Entrevista a Adriana Díaz, futbolista de la ADC Esteponense Femenino

Adriana Díaz Gómez forma parte de la plantilla de la ADC Esteponense Femenino. Un equipo que, en este curso 2020-2021, da sus primeros pasos en la competitiva Segunda Andaluza Femenina de Málaga. El estreno liguero se produjo el fin de semana pasado, ante el Marbella FC Femenino. Muy amablemente, la futbolista atendió a El Córner del Sur para repasar sus sensaciones ante la esperada vuelta a la competición y su llegada a este club.

La ADC Esteponense Femenino comenzó la temporada recibiendo la visita del Marbella FC Femenino. ¿Cómo vivió el encuentro?

Sabíamos antes de jugar de la dificultad del encuentro, el Marbella es un equipo creado para estar arriba, con jugadoras contrastadas y con experiencia. Quizá no pensábamos que la diferencia sería tan notable entre ambos equipos, así que podría decir que hubo momentos de frustración durante el partido, pero igualmente no dejamos de intentarlo.

¿Dónde cree que pudo estar la clave del partido?

Como digo, la clave es la diferencia entre ambos equipos en prácticamente todos los aspectos del juego. Físicamente eran muy superiores, y a nivel técnico- táctico también es un equipo muy solvente que sabía perfectamente cómo hacer daño.

En el plano personal, ¿cuáles fueron sus sensaciones tras regresar a la competición tras todo este período de parón como consecuencia de la crisis sanitaria?

Hombre, me habría gustado empezar con otro tipo de partido, donde hubiéramos competido más y mejor. Pero en general, estoy muy contenta de que hayamos podido empezar, y a partir de aquí, estoy segura que el equipo va a mejorar cada semana y se irá viendo en la competición el trabajo que realizamos en los entrenamientos.

¿Cómo ha vivido todos estos meses sin competición deportiva?

Han pasado bastantes meses desde marzo que jugué mi último partido de competición. He intentado mantenerme en forma y el periodo de confinamiento en casa me lo pasé haciendo rutinas con videos de YouTube, y en cuanto empezamos a salir a la calle pues igual, saliendo a correr y  jugando al pádel (es mi deporte del verano). Así que en ningún momento he llegado a parar del todo.

Mirando a su equipo, ¿cómo valora el desempeño de la ADC Esteponense durante esta atípica pretemporada y los amistosos de preparación?

El desempeño del club con nosotras es estupendo, tenemos tres pedazo de entrenadores que están muy volcados con el equipo e intentan exprimir al máximo nuestras capacidades de mejora. Somos un equipo con un amplio margen de mejora, con jugadoras muy jóvenes y otras más experimentadas, algunas que vienen de fútbol sala, incluso yo, que vengo de baloncesto, y en fin, todo por hacer.

Los amistosos de preparación han tenido un balance muy positivo: ganamos al Ciudad de Estepona y Atlético Juval, empatamos frente al Torreón en el debut, y  competimos de tú a tú a un Algeciras de mucho nivel pese a que el resultado refleje un 1 a 4. Así que contentas con el trabajo de pretemporada.

¿Cuál diría que puede ser, en estos momentos, la mayor virtud de la ADC Esteponense Femenino sobre el terreno de juego?

Creo que ahora mismo la actitud sobre el terreno de juego puede ser nuestra baza, queremos morder en defensa y en ataque, jugar rápido. La técnica y táctica irá mejorando con el trabajo diario, pero la actitud y las ganas no se entrenan, se deben tener siempre. Queremos un equipo que muerda los 90 minutos, independientemente del resultado, y así nos lo transmiten nuestros entrenadores.

¿Qué destacaría del papel desempeñado por el cuerpo técnico del equipo?

Como dije antes, están volcados con el equipo, tienen muchísimas ganas de crear un equipo competitivo, son entrenadores con experiencia en masculino y eso se nota en los entrenos. Nos exigen mucho, pero nuestro trabajo es cumplir y superar esas exigencias si queremos crecer como jugadoras y como equipo.

