Entrevista a Helena Mañas, futbolista del Atlético Estudiantes

Helena Mañas Hernández afronta en este curso 2018-2019 una nueva campaña en las filas del Atlético Estudiantes. Un club con el que en esta temporada ha gozado de bastantes minutos en la Segunda Andaluza Femenina de Almería, aportando su granito de arena en la batalla por la tercera posición. En ese sentido, su equipo afronta este próximo fin de semana un partido vital ante el CD El Ejido Femenino. Muy amablemente, la jugadora atendió la llamada de El Córner del Sur para repasar esta campaña y sus sensaciones sobre el terreno de juego.

Háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Con 16 años empecé a jugar al fútbol sala: estuve un año en el Comarca de Níjar. Luego lo dejé por los estudios y cuando acabé el Bachiller fui a la UD Pavía y volví a jugar. Estuve tres temporadas jugando allí, donde prácticamente lo ganamos todo. Pudimos jugar por el ascenso. El año pasado llegué al Estudiantes, jugando otra vez el ascenso. Y así, hasta este año.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Como futbolista, en general, soy exigente. A mí me gusta hacer las cosas bien. Antes me lo tomaba más como un hobby, pero ahora me lo tomo como algo más serio.

La pasada campaña ya jugó en el Estudiantes. ¿Cómo recuerda su primera temporada en el equipo?

Muy motivante. Cuando llegué, se tenían los objetivos bastante claros, que era ser al menos las primeras en la clasificación de Almería. Jugábamos la Liga con los equipos de Granada y daba igual si quedabas tercero, que si eras el primero de Almería jugabas la fase de ascenso. El club nos acogió bien a mí y a una compañera, que llegamos a la vez. Me pareció interesante también lo que quería el entrenador. Así que muy bien, la verdad.

Esta campaña ha tenido la oportunidad de marcar ocho goles en 14 partidos con el Atlético Estudiantes. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

Antes me afectaba más el marcar o no marcar. Ya no busco tanto eso. No juego tan adelantada y he visto que hacer goles o no, no es tan importante: prefiero ayudar al equipo. Me gusta más jugar en el mediocampo, repartiendo juego y dar pases. Ver a gente marcar me supone más satisfacción ahora mismo que marcar yo. De hecho, los goles que he marcado no han sido relativamente importantes.

¿Cuál ha podido ser, en el plano personal, el mejor momento de esta temporada?

Contando con que la temporada está siendo difícil, supongo que el partido ante la UD Almería Femenino de la primera vuelta. Conseguimos hacer un muy buen partido, solo perdimos 1-0. Supongo que ese fue el mejor momento de la temporada, con el satisfacción del trabajo bien hecho aunque el resultado no fuera favorable.

Su equipo compite esta campaña en la Segunda Andaluza Femenina de Almería. ¿Cómo valora la categoría?

Bien y mal. Cuando yo empecé con la UD Pavía solamente había cinco equipos en Almería, pero eran equipos que todas las jugadoras que los integraban tenían de 16 años para arriba. Este año, para mí se ha hecho muy mal la temporada por el hecho de que jugamos contra Cadetes y se nota mucho la diferencia. Más porque para muchas este es su primer año jugando al fútbol. Entonces, tú sales al campo y juegas contra niñas de 13 años… No juegas con la misma intensidad. Al final juegas tres vueltas, pero solamente compites contra tres equipos de la categoría. Está mal hecho, pero entiendo que no hemos podido decidir nosotras eso.

Por el momento, se encuentran peleando por la tercera posición. ¿Cómo considera que está siendo la temporada del Atlético Estudiantes?

Hemos tenido muchos altibajos. Comenzamos la temporada con los mismos objetivos con los que acabamos la pasada. Empezamos bien, pero tras los tropiezos contra la UD Pavía, el tener que irse el entrenador, una de nuestras mejores jugadoras… Ha provocado un declive en el equipo. Todo el entorno ha cambiado y ha sido difícil. Luchamos por la tercera plaza, luchamos por orgullos. Queremos aprender de los errores.

Si tuviera que destacar, en estos momentos de competición, una virtud y un defecto de su equipo, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

Como virtud, a día de hoy diría que somos un equipo unido. Si las cosas van mal, realmente nos apoyamos las unas a las otras. Como defecto, diría la poca paciencia. Queremos hacer las cosas tan bien que, cuando no salen, nos volvemos locas.

Esta pasada jornada consiguieron un contundente triunfo ante el CD UD Loma de Acosta. ¿Cómo vivió el choque?

Salimos con las ideas claras. Queríamos afrontar el partido desde otra perspectiva. No ganarlo por ganarlo, sino pensando en el partido de este fin de semana ante el CD El Ejido Femenino. Queríamos hacer cosas diferentes. No llegar y tirar a portería porque va a ser gol, sino crear una jugada, hacer una transición rápida con la mente puesta a nuestro próximo partido. Tuvimos la paciencia que otras veces no hemos tenido. Nos fuimos con un resultado corto al descanso, pero después llegaron los goles como queríamos.

De cara a este próximo fin de semana afrontarán un partido clave en casa del CD El Ejido Femenino. ¿Cómo ve a las celestes?

Fuerte. En la segunda vuelta nos costó muchísimo jugarles. Han tenido unos refuerzos que se notan, están más preparadas. Los veo fuertes pero no me esperaba la derrota que tuvieron la semana pasada. Pero no quiere decir nada. Pudo ser por un despiste, por circunstancias de un único partido… Me espero un partido muy exigente.

¿Por dónde cree que pueden pasar las claves del éxito de cara a este choque?

Creo que pasa por jugar exactamente a como estamos entrenando y en buscar los puntos débiles que seguro que tiene el CD El Ejido Femenino.

Para acabar, ¿cuáles son sus expectativas de cara a lo que queda de competición?

Espero que hagamos las cosas lo mejor posible y que sigamos todas unidas en el club. Que luchemos todos los partidos que queden: jugar, ganar, divertirnos… Y si puede ser, estar en la tercera posición de la tabla.