Entrevista a Javi Bravo, futbolista de la UE Sant Julià

Javier López Filpo, Javi Bravo, (Málaga, 04-05-1996) aterrizó esta temporada en las filas de la UE Sant Julià, para vivir una nueva experiencia en su carrera. Tras haber pasado por clubes como el Alhaurín de la Torre CF, la UD San Pedro, el Extremadura UD, el CD Rincón, el Arandina CF o el CD Arenteiro, el cancerbero afrontó la aventura de jugar en uno de los punteros del campeonato de Andorra. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para hablar del equipo y de sus primeros pasos en el mismo.

Esta temporada asumió el reto de jugar en la UE Sant Julià. ¿Cómo se produjo la posibilidad de aterrizar en este equipo?

Se produjo  a través de un agente que me comentó la posibilidad de venir para Andorra y el proyecto que había en la UE Sant Juliá. Nos pusimos en contacto con el director deportivo y fue algo rápido y de pensar poco.

¿Cuál fue el aspecto que más le atrajo de jugar en este club andorrano?

El aspecto que más me atrajo  fue el proyecto, el poder intentar formar parte la historia de la UE Sant Juliá para conseguir los objetivos que tenemos marcados desde pretemporada y el poder disfrutar de la Primera División.

¿Cómo resultó su adaptación tanto al equipo como al campeonato?

Pues si te soy sincero mi adaptación al equipo fue fenomenal. El grupo que hay creado, tanto personal como colectivamente, es excepcional y es algo de agradecer al estar a tantos kilómetros de casa. Y en cuanto al campeonato es completamente distinta a la Liga española, con sus pros y contras, pero una gran experiencia.

Mirando a su equipo, ¿cómo valora el arranque de competición de la UE Sant Julià en este curso 2019-2020?

El arranque creo que está siendo el deseado. Estamos sacando los resultados que a fin de cuentas es lo que interesa en este deporte y el sumar de tres en tres. Como todo equipo, con aspectos a seguir puliendo y trabajando, pero la capacidad de mejora que tiene este equipo es muy grande.

¿Cuál diría que está siendo la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

La virtud que tiene este equipo es la unión que hay creada desde primera hora,  nos apoyamos de tal manera como si llevásemos jugando  más tiempo y es el principal desencadenante del inicio liguero que estamos haciendo.

¿Cómo valora el nivel del campeonato liguero de Andorra?

El nivel liguero de Andorra es completamente diferente al español. Somos  menos equipos, tenemos más parones a lo largo de la Liga y quizás algo inferior al español.

En el plano personal, ¿cómo se está encontrando en este arranque de temporada con la UE Sant Julià?

En lo personal no está siendo el más deseado, ya que como a todo jugador le gusta sumar minutos y sentirse protagonista,  me está tocando ayudar al equipo de otra manera y a mi compañero Miguel aportando una competencia sana que nos permita estar a los dos al mejor nivel posible y estar preparado para cuando tenga la oportunidad.

¿Qué le está aportando futbolística y personalmente esta aventura en Andorra?

Futbolísticamente el poder disfrutar de la Primera División, que dos temporadas atrás jamás pensaría que podría ir cumpliendo estos objetivos. Y si Dios quiere, el poder vivir una fase previa en Europa. En cuanto a lo personal, pues una experiencia más que me hecho a la maleta: un país distinto, un clima diferente y es algo que con los años se quedará para contar anécdotas (risas).

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso?

En lo personal disfrutar la experiencia de vivir aquí y poder seguir disfrutando de lo que me gusta y a lo que me dedico y poder acabar gozando de los minutos deseados. En cuanto a lo colectivo conseguir los objetivos marcados desde principios de temporada que son la Liga, la Copa y Europa.