Entrevista a Fede, futbolista del Atlético Espeleño

Federico Ezequiel Ruiz de Maio, Fede, (Avellaneda, 09-04-1987) es un jugador con una dilatada trayectoria a sus espaldas, que esta campaña recaló en el Atlético Espeleño. No está teniendo mucha fortuna su equipo en el Grupo X de Tercera División, peleando en estos momentos por abandonar los puestos de descenso. Una zona que el futbolista espera que su equipo acabe dejando gracias al trabajo y al esfuerzo del día a día. Para repasar la actualidad del equipo y sus sensaciones ante esta nueva aventura deportiva, el atacante concedió muy amablemente esta entrevista a El Córner del Sur.

En líneas generales, ¿cómo está viviendo esta temporada 2018-2019 con el Atlético Espeleño?

Está siendo un inicio de temporada, bueno ya mitad de la primera vuelta, complicado. Ha habido un cambio de entrenador incluido. No terminamos de conseguir las victorias, pero estamos trabajando bien y conscientes de que en esta línea todo va a llegar.

La pasada jornada su equipo recibió a la UB Lebrijana, sufriendo una derrota por 0-1. ¿Cómo fue el encuentro?

Fue un partido en el que arrancamos bien metidos, disponiendo de ocasiones: incluso, estuvimos a punto de meter un gol. Al final, apareció la dinámica que nos está pasando en los últimos encuentros: salimos bien, enchufados y acabamos recibiendo un gol cuando tenemos todo a favor. Y nos pasó lo mismo. Un tiro desde media distancia de ellos, se encontraron con el rechace, se anticiparon a nuestra defensa y metieron un gol. A partir de ahí aparecieron los fantasmas de los últimos partidos, en los que teníamos que darle la vuelta al marcador y no pudimos empatar, aunque dispusimos de ocasiones para ello.

En su opinión, ¿dónde cree que pudo estar la clave de este encuentro ante los sevillanos?

Sobre todo, creo que en el gol recibido. A nosotros nos cuesta materializar las ocasiones: el otro día tuvimos tres o cuatro ocasiones para empatar el partido y no fuimos capaces de conseguirlo. Y nos cuesta más si el otro equipo se pone por delante, que defensivamente se refuerza. Eso lo aprovecharon.

Su equipo ocupa la penúltima posición, con nueve puntos. ¿Qué cree que le ha podido faltar al Atlético Espeleño para conseguir resultados más positivos en estos encuentros?

Lo que te digo, materializar ocasiones y ganar algún partido para ver que el trabajo que estamos haciendo tiene recompensa. Al final compites, peleas, estás a punto de puntuar y siempre pasa algo: errores puntuales, errores individuales que nos llevan a tener que remontar. Eso complica la situación. Tampoco es justo decir que estamos ahí siempre por fallos puntuales, pero sí que es verdad que últimamente como equipo mejoramos bastante, pero tenemos que conseguir la victoria para ver que el trabajo que estamos haciendo da sus frutos.

A mediados del pasado mes de octubre se produjo la llegada de José Ángel Garrido al banquillo del Atlético Espeleño. ¿Cómo vivieron el cambio de entrenador?

Siempre que hay cambio de entrenador es complicado. Al final, la gente con la que convives tanto tiempo se crea un vínculo: son los que en mi caso te traen al club, te dan confianza y cuando les toca irse te duele. Es complicado, pero somos conscientes de que en el fútbol es lo primero que pasa cuando las cosas no van bien. Son situaciones desagradables que hay que vivir.

Desde que llegó José Ángel intentamos cambiar el chip lo más rápido posible, adaptarnos a su propuesta y trabajar para salir de ahí. Al final, saliendo de ahí, reconoces el trabajo y agradeces a la gente que te llevó al club.

¿Cómo está viviendo la pelea por abandonar los puestos de la zona baja en el Grupo X de Tercera División?

