Entrevista a Belinda Pereda, futbolista del CD Fútbol Aficionado de Écija

Belinda Pereda Ruiz cumple una nueva temporada jugando en el CD Fútbol Aficionado de Écija, en la Segunda Andaluza Femenina de Sevilla. Un club en el que ha permanecido nueve temporadas, creciendo y mejorando año a año bajo palos. Muy amablemente, la guardameta atendió a El Córner del Sur para hablar de su trayectoria en este conjunto y de sus expectativas de cara a este curso 2019-2020.

Lo primero, cuéntenos su trayectoria en el mundo del fútbol. 

Pues empecé a jugar con apenas 3 añitos de delantera en el equipo de mi pueblo, CD Fuentes, a fútbol sala y con niños. Fue una de las épocas que más me han marcado en mi etapa futbolística. A los 9 años doy el salto a fútbol 7 también con un equipo de mi pueblo pero ya sí formado por chicas, donde solo estuve un año, y decidí marcharme al pueblo de mi padre, La Luisiana C.F. En esa etapa estuve en pruebas de captación en otros clubes grandes como el Sevilla FC y Real Betis, pero por circunstancias ajenas al fútbol tuve que dejar de ir.

A los 11 años, gracias a Paco Baena, después de varios meses detrás de mí para venir a Écija, pues hablo con él para poder formar parte de su plantilla y bueno pues él encantado. A día de hoy llevo nueve años en esta familia, ilusionada como el primer día y con ganas de seguir haciendo al fútbol femenino grande en Écija y sobre todo en todo el mundo.

¿Cómo se definiría como futbolista?

Me defino como una persona con mucha ambición de superarse siempre, querer siempre más.

¿Qué cualidades considera que debe tener una buena portera?

La cualidad que se debe tener para llegar a donde uno quiere es principalmente fuerza mental. Puede verse como una tontería, pero un portero puede salvarte y destrozarte el partido en décimas de segundo.En una jugada tonta pueden hacerte un gol y al que verdaderamente le caen las críticas es al portero, y si en la última jugada haces una parada pueden decir que salvaste el partido. No todos quieren ser porteros, no todos tienen esa fuerza mental, como dice mi padre no todos están locos de la cabeza.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en un terreno de juego?

Después de nueve años vistiendo esta camiseta hay tantos y tantos momentos buenos como malos, pero si he de quedarme con algún momento en especial sería pues… Los años que he estado yendo al Estadio Olímpico, con apenas 12 o 13 años, fueron años bastante bonitos.

Ahora en esta etapa como Senior sí que hay un momento especial y no muy lejano atrás, sino la temporada pasada. Creo recordar que fue contra el Mairena, donde semanas atrás falleció mi abuela y no pude hacer buenas actuaciones. Pero ese día, en los últimos minutos hicimos penalti, y tuve la fortuna de poder pararlo, darle al equipo ese punto en ese campo tan complicado, y por supuesto mirar al cielo con rabia y dedicarle la parada ella.

¿Qué le ha aportado como futbolista su paso por el CD Fútbol Aficionado de Écija?

Estar en esta familia la verdad me ha aportado muchísimo, me ha aportado madurez y disciplina, que para jugar a fútbol es bastante importante.

Esta campaña, el CD Fútbol Aficionado de Écija ha arrancado con dos puntos en cuatro jornadas en la Segunda Andaluza Femenina de Sevilla. ¿Cómo está viendo a su equipo en estos primeros compases del campeonato?

Sobre todo lo que veo es que estamos cogiendo la confianza y la ilusión que estábamos perdiendo. Es cierto que de cara a gol no estamos teniendo nada de fortuna y que eso en ocasiones se da de notar, pero bueno estamos trabajando bastante duro, gracias al trabajo de Antonio y Vargas, y sobre todo de mis compañeras que están haciendo un trabajo espectacular, como ya se vio este fin de semana contra todo un grande como es el Sevilla FC.

Mirando a su equipo, ¿cuál diría que es la mayor virtud del CD Fútbol Aficionado de Écija sobre el terreno de juego?

Todas estamos a una: si una se cae, el equipo la levanta, somos una familia.

