Entrevista a Garri, futbolista del Arenas de Armilla Femenino

Inmaculada Garrido Bailón cumple una nueva temporada en las filas del Arenas de Armilla Femenino. Un equipo que se encuentra peleando en la Segunda Andaluza Femenina de Granada-Jaén, luchando por estar en la zona cabecera de la tabla. Muy amablemente, la futbolista atendió a El Córner del Sur para hablar de sus sensaciones de cara a este curso 2019-2020.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

En primer lugar, me presento. Mi nombre es Inmaculada Garrido, pero me conocen como Garri. Comencé mi trayectoria en esto del fútbol hace 12 años, en el Imperio de Albolote. Estuve siete años jugando allí e intercalé una de sus temporadas jugando en el Atarfe Industrial con Santi Prieto, uno de los mejores entrenadores del fútbol granadino y, a día de hoy, un gran amigo. En mi última temporada en Albolote, tras ganar la liga, me fui al Granada B, pasando allí una de las temporadas que mejor recuerdo en cuanto a nivel futbolístico. Al año siguiente me lesioné ambas rodillas y tuve que parar. Tras dos años y medio de lesiones fiché por el Arenas de Armilla y comencé ahí mi recuperación. Dos temporadas después sigo aquí, siendo ahora este mi equipo actual.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me he ido formando y aprendiendo a lo largo de todos estos años que llevo jugando, y lo sigo haciendo. Intento transmitir calma y seguridad, ser constante tanto fuera como dentro del campo, pero sobre todo me defino como una jugadora que prima lo colectivo sobre lo individual, es decir, generosa con el equipo. Técnicamente mantengo un buen golpeo y desplazamiento de balón, pero sobre todo, en mí, priman las ganas, el coraje, y la confianza.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

He vivido muy buenos momentos dentro de un terreno de juego, pero me quedo con el partido frente al Estudiantes de Almería que nos clasificó para jugar la liga de Ascenso a Segunda División. Fue algo diferente, y que, pese a no jugarlo, lo disfruté y viví como la que más. Fue mi temporada más complicada, pero con la que más he aprendido. Me sentí muy orgullosa de mis compañeras y me hicieron partícipe de ello, por eso me quedo con ese momento.

Con respecto a la competición, ¿cómo valora el rendimiento del Arenas de Armilla Femenino en la Segunda Andaluza Femenina de Granada-Jaén?

El equipo está funcionando y trabajando bien. Hay un gran grupo que se ha visto beneficiado por los nuevos fichajes. Gente joven, con calidad y con mucha progresión. Cada vez encajamos mejor a nivel colectivo, con lo cual vamos a mantener un nivel que irá creciendo positivamente, pese a que hemos tenido tropiezos en los dos últimos partidos, pero así es el fútbol. Es algo que nos hace aprender y crecer. Seguiremos trabajando hasta el último día para conseguir en cada encuentro los tres puntos. Estoy muy contenta con el nivel del equipo, aún queda mucho por jugar y aquí no bajamos los brazos.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

El compañerismo, la calidad humana y el buen ambiente. Todo esto luego se refleja dentro del campo. Somos 26 jugadoras en el equipo, pero dentro del campo vamos todas a una. La calidad individual es importante, pero de nada sirve si luego a nivel colectivo no se destaca. No obstante, tenemos la suerte de contar con jugadoras que técnicamente son top.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por su entrenador?

Tenemos la suerte de contar con un buen equipo de trabajo. Entrenador, preparadores físicos, entrenadores de porteras, fisio, delegada… Todos ellos en conjunto están haciendo que esto funcione, y ver cómo creen y apuestan por todas nosotras, nos da confianza para pelear por el objetivo. No es fácil estar en esa posición, pero que exista buena relación ayuda a que las cosas marchen bien. Hay entendimiento, trabajo y comprensión.

El fin de semana pasado, su equipo tuvo que guardar descanso. ¿Cómo cree que les puede venir esa circunstancia de cara a sus próximos compromisos?

Lejos de perjudicarnos, creo que nos va a beneficiar. Veníamos de dos semanas complicadas en cuanto a resultados, el trabajo en el campo no se estaba reflejando. Estas semanas nos han servido para enmendar esos errores y recuperar fuerzas y positividad. No hemos parado, hemos estado trabajando fuerte y esperamos con ganas el siguiente partido.

En el plano personal, ¿cómo se está encontrando en los partidos que ha disputado esta campaña?

Viniendo de las lesiones no ha sido fácil. Pero cada vez más contenta, con seguridad y encontrándome a mí misma. El entrenador y mis compañeras me han ayudado mucho a esto, así que les estoy muy agradecida. La progresión es lenta pero positiva, así que eso me da la tranquilidad y la confianza de poder llegar a un buen nivel.

Mirando a la categoría, ¿cómo ve la Segunda Andaluza Femenina de Granada-Jaén?

Es una liga muy competitiva. Cada partido cuenta y te lo juegas todo. Tienes que competir al 100% para conseguir los tres puntos, y creo que eso nos hace crecer a todos los equipos que formamos la liga. Hay muy buen nivel y eso es positivo para todo el fútbol femenino.

¿Cómo valora el hecho de que esta temporada los equipos de Jaén y Granada compitan juntos?

En mi opinión, la unificación de ambas ligas ha sido un acierto. Equipos nuevos, enfrentamientos nuevos, más nivel… Todo beneficia la calidad de la competición. Con lo cual lo que sea para mejorar, bienvenido sea.

¿Cómo considera que es, a día de hoy, el estado del fútbol femenino en la provincia de Granada?

Si lo comparamos con años pasados, estamos en el buen camino para crecer. Un proceso lento la verdad, pero que poco a poco va encontrando la buena dirección. Aunque, como opinión personal, creo que las bases y el desarrollo de cómo va a estar enfocada la liga y la temporada deberían de prepararse y de comunicar con más tiempo a los clubes. Y si este formato está funcionando, no cambiarlo, sino ir mejorándolo. Hemos tenido ligas de todos los colores y formas en Granada. Ahora es cuando se están empezando a hacer las cosas medianamente bien y viendo resultados. Espero que vaya a más y mejor.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

Espero que podamos logar el objetivo, disfrutando de cada partido con buen juego y viviendo así buenos momentos que nos mantengan con la ilusión intacta. Si eso se consigue, habré logrado mi propósito personal.