Entrevista a Celia Enrique, futbolista de la UCD La Cañada Atlético Femenino

Celia Enrique Barrionuevo afronta un nuevo reto en las filas de La Cañada Atlético. Un equipo que, en este arranque de campeonato en la Segunda Andaluza Femenina de Almería, está consiguiendo muy buenos resultados. Muy amablemente, la futbolista atendió a El Córner del Sur para hablar  de los primeros pasos del equipo y de sus sensaciones sobre el terreno de juego.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Desde pequeña me ha gustado el fútbol, pero empecé tarde a practicarlo regularmente.

Comencé a entrenar en la selección femenina de fútbol 7 en la Universidad de Almería, y a raíz de ahí, comencé mi trayectoria en una liga regular de fútbol 11 jugando en el Huércal de Almería durante un año. Tras ello fiché por un nuevo proyecto al que pertenecería tres años, en el Estudiantes de Almería, los mejores años para mí.

Actualmente milito en La Cañada Atlético, en un nuevo proyecto ilusionante para todas.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Persistente y luchadora.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

El mejor momento creo que fue en el primer año en Estudiantes de Almería. En la última jornada, jugábamos contra la U.D Pavía, rival directo: sólo nos valía ganar si queríamos jugar la fase de ascenso, a ellas le valía ganar o empatar, y nos jugábamos todo en ese partido en su campo. Finalmente ganamos, con mucha gente siguiéndonos y animándonos, fue el mejor momento que he vivido.

Esta temporada juega en las filas de la UCD La Cañada Atlético Femenino. ¿Cómo valora el arranque de su equipo en estas primeras jornadas del campeonato?

La verdad que, viendo los resultados, muy bien, pero nos queda mucho que trabajar ya que somos un equipo nuevo y necesitamos aprender en conjunto para poder conseguir los objetivos. Pero un comienzo así nos motiva a seguir trabajando en la dirección que nos está llevando nuestro cuerpo técnico.

El fin de semana pasado, su equipo consiguió un valioso triunfo sobre la UD Almería Femenino “B”, por 3-1. ¿Cómo vivió el choque?

Con muchas ganas, ya que es un partido de los más exigentes. Comenzar con el marcador a favor desde pronto, fue muy positivo, aunque a veces puede ser un arma de doble filo. Supimos llevarlo bastante bien ya que estuvimos trabajando toda la semana enfocando los entrenamientos de cara al partido y no queríamos dejar escapar los tres puntos.

¿Dónde cree que pudo estar la clave de esta victoria?

En el trabajo de cada día, y en especial el de la semana anterior, tanto trabajo en campo como trabajo psicológico.

Sabíamos que ellas técnicamente son muy buenas y físicamente fuertes, así que sobre todo trabajamos nuestro sistema defensivo y cómo contrarrestar sus ataques de manera efectiva para llegar a portería.

¿Qué sabor de boca le dejaron los tres puntos conseguidos?

Sumar tres puntos siempre es importante, y cuando es frente a un gran equipo pues deja muy buen sabor de boca. Aunque aún estamos a principio de temporada y algo muy importante también es ir viendo las sensaciones del equipo en el campo, sumando puntos parece que todo se lleva mejor.

A nivel personal, ¿cómo se está encontrando en este inicio de competición?

Sobre todo, con mucha ilusión. Me encuentro bien en el campo, y muy cómoda con mis compañeras, me está gustando mucho el grupo que estamos formando.

¿Qué importancia tiene para usted ostentar la capitanía del equipo?

Me hace ilusión, y es como un reto, ya que, al ser un nuevo equipo, muchas no nos conocemos bien, e intento ser un poco “mediadora” y el lazo de unión entre cuerpo técnico y jugadoras.

Me gusta estar ahí si alguien necesita algo, creo que para que un equipo trabaje y juegue bien, primero debe estar bien dentro del vestuario, y creo que vamos por el buen camino.

Mirando a la categoría, ¿cómo ve esta temporada la Segunda Andaluza Femenina de Almería?

Es una categoría muy variada ya que hay varios equipos nuevos, y otros que ya están consolidados. Pero bueno, lo importante es que vayan saliendo equipos nuevos y que se mantengan, para que cada año podamos hacer la Liga más competitiva. La Liga es muy corta, ya que acabamos en febrero.

¿Cómo considera que es, a día de hoy, el estado del fútbol femenino en la provincia de Almería?

Está en auge, como el fútbol femenino en general, aunque aquí de manera mucho más lenta.

Se ha conseguido hacer Ligas de diferentes categorías femeninas y cada vez hay más nivel, pero aún falta mucho, sobre todo de manera institucional.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

A nivel colectivo queremos ser un equipo sólido y poder luchar por todo.

A nivel individual, seguir mejorando con esta ilusión y poder ayudar al equipo a conseguir lo que nos propongamos.