Entrevista a Álex Portillo, futbolista del IF Elfsborg

Alejandro Fernández Portillo, Álex Portillo, (Málaga, 06-11-1992) afronta una nueva etapa en el fútbol sueco. Un campeonato en el que jugó previamente en el Jonkopings Södra y en el que ahora mismo defiende los colores del Elfsborg. Con este equipo, el futbolista ha tenido muchísima continuidad, ayudando a la consecución de la permanencia en el certamen. Sobre todo ello habló, muy amablemente, en esta entrevista para El Córner del Sur.

Esta temporada asumió nuevamente el reto de jugar en el fútbol sueco, de la mano del Elfsborg. ¿Cómo se produjo la posibilidad de aterrizar en este club?

La posibilidad de dio gracias a mi antiguo entrenador en Suecia. Le gusté en mi primera etapa aquí y tiro de mí para esta segunda etapa.

¿Qué fue lo que más le atrajo del hecho de volver a jugar en Suecia?

Sin duda, el volver a jugar es esta liga tan atractiva: Primera División, campos llenos, profesionalidad… Muchas cosas que hicieron decantarme para mí vuelta a este país.

¿Cómo ha sido su adaptación al equipo?

He tenido una adaptación bastante rápida, ya que fue prácticamente llegar y estar en el once. Y a la vez, algo difícil por el ritmo: llevaba un mes de vacaciones en España, pero con el paso de las jornadas he conseguido asentarme y encontrarme a tono.

Ya pudo jugar en este país, en el Jonkopings Södra. ¿Qué recuerdos le quedan de los años que permaneció en dicho conjunto? ¿Qué le aportaron a nivel futbolístico?

Mis dos primeros años los recuerdos con mucho cariño. Dejé muchos amigos, con los que a día de hoy sigo manteniendo contacto. En lo futbolístico fue de menos a más. Costó entrar el primer año, pero cuando entré me gané a la afición y cuerpo técnico, que hicieron todo lo posible para retenerme. Estos dos años me aportaron más contundencia en mi juego, y adaptarme también al juego directo.

Cuenta con una interesante experiencia en la Allsvenskan. ¿Qué destacaría del campeonato?

Como dije antes, es una Liga muy atractiva tanto para el jugador como para el aficionado. Partidos de ida y vuelta con bastante ritmo e intensidad.

¿Cuál considera que es la mayor dificultad de esta competición?

A día de hoy estoy perfectamente adaptado a esta Liga, pero es muy diferente a España. No se juega un fútbol tan asociativo y a veces cuesta asimilarlo.

¿Cuál puede ser el aspecto más llamativo de la estructuración del fútbol en Suecia?

Es una Liga con unas cuantas particularidades a mi modo de entender. Por ejemplo, el calendario tienes cuatro meses de pretemporada: de enero a abril. Se te hace bastante largo, pero como todo en esta vida es cuestión de adaptarse.

En cuanto a la forma de vivir el fútbol, ¿cómo es en Suecia?

Es una de las cosas por las que me decidí a regresar. El ambiente es esencial en el fútbol y aquí los suecos llenan los campos cantando durante los 90 minutos, es una Liga que recomendaría a todo jugador de fútbol.

Mirando a su equipo,  se encuentra en la zona media de la tabla clasificatoria. ¿Cómo valora la temporada del Elfsborg hasta el momento?

Es un club bastante reconocido y con nombre. Hace 10 años ganaba las Ligas y jugó Europa League contra el Valencia y el Villareal, por ejemplo. En los últimos años ha bajado el rendimiento y esta temporada cuando llegué estaban en una racha bastante mala. A día de hoy estamos salvados en mitad de tabla., Hemos ido de menos a más y estamos con muy buenas sensaciones a día de hoy.

Si tuviera que destacar una virtud de su equipo sobre el terreno de juego, ¿cuál sería? ¿Por qué?

Me quedaría con que colectivamente hablando somos un equipo muy generoso, y tenemos varios jugadores de bastante nivel.

En el plano personal, está disfrutando de bastantes minutos en el Elfsborg. ¿Cómo se está encontrando sobre el terreno de juego?

Sí, la verdad que lo he jugado prácticamente todo. Creo que he rendido a buen nivel, aunque los primeros partidos se me hacían un poco largos por el tema físico pero contento con mi rendimiento.

¿Cuál ha podido ser el mejor momento que ha vivido en su etapa en este país?

Hasta el momento me quedo cuando en mi primera etapa, con un club más humilde, nos salvamos sumando los tres puntos en uno de los campos más difíciles de la categoría, éramos realmente una familia.

Para acabar, ¿qué expectativas tiene de cara a lo que queda del campeonato?

Nos quedan tres jornadas, y tenemos todo hecho, pero hay que acabar lo mejor posible y exigiéndote hasta el final. Y por supuesto, nombrar a mi novia y a mi niña que hacen posible esta aventura.