Entrevista a Chiqui, futbolista del Atlético Porcuna

Sergio Morente Herrador, Chiqui, (Porcuna, 12-07-1990) ha capitaneado esta campaña al Atlético Porcuna, que ha conseguido un histórico ascenso a Tercera División. Los suyos han podido finalizar la campaña en lo más alto del Grupo II de División de Honor Andaluza, tras haber cuajado una brillante campaña. Muy amablemente, el futbolista atendió la llamada de El Córner del Sur para repasar este hito.

El Atlético Porcuna finalizó la temporada como campeón del Grupo II de División de Honor Andaluza, ¿qué valoración hace de la temporada?

Las valoraciones son positivas. El equipo quería al principio de temporada ser campeón, nos pusimos la meta de ser campeones. Después de varios años intentando luchar por ascender a Tercera División se marcó esa meta. El conseguir el objetivo es un premio, no se puede poner ni un pero.

¿Cómo recuerda el partido en el que consiguieron el ascenso, ante el CD Estepona FS?

Fue un partido duro. Llevábamos varios partidos con problemillas a la hora de encajar goles. El llegar a la meta, verla tan cerca y jugar ante un equipo que siempre ha sido duro… Nos costó bastante desatascar el partido. Aunque a ellos les expulsaron a un jugador, nos lo pusieron muy complicado. Con los nervios, la presión, no supimos bien plantear el partido. Al final, tanto fue el cántaro a la fuente, que conseguimos marcar para ascender.

En su opinión, ¿dónde cree que ha estado la clave para que el Atlético Porcuna haya acabado consiguiendo este importante ascenso de categoría?

Principalmente, en la unión de los jugadores. Es verdad que la mezcla de veteranía y gente joven, puede ser contradictorio. Las ganas que plantearon los jóvenes y la veteranía de los jugadores que trajo el entrenador, hicieron un equipo compacto. Dejar la portería a cero ha sido lo que nos ha hecho estar arriba, para rentabilizar los goles que metíamos.

¿Qué destacaría de la labor de su entrenador en el banquillo?

Realmente, valoraría mucho la cercanía y la sinceridad que ha tenido con todos los jugadores. Ha sabido darles un rol a todos los jugadores, que han sabido sentirse importantes dentro de la responsabilidad otorgada. Ha logrado darle una motivación a cada uno y hacerlo importante, cada uno en su función.

¿Qué papel cree que ha jugado la afición del Atlético Porcuna en este curso 2018-2019?

La afición ha sido importantísima. Este año ha estado muy ilusionada: ver que tu equipo vaya primero desde la octava jornada, ha hecho que el campo estuviera lleno. En los partidos importantes nos han apoyado: teniendo en cuenta que Porcuna tiene 6.200 habitantes, que hayan ido a ver partidos mil y pico de personas… Es algo difícil de ver en esta categoría.

Con respecto a la categoría, ¿cómo ha visto este año el Grupo II de División de Honor Andaluza?

Ha sido una temporada un poco rara. Todos los años se han señalado varios equipos que estaban por encima del resto, pero este año ha estado la cosa muy igualada. Lo mismo ganabas a los primeros, que perdías con los últimos. Varios de nuestros pinchazos han sido contra equipos que o han descendido o se estaban jugando el descenso. Ha sido una categoría competida.

¿Ha habido algún equipo que le haya podido sorprender especialmente?

Como equipo, la UD Maracena ha sido el que he visto yo que más me ha sorprendido. Era un equipo muy bien planteado, con un estilo de juego muy marcado. Me sorprendieron de forma positiva. También el Begíjar, que ascendió el año pasado y ha hecho una temporada muy buena. Han sido los dos equipos que más me han gustado, junto al nuestro claro.

En el plano personal, ha desarrollado la mayoría de su carrera en el Atlético Porcuna. ¿Qué destacaría del club?

Sobre todo, lo que más se puede destacar es que son gente muy cercana. Dan mucho tiempo por el fútbol, parte de su vida la dedican para conseguir ayudas y patrocinadores para el club. Si por algo se caracteriza la Junta Directiva es por su compromiso. Nunca han dejado colgado a nadie desde que se refundó el club. Siempre han sido sinceros, nos han dejado las cosas claras. Trabajar con una Junta Directiva tan bien plantada, da mucha seguridad porque no se suele ver en estas categorías.

Ha podido jugar 31 partidos, logrando tres goles. ¿Cómo se ha sentido sobre el terreno de juego?

Bien. Este año es verdad que he tenido que desarrollar facetas en las que nos estaba muy acostumbrado. El entrenador ha intentado que cada jugador aporte lo mejor en cada situación. Aunque siempre he jugado como delantero, este año he jugado en casi todas las posiciones. No he podido meter goles, pero el hecho de poder ayudar al equipo en otras facetas es importante.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada? ¿Y el menos satisfactorio?

El menos positivo fue el comienzo. No pudimos planificar una temporada buena por temas fuera de lo deportivo y empezamos mal la temporada. La gente estaba esperando que el equipo empezara bien y fue un poco negativo. Pero el hecho de encadenar nueve victorias seguidas, estar líderes desde la octava jornada… Ya te imaginas. La experiencia ha sido completamente positiva. No se puede alegar nada. Lo más positivo, conseguir el ascenso y ser campeones.

Para acabar, ¿qué supone para usted poder debutar en Tercera División la próxima campaña?

El hecho de debutar en sí es algo que llena. Pero el hecho de hacerlo con el equipo de toda tu vida, siendo el capitán… Es un orgullo. El debutar en Tercera División con el equipo de tu pueblo es algo que enorgullece más todavía.

Foto: Atlético Porcuna.