Entrevista a José Zafra, entrenador del Ciudad de Chauchina CF Cadete

José Antonio Zafra Martín cumple una nueva campaña a los mandos del equipo Cadete del Ciudad de Chauchina CF. El curso pasado debutó en la categoría con el equipo, siendo una temporada de aprendizaje. Los frutos al trabajo desarrollado en este tiempo están comenzando a verse en esta temporada 2018-2019, donde el equipo ha dado un paso más. Muy amablemente, el técnico atendió la llamada de El Córner del Sur para valorar lo que está dando de sí esta temporada.

Cuéntenos su trayectoria en el mundo de los banquillos.

Llevo tres años en formación con las niñas. Empecé en categoría metropolitana, a través del Coordinador del club y de Celso, el entrenador del equipo Senior, que quisieron que llevara a ese equipo. El primer año hubo muchas niñas, de aprendizaje y que querían disfrutar del fútbol. El año pasado el equipo se federó y este año también: tengo un grupo muy bonito.

La pasada campaña ya se hizo cargo del equipo Cadete del Ciudad de Chauchina. ¿Cómo vivió aquella temporada?

Sí, el año pasado fue el primero en el que las niñas estuvieron federadas. Fue un año más complicado, en el que conseguimos dos o tres puntos nada más: jugábamos ante rivales que llevaban muchos años en el fútbol y nosotros estábamos empezando. Las niñas estaban todavía muy verdes, pero tenían la mentalidad de tratar de disfrutar, aprender y dar buena imagen.

¿Cómo ha sido el proceso de formación de la plantilla de cara a este curso 2018-2019?

Esta temporada se engancharon niñas del año pasado, más cuatro o cinco fichajes de equipos de alrededor. El objetivo era hacer este año un equipo más competitivo que el del año pasado. Desde el principio se ha notado la mejoría muchísimo. Las niñas vieron el año pasado cómo era la categoría y este se las ve de otra manera.

¿Qué destacaría de las jugadoras que tiene a su cargo?

Sobre todo, la competencia, la actitud y las ganas que le ponen en cada entrenamiento. Cuando vas a los entrenamientos ves a las niñas que se lo toman muy, muy en serio. Están a muerte conmigo. Van siempre juntas, con mucho compañerismo y sin crear ningún problema. Quieras que no, eso al final lo agradeces mucho.

¿Cuál es la importancia que tiene la cantera en el Ciudad de Chauchina?

Para mí, la cantera tiene bastante importancia. De hecho, Celso se ha llevado ya varias semanas a cuatro o cinco jugadoras del Cadete y ayuda muchísimo. El único problema, es que a lo mejor, creo que ha habido niñas a las que les ha podido faltar un año más en Cadete para no notar tanto el salto tan grande que hay a jugar en Senior.

¿Cómo es la rutina de entrenamientos que lleva a cabo en el equipo?

Entrenamos dos días, martes y jueves. En cada entrenamiento intento que las niñas den su mayor rendimiento. Sí se ha notado en el estado físico las Navidades, alguna ausencia en el entrenamiento… Pero todas las niñas tienen buen compañerismo tanto dentro como fuera del vestuario. Intento que todas vayan a una, que sean un equipo y que no se bajen del barco: que sigan todas hasta el final.

A usted como entrenador, ¿cómo le gustaría que jugara su equipo?

Lo primero que les enseñé a las niñas fue a tratar de jugar desde abajo, sin dar pelotazos. Este año se está viendo algo más: las niñas están jugando más la bola. Les pido que siempre den el máximo. Que se vea que somos un equipo y que competimos los 80 minutos.

En este curso 2018-2019 su equipo milita en la Segunda Andaluza Cadete de Granada. ¿Cómo es esta categoría?

Creo que la categoría es bastante competitiva. A lo mejor tanto el Granada CF como el Monachil llevan muchos años jugando al fútbol y eso se nota mucho. Pero, como siempre les digo a mis niñas, todos los partidos hay que competirlos porque ningún equipo es más que nadie. Jugando a muerte en todos los partidos se le puede ganar a cualquier equipo. El año pasado nos metían 15 o 16 goles, pero este año a cualquier equipo le cuesta una barbaridad ganarnos.

Por el momento, ocupan la séptima posición, con 13 puntos. ¿Cómo valora la temporada realizada por las suyas?

La verdad es que empezamos con una racha de dos o tres victorias, pero a partir de ahí después de Navidad hubo un bajón. Hemos tenido que tirar un poco de niñas más chicas, Infantiles y Alevines, y se ha notado el escalón. Ahora estamos recuperando un poco ese tono, recuperando a chicas que faltaban y estamos empezando otra vez a ir hacia arriba.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada para ustedes?

El mejor momento de la temporada creo que fue al principio, antes de las Navidades. Las niñas estaban muy motivadas, a partir de los dos primeros partidos que ganamos. Ellas mismas vieron que esto no tenía nada que ver con el año pasado. Se lo tomaron muy en serio y sacaron puntos, rindiendo y haciendo entrenamientos muy serios.

Para finalizar, ¿qué espera tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a lo que queda de competición?

Espero y quiero intentar acabar lo más arriba posible. Ya no acabar entre los cuatro primeros, pero sí tratar de ganar los partidos que quedan. Y sobre todo, dando buena imagen. Creo que se merecen, de verdad, estar peleando arriba por el trabajo que realizan. El año pasado sacaron dos o tres puntos y este, ya han sumado 13. Se lo merecen.