Está siendo complicada: el nivel del Grupo X de Tercera División es bastante bueno. Es complicado salir de ahí, es complicado sacar puntos. Al final cuando no lo consigues y tus rivales sí lo hacen, se va ampliando un poco más la brecha. Entonces, ves las cosas con un poco de pesimismo cuando terminan los partidos si no puntuaste. Pero es también lo que te dije antes: somos conscientes de que estamos trabajando bastante bien y lo que falta es que se vea reflejado en los resultados.

Si tuviera que destacar, en estos momentos de competición, una virtud y un defecto del Atlético Espeleño sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

Como virtud, destacaría las ganas y la fe que tenemos por salir de ahí. Es lo que nos está empujando por entrenar todos los días con muchísima intensidad, mentalizados de que en esta dirección creyendo que se puede salir de ahí lo vamos a conseguir. Como defecto, te diría que cuando recibimos un gol nos volvemos vulnerables porque aparecen los fantasmas esos de que va a ser muy difícil y complicado. Arriba nos está costando materializar las ocasiones.

Esta campaña supone la primera que pasa en la disciplina del conjunto de Espiel. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de jugar en este equipo?

A mi edad, lo que quiero es seguir compitiendo en Tercera División, cerquita de casa y en un club en el que creo que los valores que me identifican se vean representados: el trabajo en equipo, en familia y creer en las personas. En ese sentido, el Atlético Espeleño lo refleja perfectamente. Somos una familia, nos conocemos todos: cuando digo todos, me refiero también a la directiva. Eso son cosas que me llaman mucho la atención.

Por el momento, ha disputado 14 partidos, anotando dos goles. ¿Cómo se está sintiendo sobre el terreno de juego?

Bien. Sobre todo porque en estos 14 partidos que comentabas, creo que jugué en casi todas las posiciones. En los últimos estoy jugando en el medio de la cancha, de pivote defensivo, pero me siento cómodo. El trabajo está siendo bueno, pero como te he comentado durante la entrevista: cuando no ganas, al final te falta algo. Pero en el aspecto individual, contento con la confianza que están depositando en mí y por cómo se está trabajando.

A nivel personal, ¿cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada para usted?

La verdad es que llevamos un cuarto de temporada y es poquito tiempo para hablar. Pero es verdad que cuando encadenamos esas victorias, si no me equivoco, ante el Conil CF y el Xerez CD, eran momentos en los que veías que el equipo era capaz de competir, de ganar y de estar ahí metido en la pelea. Ahora nos viene un momento duro, porque los resultados no llegan, pero creo que lo vamos a conseguir.

¿Cómo ve este curso el Grupo X de Tercera División?

Lo veo muy competido. Creo que el nivel es muy bueno, hay equipos que proponen y tienen virtudes que saben aprovechar muy bien. Ganando dos o tres partidos puedes estar en una zona cómoda y si no, puedes acabar abajo. Esa es la gran igualdad que hay.

¿Ha habido algún rival que le haya sorprendido especialmente esta temporada?

Me gustó mucho el CD Utrera, la verdad. Me gustó el fútbol que proponía y cómo lo llevaba a cabo. A nosotros nos pusieron las cosas muy difíciles. Empatamos con ellos, pero de los que han pasado por la cancha fue el que más destaco y el que más me gustó.

Para finalizar, ¿cómo ve el partido que tienen que afrontar esta semana, visitando al Xerez Deportivo FC?

El Xerez Deportivo FC anda bien. Está ahí en la zona medio-alta de la clasificación, peleando por cosas más lindas que las que estamos peleando nosotros. Pero creo que va a ser un partido muy disputado, sobre todo por la necesidad que tenemos de puntuar sí o sí. Ellos saben a lo que juegan, más estando de local. Es verdad que ahora el campo casi es neutral porque no pueden jugar en ninguno de los dos campos en los que juegan normalmente, pero creo que va a ser un partido muy disputado y con bastante ritmo.