¿Qué destacaría del trabajo realizado desde el banquillo por su entrenador?

Como antes recalqué, creo que el trabajo de Antonio y Vargas está siendo bastante bueno, están levantando la moral a todas esas jugadoras que pensaron en abandonar al final de la temporada pasada. Solo se ve el trabajo que nosotras hacemos en el césped, pero detrás de todo eso, hay personas que día a día trabajan en hacernos mejorar. Las cabezas visibles de este proyecto son ellos dos (Antonio y Vargas), pero también he de destacar a Paco Baena y Paquito Fernández que no se ven sus labores pero que ellos desde las oficinas trabajan también mucho, incluso Maika nuestra fotógrafa hace también un trabajo bonito. Y por último quiero mencionar a una persona muy importante para mí, psicólogo, compañero y amigo, y es Juan López, conocido en la escuela como Juanito. Es preparador físico de porteras, que hace un trabajo espectacular para que mejoremos en todos los aspectos. 

Resumiendo todo esto, todos vamos a una, y todos trabajamos para dar muchas sorpresas esta temporada.

El fin de semana pasado tuvieron un complicado encuentro ante el filial del Sevilla FC Femenino. ¿Cómo vivió el duelo?

Fue el partido de la jornada sin duda alguna, un Sevilla bastante asustado, donde la cara de sus jugadoras y entrenadores lo decía todo. Sabemos que es un equipo gallito de liga, pero nosotras en ningún momento bajamos los brazos y salimos a jugarle de tú a tú. Como se vio en el partido en la primera parte solo tiraron una vez de falta, que despejé y nosotras tuvimos también  una clara ocasión de Carmen Gálvez que se topó con el larguero. En la segunda mitad sí que salieron a por todas y gracias a la actuación de mi compañera de portería Nerea Rivero, pues aguantamos muchísimo. El físico se notaba cada vez un poco más, y en el minuto 84, un gol súper tonto, pues se nos coló en la portería, pero si he de destacar algo, es el súper trabajo de todas.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del choque?

La clave fue la puntería, ellas llegaron varias veces y en la última jugada se vieron beneficiadas, y nosotras tuvimos un par de ocasiones que no pudimos materializar, esto es el fútbol.

En el plano personal, ¿cómo se está encontrando sobre el terreno de juego?

Por tema de estudios no entreno ni juego todo lo que me gustaría. Seguiré aportando mi pasión y mis ganas al equipo juegue más o juegue menos, pero he de entender que el trabajo está haciendo mi compañera en portería es impresionante.

¿Cómo ve la Segunda Andaluza Femenina de Sevilla esta temporada?

Me está sorprendiendo bastante, es extraño que no juegue ni Betis, ni Nervión… Pero como siempre en la zona alta está Sevilla, este año están sorprendiendo tanto Nueva Sevilla, Honeyball que se han reforzado bastante y Pino Montano que es “nuevo” pero que tiene jugadoras muy experimentadas.

Y después estamos los equipos más modestos de la categoría. A día de hoy no está la liga asentada, a nosotras ahora nos vienen partidos que jugando igual que contra el Sevilla podemos hacerle mucho daño, y subir bastantes puestos en la clasificación.

¿Cómo considera que está, a día de hoy, el fútbol femenino en la provincia de Sevilla?

El fútbol está mejorando muchísimo, nos están dando el sitio que nos merecemos, y ya se está viendo que nuestra provincia es la única que tiene liga Infantil, Cadete, Juvenil y Senior. Falta tener la Liga Alevín, ya que ellas son el futuro de este deporte, y hay muchas niñas que aún siguen jugando con niños, pero espero que más pronto que tarde tengamos todas las categorías metidas en ligas.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2019-2020?

A nivel personal seguir mejorando, trabajando duro para devolverle la confianza a todos los que después de nueve años siguen confiando en mí.

Y a nivel colectivo queremos dar muchas sorpresas ya que somos capaces, los refuerzos nos han hecho mejorar mucho, las que estábamos hemos mejorado y aportando veteranía, y la Juveniles que han subido le están dando la juventud necesaria a este proyecto.