Entrevista a Emma Calatrava, futbolista de la UDC Pavía Femenino

Emma Calatrava García afronta una nueva temporada en las filas de la UDC Pavía Femenino. Un club en el que ha ido creciendo con el paso de los años, viviendo importantes hitos. En este inicio del campeonato en la Segunda Andaluza Femenina de Almería, la futbolista ha podido disputar dos encuentros con su equipo. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para valorar el arranque liguero y sus sensaciones sobre el terreno de juego.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Desde pequeña me gustaba jugar al fútbol en el colegio hasta que empecé a jugar con 11 años, siempre he estado en el Pavía. Cuando empecé a jugar el primer año solo jugábamos contra el Roquetas, al año siguiente jugábamos en la liga masculina y nuestro equipo era mixto pero solo había cuatro o cinco niños. Con 13 años empecé a jugar en el equipo Senior hasta hoy, que sigo en el mismo equipo.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me considero constante, rápida, voy bien al corte, porque juego de defensa. Siempre he jugado de lateral hasta este año, que he empezado de central.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

Ganar cualquier final creo que es el mejor momento que se puede tener, ya que es un momento de mucha adrenalina porque es el reflejo de la suma de mucho trabajo previo. Y ya no solo ganar, sino llegar hasta ahí o simplemente hacer un buen partido un fin de semana cualquiera.

Esta temporada continúa en las filas de la UDC Pavía Femenino. ¿Cómo valora el arranque de su equipo en estas primeras jornadas del campeonato?

Creo que tenemos mucha fuerza como equipo, jugamos con intensidad, hacemos un buen conjunto, nos entendemos entre nosotras y estoy muy contenta con el trabajo que estamos haciendo ya no solo en los partidos sino en los entrenamientos.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

Ser capaces de remontar un partido, seguir luchando y no bajar los brazos. Y el apoyo entre las compañeras dentro del campo.

¿Qué destacaría de la labor desarrollada desde el banquillo por su entrenador?

La capacidad de unión que consigue entre todas las jugadoras y sacar el máximo rendimiento de cada una.

El fin de semana pasado, su equipo rindió visita al CD Oriente Femenino. ¿Cómo vivió el encuentro?

Hubo un momento de desconcentración al principio, empezamos perdiendo 2-0 pero creo que ahí es donde demostramos que somos un equipo luchador y no agachamos la cabeza, ya que conseguimos remontar el partido 2-6 tocando mucho el balón.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del choque?

La constancia como equipo y la comunicación.

A nivel personal, ¿cómo se está encontrando en este inicio de competición?

Con mucha fuerza y ganas de seguir jugando para conseguir los objetivos que tenemos planteados.

Mirando a la categoría, ¿cómo ve la Segunda Andaluza Femenina de Almería?

La Segunda Andaluza Femenina de Almería no es muy amplia en cuanto a número de equipos por lo que hay tanto rivalidad como compañerismo con las otras jugadoras, ya que nos conocemos todas.

¿Cómo considera que es, a día de hoy, el estado del fútbol femenino en la provincia de Almería?

Creo que poco a poco va evolucionando ya que cada vez hay más niñas en categorías inferiores, a diferencia de cuando yo empecé a jugar y esto es un punto muy positivo. Pero hay que seguir creciendo bastante.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

A nivel personal espero poder dar el máximo durante toda la temporada y a nivel colectivo espero seguir avanzando de la manera que lo estamos haciendo y seguir en la dinámica de trabajo e intensidad que estamos desarrollando para poder conseguir nuestro objetivo.