Entrevista a José Luis Carreño, entrenador del CD Ronda Femenino

José Luis Carreño Pérez afronta, en esta temporada 2019-2020, un atractivo reto: el de dirigir al CD Ronda Femenino. Un equipo que compite por primera vez en la Segunda Andaluza Femenina de Málaga, con el objetivo de ir creciendo partido a partido. Muy amablemente, el técnico atendió a El Córner del Sur para hablar de sus sensaciones y de los primeros pasos del equipo.

Lo primero, cuéntenos su trayectoria en el mundo de los banquillos.

Este año es el primero como entrenador en Fútbol 11 con chicas. Ya había entrenado anteriormente durante tres temporadas en fútbol sala y este año me aventuré a algo diferente y decidí coger este equipo nuevo.

¿Cómo se produjo su llegada al banquillo del CD Ronda Femenino?

Conocía a la que ahora es la capitana del equipo, pues ya la tuve como jugadora en fútbol sala. A raíz de ella, hablando con los directivos, decidieron sacar este equipo adelante y buscaron un entrenador. Se pusieron en contacto conmigo y me explicaron el proyecto que tenían en mente y me gustó. Por eso decidí embarcarme con ellas.

¿Qué fue lo que más le atrajo de la posibilidad de hacerse cargo de este conjunto?

El trabajar con chicas. El fútbol femenino está ahora a un gran nivel. Es una pena que todavía le falte mucho para equipararse con los chicos, pero no tiene nada que envidiarle. Yo podía entrenar en mi pueblo, pero cuando esta chica se puso en contacto conmigo y me explicó el proyecto que había, no lo dudé ni un minuto.

Mirando al presente, ¿cómo ha sido el proceso de formación de la plantilla de cara a esta temporada?

El proceso ha sido complicado. No es lo mismo encontrar 20 chicas que 20 chicos. Ha sido complicado. Casi todas las jugadoras que tenemos son muy nuevas, están luchando en una Liga bastante alta. Vienen de fútbol sala, que es muy diferente al Fútbol 11. Entonces, la selección ha sido muy rara, por ese tema. Es complicado encontrar a chicas con un alto nivel para competir. Yo ya no he mirado el nivel que tenían, sino sus ganas y entusiasmo. Este es el primer año, que es para adaptarse y disfrutar: no importan los éxitos, sino que se forme un equipo y enseñar a las chicas.

A su juicio, ¿cuál es la mayor dificultad de empezar un proyecto deportivo completamente nuevo?

La complicación que tiene es sobre todo porque tienes que hacer un equipo nuevo. Tienes que hablar mucho con las chicas, estar muy en contacto con la directiva… Para mí es algo nuevo, porque en fútbol sala son 11 chicas como máximo: aquí hay 25 fichas. Es un reto muy grande sacar esto adelante.

¿Qué destacaría de las jugadoras que tiene a su disposición esta campaña?

Lo que más destaco son las ganas que tienen de jugar y de entrenar. Hay chicas que tienen 14 o 15 años. Son la mayoría muy jovencitas, aunque tenemos algunas que son veteranas. El primer día que me encontré con ellas, que en esta competición hay chicas que por su edad no pueden jugar, siguen entrenando para el año que viene poder jugar.

¿Cómo es la rutina de entrenamientos que siguen en el CD Ronda Femenino?

Entrenamos los lunes y los jueves, en el campo de la Ciudad Deportiva y en el otro que tenemos en el fuerte. Estamos tocando césped natural y césped artificial. Los partidos en casa los jugamos en césped natural, pero hay en esta Liga muchos equipos que no se lo pueden permitir y juegan en césped artificial. De ahí, que entrenemos en los dos sitios.

¿Piensa que se juega como se entrena?

Hay veces que sí. Hay otras que, aunque entrenes de una manera, delante tienes a un contrincante que intenta ponértelo más difícil y cambiar tu planteamiento. Obviamente, no se puede jugar como se entrena: entrenas con compañeras y juegas contra otras que no conoces. Te plantean los partidos mucho más difícil. Gracias a Dios tengo un compañero, Germán, que nos está echando una mano con su experiencia. Nos viene muy bien tanto a mí como a mi segunda entrenadora, que es Rocío.

En líneas generales, ¿cómo valora el inicio del campeonato de su equipo?

A mí me gustaría ganar todos los partidos siempre, porque uno tiene el instinto de ganar. Pero como están jugando últimamente, me doy por satisfecho: hemos jugado ante muchos equipos fuertes. Aunque haya habido algunos errores y algunas derrotas, me las tomo como victorias. Son nuevas, están jugando contra equipos que llevan muchos años en esta categoría y que son mucho más mayores que ellas. Los resultados, para mí… Irme a casa con un 0-2 o un 0-3, ante esos grandes equipos, me los tomo como una victoria.

El fin de semana pasado su equipo cayó en su visita al CD Benalmádena por 2-1. ¿Cómo vivió el choque?

Lo viví intenso. Nos plantearon una táctica que las anuló totalmente; buscamos soluciones y se encontraron, pero cuando el equipo reaccionó ya era demasiado tarde. Nos encontramos con el 2-1, seguimos achuchando pero ellas se encerraron atrás e hicieron un muy buen trabajo para que no empatáramos. Me vine mal, porque sé que mis chicas pueden hacer mucho más.

En su opinión, ¿cómo ve esta temporada la categoría?

La categoría es bastante fuerte para ser nuestro primer año. Hay equipos que cuentan con ex jugadoras de Primera División y encontrarte con estos rivales, con jugadoras súper fuertes y con un nivel tan alto de fútbol… Es un hándicap muy fuerte. Pero estamos ahí peleando, dando el 100% para tratar de dejar al CD Ronda lo más alto posible.

¿Cómo considera que es, en estos momentos, el fútbol femenino en la provincia de Málaga?

Lo veo muy bueno. Se debería mejorar en algunos aspectos, como he comentado queda mucho para que el fútbol femenino esté igual que el masculino. Y es una pena, porque en calidad no se nota. Vengo del fútbol masculino, las veo jugar o entrenar y me sorprenden. No estamos todavía muy adecuados a ver a un equipo femenino. Tienen una Liga muy fuerte. En el tema de arbitrajes lo veo un poco escaso: tenemos solo un árbitro, sin asistentes; en masculino tienen a su árbitro y sus dos asistentes. Eso se nota mucho durante el juego. 

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a esta temporada?

Hombre, no se puede pedir mucho por el tema del nivel de la Liga. Mis expectativas, si siguen trabajando como hasta ahora, están bastante altas. Calidad hay, ganas hay e ilusión hay. Personalmente, estoy muy motivado. Y cuando tienes a un  entrenador muy motivado y con ganas de hacer algo bonito, creo que las chicas lo notan y están deseando aprovechar su oportunidad.