Entrevista a Andrés Pavón, futbolista de la UB Lebrijana

Andrés Pavón Domínguez afronta su primera campaña en las filas de la UB Lebrijana. Un equipo por el que este mediocampista fichó en verano, procedente de La Palma CF. En estos primeros pasos de campeonato en el Grupo X de Tercera División, está gozando de bastante continuidad,  siendo titular en todos los duelos que ha disputado. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para repasar la actualidad del cuadro lebrijano y sus sensaciones.

En la novena jornada del Grupo X de Tercera División, la UB Lebrijana cayó en su visita al Ciudad de Lucena. ¿Cómo vivió el duelo?

Fue un partido muy competido, donde cada uno teníamos clara nuestras ideas y donde creo que hicimos bastantes méritos (con y sin balón) para llevarnos un resultado positivo de vuelta, pero no pudo ser.

En su opinión, ¿dónde pudo estar la clave del encuentro?

Creo que la clave del partido estuvo en la efectividad de cara al gol, ya que ellos aprovecharon sus ocasiones materializándolas en dos goles y nosotros pues tuvimos varios uno contra uno, varios remates en balones parados y dimos dos palos. Solo metimos un gol. Para mí, ahí estuvo la clave del encuentro.

Por el momento, su equipo se sitúa en la mitad de la tabla, con 13 puntos. En líneas generales, ¿cómo valora el rendimiento de la UB Lebrijana en este arranque de curso?

La temporada la arrancamos muy bien y de hecho empezamos con muy buenos números. Sí es cierto que ahora llevamos una pequeña racha donde no conseguimos la victoria, pero no me preocupa excesivamente porque el equipo está con hambre de victoria y de seguir trabajando, Seguir sumando y conseguir la próxima victoria es cuestión de tiempo, que será dentro de poco.

¿Cuál diría que es la mayor virtud de su equipo sobre el terreno de juego?

Para mí la mayor virtud del equipo es la competitividad y la intensidad. Tenemos una plantilla muy competitiva, sana y con muchas ganas, donde cualquiera que juegue rinde a un gran nivel, y esa competitividad sana que hay dentro del vestuario es la que se traslada a los partidos y la que nos hace seguir mejorando. Pienso que esa es la seña de identidad de este equipo.

¿Qué destacaría del trabajo realizado desde el banquillo por su entrenador?

Antes de venir me hablaron muy bien del míster, y todos esos halagos que escuchaba, a día de hoy me doy cuenta que llevaban toda la razón. Es un entrenador exigente, con carácter, con las ideas claras y muy trabajador. Con su trabajo y exigencia  intenta sacar lo mejor de cada uno de nosotros, y la mejor versión individual conlleva a la mejor versión colectiva que es lo que conlleva al éxito.

¿Cómo ve esta temporada el Grupo X de Tercera División?

El Grupo X me atrevería a decir que es uno de los más difíciles de la Tercera División, porque está compuesto por grandes clubes y jugadores de un alto nivel. Y lo mejor y lo que hace bonito a este grupo es que todos los partidos hay que disputarlos, competirlos y jugarlos, ya que cualquier equipo le puede ganar a cualquiera.

¿Ha habido algún equipo cuyo rendimiento le haya podido sorprender especialmente?

Por ahora no me he llevado ninguna sorpresa, puesto que con los equipos que nos hemos enfrentado han sido partidos muy igualados y competidos en el que cualquiera se podría llevar el gato al agua. El único equipo que he visto quizás algo superior técnica y físicamente ha sido el Betis Deportivo, pero no es ninguna sorpresa porque ese equipo está hecho a base de grandes recursos económicos y formado para tener jugadores que puedan ayudar al primer equipo en Primera División.

Tras haber jugado las últimas temporadas en División de Honor Andaluza con La Palma CF, ¿qué significa para usted jugar esta campaña en el Grupo X de Tercera División?

Para mí, jugar esta campaña en el Grupo X de Tercera División es un salto de calidad a nivel personal. Es una nueva experiencia donde salgo del equipo de mi pueblo y donde intento aprovechar al máximo esta oportunidad, absorbiendo todo los consejos y correcciones de mi entrenador, de mis compañeros e incluso de adversarios, porque todo ello me ayuda a mejorar en mi día a día.

¿Qué fue lo que más le atrajo de la posibilidad de jugar esta campaña en la UB Lebrijana?

Muchos dicen que estoy loco, porque es cierto que Lebrija me coge un poco lejos de mi casa. Desde que recibí la llamada del club, me informaron que era un club muy cercano, donde directiva-equipo-afición eran una unión (y a día de hoy lo corroboro), y como yo me considero un jugador de club, pues era un lugar idóneo donde iba a sentirme cómodo (como en casa). Además, mi situación personal y familiar me lo permitía y me apoyaron, así que no dudé en ningún momento.

¿Cómo fue su adaptación al equipo?

La adaptación al equipo fue muy fácil. Como he dicho, la UB Lebrijana es una familia en sí, y son gente muy buena y futbolera donde te reciben con los brazos abiertos, y eso es de agradecer.

Ha podido disputar nueve encuentros, consiguiendo dos goles. ¿Cómo se está encontrando sobre el terreno de juego?

La regularidad y la confianza depositada en mí hasta ahora es máxima, y lo agradezco e intento devolverla en el campo en forma de trabajo, sacrificio, compromiso y entrega. Con respecto a los dos goles conseguidos hasta el momento, pues me encuentro feliz, aunque podrían haber sido más, pero mi principal función es defender, no hacer goles. No obstante, siempre y cuando mis goles puedan ayudar al equipo a conseguir puntos será motivo de alegría y felicidad.

Para acabar, ¿qué espera del próximo partido,  en el que se medirán al Coria CF?

Pues como todos los partidos del Grupo X de la Tercera División será un partido muy competido e intenso. Conozco al entrenador del Coria (Cachola) y sé que les gusta tratar bien el balón y tener la posesión de éste, pero nosotros con nuestras armas (conociendo nuestras virtudes y defectos) y trasladando al partido lo trabajado durante la semana, haremos todo lo posible para conseguir la victoria y brindársela a nuestra afición, que se la merece.