Entrevista a Álvaro González, futbolista del Arcos CF

Álvaro González Carmona (Villamartín, 08-10-1998) renovó recientemente su vinculación con el Arcos CF. Un club en el que vivirá su tercera campaña, dispuesto a seguir creciendo con los arcenses: en este club ha gozado de muchos minutos y continuidad desde que se produjera su llegada. Muy amablemente, atendió a El Córner del Sur para hablar de su etapa en este equipo y de sus sensaciones tras su renovación.

Recientemente se produjo su renovación por el Juventud de Arcos CF de cara al próximo curso. ¿Qué significa este club para usted?

El club ha sido mi casa estos dos últimos años, estoy muy feliz en Arcos y estoy muy contento por seguir un año más.

Será su tercera temporada defendiendo los colores de este conjunto. ¿Qué le ha aportado futbolísticamente su paso por el Arcos CF?

La verdad que desde que llegué lo que me ha aportado el club es mucha madurez dentro del campo, gracias a compañeros con mucha más experiencia en la categoría.

Echando la vista atrás, ¿cuál ha podido ser el mejor momento que ha pasado defendiendo esta camiseta?

Bueno, desde que llegué ha habido sus más y su menos y hemos sufrido mucho, pero si me tengo que quedar con un momento fue la unión de afición y equipo mi primera temporada en el club, en el campo del Utrera.

Durante el pasado curso 2019-2020, el Arcos CF estuvo peleando por lograr la permanencia en el Grupo X de Tercera División. ¿Cómo vivió la temporada?

La temporada pasada fue un poco extraña para mí, ya que tuve una continuidad regulada de jugar y no jugar… Después de las vacaciones de Navidad empezamos muy fuertes, ganando en Chapín pero desde ahí empezamos a sufrir más de la cuenta y antes del encierro por la pandemia el equipo estaba en apuros.

Pudo disputar 20 partidos y anotó dos goles. ¿Cuáles fueron sus sensaciones a nivel personal?

Siempre que salgo a jugar sea con la camiseta que sea me dejo la piel. Ya sea 1 minuto o sea 90 minutos, siempre intento aportar lo mejor de mí y ayudar al equipo. De cara gol desde que llegue a Arcos no ha estado a favor mía, pero sigo entrenando para que esta temporada sea diferente y pueda hacer muchos goles.

¿Cómo vivió los meses de parón como consecuencia de la crisis sanitaria?

Muy tranquilo con la familia y entrenando todo lo que nos mandaba desde el club. La verdad que estaba jodido porque desde febrero tuve que parar con el equipo por un contratiempo en mi oído y tuve que entrar en quirófano y volví justamente la semana que declaró el estado de alarma el presidente del Gobierno.

Con respecto a lo que será la categoría, quería preguntarle: ¿cuál es su opinión sobre todo lo que se ha hablado en torno a la conformación de los grupos de Tercera División de cara al próximo curso?

La verdad que no le echado mucha cuenta y no he escuchado mucho, pero sea como sea, el objetivo de club es el mismo y habrá que entrenar duro para conseguirlo.

Independientemente de lo que suceda con la conformación de los grupos, ¿cuáles cree que son los aspectos fundamentales para no pasar apuros en esta categoría?

El objetivo para no pasar apuros en esta categoría es que el equipo esté unido y ser muy prácticos y maduros en los partidos.

Volviendo a su renovación,  ¿cuál fue el aspecto que más le llamó la atención para seguir jugando un año más en el club?

Estoy feliz aquí en Arcos. Es como mi segunda casa; desde que llegué he tenido el cariño de los aficionados, directivos y compañeros.

Por el momento, el Arcos CF está trabajando para mantener a la mayor cantidad posible de futbolistas de cara al curso 2020-2021. ¿Cómo valora las primeras renovaciones anunciadas por la entidad?

Estoy feliz por ellos por sus renovaciones. Son compañeros que los conozco desde hace muchos años y tenemos una gran amistad fuera del vestuario.

Para finalizar, ¿a qué aspira Álvaro González de cara a la próxima temporada 2020-2021?

Ayudar al equipo en todo lo que pueda y no dejarme nada en el campo. Estoy trabajando para llegar bien a la pretemporada, ya que exactamente no se sabe todavía cuándo va a empezar. Espero, como dije antes, meter muchos más goles y no pasar tantos apuros como estos dos últimos años.