Entrevista a Álex Caramelo, futbolista del Ciudad de Lucena

Alejandro Caramelo Carrasco, Álex Caramelo, (Salamanca, 21-02-1995) aterrizó esta temporada en el Ciudad de Lucena para sumarse al atractivo proyecto de este club en el Grupo X de Tercera División. Por el momento, su equipo puede presumir de haber ganado todos y cada uno de sus partidos, situándose en lo más alto de la tabla. Su contribución a este buen arranque está siendo importante, pues está gozando de la confianza del cuerpo técnico. Muy amablemente, el futbolista atendió a El Córner del Sur para hablar de este inicio de campaña.

El Ciudad de Lucena continúa líder del Grupo X de Tercera División, tras haber ganado todos sus partidos. ¿Qué supone este hecho para ustedes?

Imagínate: cinco de cinco y portería a cero. Son cosas que hacen ver que el equipo tiene las cosas muy claras y que el equipo está trabajando muy bien. El hecho de tener la portería a cero en tantos partidos te da una seguridad que es importantísima para poder encarar las 38 jornadas.

¿Cuál diría que es la clave de los buenos resultados conseguidos por su equipo en estas primeras jornadas del Grupo X de Tercera División?

La compenetración entre el cuerpo técnico y el equipo, sobre todo. También, la predisposición de todo el equipo para trabajar y ayudar al compañero, sin escatimar esfuerzos en ningún sentido. Estamos en casa viendo vídeos y viendo nuestros partidos para mejorar. Es un trabajo diario y constante para que todo se produzca.

El fin de semana pasado pudieron derrotar en casa al CD San Roque de Lepe, por 1-0. ¿Cómo vivió el encuentro?

Como se está dando, nos costó mucho cerrarlo. Pero el equipo dio muy buena imagen. Al final, tener la posesión del balón te hace generar ocasiones. Quizás, nos está faltando cerrar un poco los partidos pero esto es una competición en la que nadie te va a regalar nada. Si vas 1-0 tienes que sufrir, está claro. El equipo está trabajando muy bien. El cuerpo técnico nos está indicando que tenemos que tener la posesión del balón, que tenemos que cansar al rival y así lo estamos haciendo.

¿Qué sabor de boca les dejaron estos tres puntos?

Al final, en casa conseguir tres puntitos siempre es importante. En casa tienes que ganar y fuera puntuar. De momento, está yendo todo mejor que mejor: cinco de cinco. Pero delante de la afición tenemos que dar buena imagen. Una imagen de solidaridad defensiva, que es fundamental durante 38 jornadas. Seguimos trabajando con la misma humildad que si hubiéramos conseguido menos puntos.

¿Qué sensaciones le ha transmitido la afición del Ciudad de Lucena en estos primeros partidos?

Con respecto al año pasado, me han comentado que la afición se está volcando bastante más. El año pasado he visto que venían unas 300 o 400 personas como mucho; en este último partido creo recordar que vinieron unas 950 personas… Eso demuestra que la gente se está enganchando y nosotros vamos a hacer todo lo posible para que se enganchen más todavía.

¿Qué destacaría de la labor realizada desde el banquillo por el cuerpo técnico?

El cuerpo técnico tiene que transmitir confianza, como lo están haciendo. Y luego, por nuestra parte, tenemos que tener esa predisposición para afrontar lo que nos digan y asimilarlo para plasmarlo en el campo. Nos están dando unas ideas, trabajamos muy duro en ello. Se está dando por el momento, tenemos una compenetración de 10 entre el cuerpo técnico y los jugadores: eso te da siempre buenos resultados.

¿Qué sensaciones le está dejando el Grupo X de Tercera División?

Tenía información de que el Grupo X era fuerte y por ahora, en estos cinco partidos, lo he comprobado. No hay ningún equipo que, independientemente del presupuesto, te ponga las cosas fáciles. Nuestro equipo está hecho para luchar por estar lo más alto posible y el esfuerzo de todos dará sus frutos, seguro.

¿Ha encontrado muchas diferencias entre el Grupo X de Tercera División y otros en los que ha jugado en la categoría?

Sí. Como te he comentado, el Grupo X es de los más fuertes de la categoría. Se dice siempre y es un grupo muy complicado. Cualquier partido en  el que tengas 10 minutos malos se te puede poner muy en contra…

Esta campaña marcó su llegada al Ciudad de Lucena. ¿Qué fue lo que le atrajo de la posibilidad de recalar en este conjunto?

La rápida llamada del cuerpo técnico, de los hermanos Carrasco. Cuando termina una temporada y recibes una llamada tan pronto, ves el interés que hay en ti. Además, el proyecto de fútbol que había aquí. Se me convenció muy rápido, el proyecto era muy bueno. Una llamada fue suficiente para firmar aquí. Estoy contentísimo y espero acabar la temporada de la mejor manera posible.

¿Cómo fue su adaptación al equipo?

Al final, jugando al fútbol los compañeros de equipo quedamos mucho porque venimos solos aquí, la mayoría. Nos ayudamos mucho entre nosotros, haciendo diferentes cosas juntos. Es mucho más fácil cuando tienes compañeros que te ayudan lo máximo posible.

¿Cómo se ha sentido sobre el terreno de juego en los encuentros en los que ha podido participar?

Teniendo tanta posesión del balón, es mucho más fácil jugar. Si tu equipo mantiene la posesión, acabas entrando mucho en contacto con el balón y a un jugador eso le gusta mucho. Estoy aquí para ayudar todo lo que el entrenador quiera contar conmigo. Ya sea desde el banquillo o en el once inicial, pero para ayudar al equipo siempre.

Para acabar, ¿con qué expectativas afronta este curso 2019-2020?

Hay que ser humildes. Llevamos cinco de cinco y las expectativas son muy altas, pero al final esto es muy largo. Tenemos que estar con los pies en el suelo. La primera idea es entrar en play-off, porque el equipo está hecho para ello: es innegable. El tema del ascenso son palabras mayores, yo ya he jugado dos veces el play-off y es tener un poquito de suerte. Lo primero es intentar estar entre los cuatro primeros y una vez avance la temporada iremos subiendo las expectativas. De momento, centrarnos en que llevamos cinco de cinco y que tenemos que tener los pies en el suelo.