ilusión con las chicas, francamente.

¿De qué manera ha evolucionado la preparación de porteras con el paso del tiempo?

Ha evolucionado muchísimo. Una hora o dos antes me preparo, cambiando los ejercicios porque no son todos los días igual. Me meto mucho en Google, en YouTube y veo cositas nuevas que van apareciendo. Tenemos que estar al día con esto, porque si no, nos quedamos atrás. Así, me ayudo mucho de Internet además de la experiencia que tengo de haber jugado y haber entrenado.

Suele decirse que se juega como se entrena. ¿Cómo le gusta que sean los entrenamientos de sus porteras? ¿En qué aspectos trata de hacer más hincapié?

Me gusta que sean intensos en las Senior. Las pequeñas están empezando, aunque los últimos 10 minutos son  más intensos. Vamos haciendo, como son los lunes, los miércoles y los viernes, vamos variando. El calentamiento básicamente es el mismo, pero cambiamos los entrenamientos. Trabajamos las salidas por abajo, las salidas con balones aéreos, las prolongaciones, las faltas con barrera, los penaltis… El trabajo con los pies, por supuesto: es fundamental. También hacemos ejercicios de velocidad de reacción, los blocajes y carreras, potencia de salto, reflejos… Hay muchísimos ejercicios, que los repetimos mensualmente.

A nivel mental, ¿cómo es la preparación que lleva a cabo con las porteras para que puedan lidiar con aspectos como la presión o los errores?

Tienes que ser en este trabajo un poco psicólogo, para el tema de tenerlas contentas. Con los errores, jamás voy a hacerlo porque no es mi modo, pegar un grito o enfadarme… Todo lo contrario: se trata de potenciarlas y luego, corregir el error. ¿Qué lo vuelve a cometer? Volvemos a repetir otra vez. Mentalmente es fundamental que tengamos mucha complicidad entre nosotros. Hay que tenerlas contentas y motivadas, que es parte de mi trabajo también.

Tengo que matizar que parte de mi trabajo es grabar los partidos. Entonces, así después podemos hablar con ellas sobre los fallos y los errores que han podido cometer. Es muy importante para nosotros.

¿Cómo se fomenta la competitividad interna por el puesto en la portería?

La competitividad interna tiene que existir. Lo que no castigo son los errores: yo los corrijo. Como te he comentado antes, las voy cambiando en cada partido porque tienen un nivel muy bueno las dos. Además, las cambiamos en los partidos: normalmente, cada una juega una parte. Dependiendo del rival una puede jugar 50 minutos y la otra el resto… Va en función del tipo de partido que vamos a tener, porque estudiamos a los rivales aunque seamos un club pequeñito. Tratamos de hacerlo todo lo mejor posible.

Mirando un poco a la categoría, ¿cómo ve el nivel en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga?

El nivel de las 10 primeras de la tabla es bastante bueno; luego hay un abismo grande, la verdad. Me da pena decirlo. Hay 10 equipos que están bastante bien preparados y ya el nivel de los siete que quedan es bajito. Lamento decírtelo así, pero es lo que yo veo.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene de cara a este curso 2019-2020?

Estamos empezando con este cuerpo técnico este año. Carlos Belmonte ha estado varios años solo con estas chicas y poco a poco hemos ido llegando la segunda entrenadora, yo mismo o el delegado, que también ayuda. Las expectativas de cara a este año es quedar entre los cinco primeros; ya el año que viene miraremos un poquito más arriba. Pero este año, nos gustaría quedar entre los cinco primeros. Creo que tenemos equipo para ello.