Entrevista a Brennda Lisicki, futbolista del Córdoba City Ladies FC

Brennda Kamille Lisicki asumió esta temporada un nuevo y atractivo reto en su carrera futbolística: aterrizar en el fútbol español de la mano del City Ladies FC. Un equipo de nueva creación, que aspira a todo en la Segunda Andaluza Femenina de Córdoba. Por el momento, los primeros pasos de la zaguera brasileña están siendo firmes en este conjunto, ayudando a la consecución de buenos objetivos. Muy amablemente, la futbolista atendió a El Córner del Sur para hablar de sus impresiones y sensaciones de cara a este curso 2019-2020.

Lo primero, háblenos de su trayectoria en el mundo del fútbol.

Empecé a jugar al fútbol a los 6 años, en el equipo de la escuela Ulisses Falcão Vieira. Jugaba con niños y me quedé hasta los 13 años. Luego me llamaron del equipo de União Vila Sandra que todavía era solo niños, donde estuve dos años.  Ya tenía 15 años y gané una beca de atleta en la escuela estadual del Paraná, que tenía su equipo femenino: jugué durante cuatro años allí y luego dejé el fútbol durante dos años.  Ya con 21 años volví a jugar para el equipo de Imperial FC y también emigré al fútbol 7, donde hay muchos equipos femeninos en mi ciudad y también más campeonatos.  Luego tuve una breve pasaje con el equipo Parana Clube FUT7 y luego formé parte del equipo Stay Strong.  Estaba jugando en estos dos equipos hasta que llegué a España, donde actualmente juego en el equipo City Ladies FC.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me definiría como una atleta que tiene muchas ganas y determinación, por lo que siempre trato de dar lo mejor de mí para poder seguir evolucionando dentro del deporte.  Soy una persona que siempre está dispuesta a aprender y superarse cada día más. También me considero una buena compañera de equipo.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento vivido en un campo de fútbol?

El mejor momento fue en diciembre de 2012, la disputa del tercer lugar del Campeonato Paranaense y la primera vez que jugué para el equipo A del colegio estadual do Paraná. Era una de las más jóvenes en el campo y estaba muy nerviosa. También tenía mucha presión también porque era el último año de las mayores y tenían muchas ganas de ganar.  Al final todo salió bien y obtuvimos el tercer lugar y fue muy gratificante haber pasado este rato con las chicas.

Esta temporada se produjo su llegada al City Ladies FC. ¿Qué fue lo que más le atrajo de la posibilidad de jugar en este club?

Lo que me atrajo fue la oportunidad y el proyecto que tiene el club.  Poder aprender más sobre el estilo de juego español, una oportunidad de crecimiento en el deporte, compartir experiencias con chicas de otros lugares, tener un cuerpo técnico completo y calificado, y desde el principio tener un objetivo que es subir de categoría.

¿Cómo ha sido su adaptación al equipo?

Mi adaptación es mejor de lo que imaginaba. Lo que más temía era el estilo de juego, que cambia mucho de Brasil. Pero nunca fue un problema porque desde el principio el entrenador me hizo sentir cómoda para jugar como sabía y me mostró poco a poco como tenía que ser, haciendo que mi adaptación al sistema de juego fuera mucho más fácil. Mi relación con las chicas desde el principio fue tranquila, ahora estoy más familiarizada con ellas y puedo comunicarme un poco, lo que es bueno para cuando estás en el campo y también fuera.

Por el momento, ha podido participar en todos los encuentros que ha disputado su equipo en el campeonato. ¿Cómo se está encontrando sobre el terreno de juego?

Como estoy jugando en una posición diferente a la que estoy acostumbrada, tengo que estar adaptándome constantemente. En cada juego trato de corregir mis errores para mejorar en el próximo, pero me gusta. Es un desafío salir de tu zona de confort y también puedo ayudar más al equipo  cuando lo necesita.

Mirando a su equipo, ¿cómo valora el arranque del City Ladies FC en la Segunda Andaluza Femenina de Córdoba?

Estamos teniendo un comienzo positivo, hemos logrado importantes victorias sobre equipos fuertes como: Córdoba CF, Villarubia y CD Hinojosa.  Pero también tenemos cosas que mejorar en el campo. Con el tiempo todo estará bien, lo que tenemos que seguir haciendo es mantenernos enfocadas y permanecer firmes en el entrenamiento.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

La mayor virtud es la unión, un equipo donde todos están unidos dentro y fuera del campo, este es un diferencial muy importante. Somos un equipo donde todos siempre se apoyan mutuamente independientemente de la situación, tienen una buena relación y amistad. Estos detalles pueden  ganar un partido

Con respecto al trabajo de su entrenador, ¿qué destacaría?

Destaco su forma de lidiar con la individualidad de cada una. Conoce a cada atleta que tiene y lo que necesita para mejorar, siempre toma el mejor enfoque posible, explica lo que está mal y la apoya si al principio no sale como quería. Desde el principio me ayudó mucho, porque me sentí cómoda para poder mostrar mi estilo de juego.

Esta pasada jornada tuvieron que jugar ante el CD Hinojosa. ¿Cómo recuerda el partido?

Fue un juego tranquilo en la primera mitad, logramos abrir una buena ventaja de 2-0 y administramos el marcador.  En la segunda mitad hubo más movimiento, tuvimos la oportunidad de ampliar el marcador, pero no aprovechamos las oportunidades. Encajamos un gol y el equipo de CD Hinojosa creció en el juego y estaban buscando el empate a todo momento, pero pudimos mantener el marcador y salir con  victoria.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del partido?

Compañerismo, tranquilidad y organización defensiva.

¿Cómo valora el nivel de la Segunda Andaluza Femenina de Córdoba en este curso 2019-2020?

Hasta ahora pude analizar que tiene un alto nivel, con muy buenos equipos, jugadoras de calidad y mucha rivalidad entre los equipos.

Para acabar, ¿cuáles son sus expectativas de cara a esta temporada?

Hacer  una buena campaña en la Segunda Andaluza Femenina de Córdoba, subir de categoríay la ilusión de jugar en la Primera División femenina, Primera Iberdrola.