Entrevista a Antonio Martín, entrenador de porteras del City Ladies FC

Antonio Martín Pérez aterrizó esta temporada en el cuerpo técnico del City Ladies FC, para aportar su granito de arena desde el punto de vista de la preparación de las porteras del club. Con una interesante trayectoria a sus espaldas, el técnico afronta con ilusión esta nueva etapa de su carrera. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para hablar de su llegada a la entidad y de su labor.

Lo primero, háblenos de su trayectoria como entrenador de porteros.

Pues mis comienzos fueron entrenando en categorías base de varios equipos, donde he podido disfrutar en cada paso que he ido dando. Desde prebenjamines en un equipo de Fátima, pasando por el Córdoba masculino y Femenino hasta llegar al Córdoba City Ladies F.C., donde me encuentro en estos momentos.

Su llegada al cuerpo técnico del City Ladies FC es reciente. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de afrontar este nuevo reto?

La verdad que antes de nada debo dar las gracias a Paco Pérez (Director Deportivo) por llamarme y confiar en mí para este proyecto que me ilusionó desde el minuto 1. Ese fue el motivo de aceptar este gran reto.

¿Cómo se coordina con el resto de miembros del staff técnico del City Ladies FC?

Todo ha sido muy fácil desde mi llegada a este cuerpo técnico. Javier Chimeno como entrenador, el último día de la semana, me dice los tiempos de los cuales dispongo en las sesiones de la semana entrante y hablamos de lo que hemos analizado durante el último partido disputado y ponemos las pautas a seguir para ir corrigiendo y mejorando a las porteras. Pero la verdad que ha sido muy fácil adaptarme al club.

¿Qué destacaría de las porteras que tiene ahora mismo su equipo en plantilla?

Las ganas de trabajar y mejorar que tienen día a día.

¿Qué significa para usted ser preparador de porteras?

Pues yo fui portero en mi juventud, por lo que es como dejar mi legado en los porter@s que entreno. Siempre intento que no sólo sea fútbol y llegar también a la persona desde la confianza y el trabajo. No es lo mismo entrenar a los pequeños, donde es muy importante conceptos y aspectos más tácticos, que a los mayores que muchas veces es pulir y moldear un poco. Pero puedo decir que yo pongo toda mi pasión en las dos formas porque me encanta lo que hago.

¿De qué manera ha evolucionado el trabajo de un preparador de porteras con el paso del tiempo?

Cada día que pasa tenemos más herramientas para trabajar y se le está dando muchísima más importancia a la figura de entrenador de porter@s. Cada día se está profesionalizando más, aunque no entiendo como clubes importantes todavía tienen entrenadores sin la titulación requerida para ello, y es algo que debemos erradicar por el bien de l@s porter@s, ya que estamos jugando con su salud.

¿Cómo le gusta que sean los entrenamientos de sus porteras? ¿Hay algún aspecto en el que realice más hincapié?

Los entrenamientos deben ser dinámicos, entretenidos pero sobre todo, deben ser efectivos donde tengamos unos parámetros que seguir. Desde primeros de temporada hacemos unos planteamientos y trazamos unas directrices a seguir pero también tenemos que estar abiertos para poder cambiar aspectos según vayamos viendo la evolución de l@s porter@s. Todas las semanas nos gusta poder trabajar sobre lo que vamos viendo en los partidos.

A nivel mental, ¿cómo es la preparación que lleva a cabo con las porteras para que puedan lidiar con aspectos como la presión o los errores?

Eso también se trabaja y la tensión emocional, por lo que en categorías ya amateur debemos empezar a trabajar psicológicamente aspectos y ejercicios para mejorar la concentración y poder estar preparados a la presión tanto ambiental como de resultado o minuto de partido. Hay que saber poner a los porter@s: en su momento; a los límites para que estén preparad@s, pero no abusar de ello.

¿Cómo se fomenta la competitividad interna por el puesto en la portería?

Con trabajo diario y pidiendo el 100% a cada miembro de la plantilla y en cada ejercicio, que sientan que si se descuidan el que está a su lado está súper preparado para salir y hacerlo igual o mejor de bien que el que actualmente este jugando. Yo me limito a decirle al entrenador (Javier) quien pienso que está mejor para esa jornada y se lo fundamento, pero la última decisión la tiene él como entrenador, aunque puedo adelantar que se me respeta mi aportación.

Mirando un poco a la competición, ¿cómo considera que es el nivel general de la Segunda  Andaluza Femenina de Córdoba?

La verdad que la creciente subida de jugadoras por practicar el fútbol ha sido todo un éxito este año y ha dado lugar a que nuevos equipos se inscriban, siendo la primera vez que compiten y eso es bueno para nuestro deporte. El nivel es muy parejo por zonas de clasificación al de estos últimos años, es decir, creo que hay entre uno y tres equipos que pueden luchar por la primera plaza, luego entre uno a tres que están en la zona noble alta y luego el resto que depende de la jornada puede dar la sorpresa. Es decir, que cualquier equipo puede ganarte una jornada y luego perder con otro que a priori se estimaba inferior, pero así es la provincial.

Para acabar, ¿qué espera de esta temporada tanto a nivel personal como colectivo?

Pues a nivel personal, que las porteras se sientan bien, que estén felices y que cada día que pase les guste trabajar conmigo, pero sobre todo que se vea la mejora que es importante para el equipo y para ellas.

Colectivamente, que podamos luchar y conseguir la primera plaza en la liga regular, jugar la fase de ascenso y quedar entre los tres primeros equipos que se suponen que daría la opción de ascenso a Primera Nacional, que es el objetivo marcado por la Dirección Deportiva. Con ello, se podría decir… que sería una temporada 5 estrellas.