Entrevista a Carlos Hinojo, entrenador de la UD Almería Femenino, sobre la fase de ascenso

Foto: @FemeninoUDA

Carlos Hinojo García conquistó el campeonato en la Segunda Andaluza Femenina de Almería a los mandos de la UD Almería Femenino. Un equipo que, pese a ser su primera campaña compitiendo, ha firmado números más que brillantes. Ahora, con una gran ilusión, la escuadra almeriense afronta la fase de ascenso a Segunda División: su primer rival será el Atlético Guadalquivir. Muy amablemente, el técnico atendió la llamada de El Córner del Sur para valorar la temporada y sus sensaciones de cara al play-off.

La UD Almería Femenino se proclamó campeón de la Segunda Andaluza Femenina de Almería. ¿Cómo valora, en líneas generales, la temporada realizada por su equipo?

La temporada ha sido muy buena, al margen de la consecución del campeonato. Es un equipo de nueva creación y, con todo lo que ello conlleva, ha sido muy satisfactorio ver cómo de la nada hemos ido creciendo. Se están sentando las bases sólidas de un equipo con mucho futuro.

¿Dónde cree que ha podido estar la clave del campeonato liguero conseguido por la UD Almería Femenino?

Una de las claves ha sido el equipo que se ha conformado y la seriedad con la que han trabajado, el buen ambiente en el vestuario y, por supuesto, la calidad de las futbolistas.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento de la temporada para usted?

Es complicado quedarse con algún momento concreto, si bien podemos destacar todos esos partidos en los que hemos estado con la plantilla al completo, pudiendo disfrutar de un buen fútbol y sin lesiones. Ahora que tenemos dos lesiones importantes, valoramos más esos momentos en los que hemos estado todas y el equipo ha podido disfrutar de todas sus jugadoras y del potencial de cuando todas estamos juntas y disponibles.

Si tuviera que destacar una virtud y un defecto de su equipo sobre el terreno de juego, ¿cuáles serían? ¿Por qué?

La virtud es el descaro con el que juega este equipo. Al fin y al cabo es una virtud y también puede ser un defecto a la hora de saber gestionar un poco los momentos de los partidos, en los que hay que tener un poco más de seguridad en el juego más que mostrar ese descaro. Es bueno en ciertas situaciones, pero en otras te puede penalizar.

En estos momentos asistimos a un momento de cambio y reestructuraciones en el fútbol femenino en nuestro país. ¿Qué opina de los cambios que se están planteando?

Va en consonancia un poco al auge del fútbol femenino que estamos viviendo en la actualidad. Los nuevos tiempos que corren en fútbol femenino demandan reestructuraciones tanto a nivel de equipos como de competiciones o de creación de esa nueva base de jugadoras que tienen que dar respuesta al auge que tenemos actualmente.

Mirando a la fase de ascenso a Segunda División, ¿cómo llega su equipo?

El equipo llega bien. Podría llegar mejor si tuviéramos a todas nuestras futbolistas a disposición del cuerpo técnico. Creo que tanto nosotros como a equipos de otras Ligas, no nos vienen bien los parones por festivos o por descanso. Lo intentamos solventar con otros partidos y llegamos en un buen momento, ciñéndonos a eso.

¿Qué supone para ustedes disputar esta promoción de ascenso?

Supone un premio, en primer lugar, a la temporada realizada. Y una ilusión, de intentar superarnos en el día a día, buscando un reto aún mayor: el de ser un equipo que pueda disputar categorías superiores. Porque, al margen de tener un fin social como equipo de la Fundación de la UD Almería, las jugadoras quieren ir progresando y creciendo. Eso supone el poder, algún día, conseguir el ascenso a categorías superiores.

¿Con qué objetivos afrontan esta fase decisiva de la competición?

Esto es un premio. Tenemos un equipo con jugadoras muy jóvenes, que han empezado este año a competir y están cogiendo experiencia de cara a un futuro que es prometedor. Entre eso y las jugadoras que tenemos con más veteranía, que han competido en anteriores temporadas, afrontamos todo eso con esta mezcla para tener la ilusión de poder hacer algo importante. Pero en ningún caso, sin presión. Todo, partiendo más de la ilusión.

Tras el sorteo de los cuartos de final, les tocará jugar ante el Atlético Guadalquivir. ¿Qué espera de este cruce ante las campeonas de Córdoba?

Esperamos un cruce complicado, difícil. Es cierto que hay equipos que pudieran ser mucho más complicado por el nombre que tienen, pero el Atlético Guadalquivir ha quedado por delante del Córdoba CF Femenino “B” en su Liga. Esperamos una eliminatoria bastante complicada y difícil. Es una situación nueva para nuestro equipo. Aparte de las rivales, la tenemos que tratar ya que no estamos acostumbrados a jugar eliminatorias.

En su opinión, ¿qué hace falta en este tipo de eliminatorias para tener éxito?

Sobre todo, experiencia. La experiencia es un aspecto fundamental. Por eso, nosotros lo abordamos desde la ilusión, porque sabemos que somos un equipo inexperto en estas situaciones. Y bueno, ya que no disponemos de esa experiencia hemos estado preparando a las chicas para este momento. Lo solventaremos con esta ilusión de la que te hablo. Quien tenga la mezcla de estas dos situaciones, irá superando más rondas hasta plantarse en la final. Queremos encontrar esas situaciones positivas para el equipo, que nos permitan ir superando esta ronda y las siguientes. Como te he dicho, experiencia y en nuestro caso, pondremos ilusión.