En el plano personal, ¿qué aspectos fueron los que más le llamaron la atención para sumarse al proyecto deportivo de la ADC Esteponense Femenino?

He hecho varios intentos ya de cambiar de baloncesto a fútbol. De hecho he estado en varios equipos, aunque no por mucho tiempo, al final algo me incentivaba a quedarme en baloncesto. Este año ya me lo planteé seriamente porque tengo una espinita clavada con el fútbol (que fue mi primer deporte desde pequeña) y quiero tener algunos años a buen nivel, y la edad ya se me echaba encima (risas).

¿Cómo considera que ha sido su adaptación al club,  a las compañeras…?

Desde el primer día me acogieron de manera espectacular todos, tanto entrenadores como compañeras. Además soy una persona muy extrovertida y me relaciono con facilidad, lo cual hizo todo un poco más fácil. A día de hoy, y tan solo llevo dos meses en el equipo, puedo decir que tengo unas compañeras geniales, todas.

A lo largo de su trayectoria deportiva, tuvo la oportunidad de competir durante muchos años en el ámbito baloncestístico. ¿Qué fue lo que le llevó a cambiar el balón de baloncesto por el de fútbol?

Como he dicho antes, tengo una espinita clavada con el fútbol, me encanta verlo, jugarlo, y bueno, no me arrepiento de no haberme cambiado antes porque el basket me ha dado muchísimo a nivel personal y deportivo, pero sí que pensé que había llegado la hora.

¿Cuáles considera que pueden ser los aspectos de su experiencia en el baloncesto que pueden estar más relacionados con el fútbol?

Creo que hay varios valores como responsabilidad, sacrificio, esfuerzo, compañerismo, etc. También el aspecto competitivo, he estado en equipos de mucha exigencia competitiva, sé lo que es jugar con presión, sin presión, ganar fácil, perder, disputar… En fin, tengo experiencia en muchas situaciones competitivas y eso hace que lo gestione bien.

Por otro lado, el hecho de jugar al baloncesto me da mucha coordinación en pies y manos, lo cual también me sirve para mi juego.

Y por último y no menos importante, la disciplina táctica, el baloncesto es un juego táctico y eso se puede aplicar a cualquier deporte.

Futbolísticamente hablando, ¿qué puede aportarle Adriana Díaz a este ADC Esteponense Femenino?

Mi aportación en los partidos se verá cuando se vaya disputando la Liga, yo me exijo el máximo cada día para sumar en lo que el equipo necesite. A nivel de vestuario intento crear buen ambiente y enchufar a la gente, ayudar a las más jóvenes y aprender de las situaciones que se van sucediendo. 

Quería preguntarle por la categoría. ¿Cómo ve la subdivisión establecida en cada uno de los grupos de la Segunda Andaluza Femenina de Málaga para este curso 2020-2021?

Esta subdivisión se ha hecho de manera territorial, así que no sé exactamente si el nivel de ambos grupos es similar. En nuestro grupo me consta que hay algunos equipos bastante fuertes y otros menos. Nosotras nos centraremos en competir lo mejor que podamos con cada uno de ellos.

¿Qué aspectos considera que son, dado este formato competitivo tan exigente, los más destacados para poder cuajar un buen año?

Creo que lo más importante para crecer como equipo es no ser resultadistas. Tenemos que trabajar cada día sin tener la presión de ganar el fin de semana: nadie nos exige ganar, se nos exige darlo todo, y si hacemos eso cada día de entreno y cada partido, estoy completamente segura de que será un buen año a todos los niveles.

Mirando al futuro más inmediato, la próxima jornada tendrán que verse las caras con el Candor CF. ¿Qué espera del partido?

Del partido espero que salgamos enchufadas y que nos dejemos todo en el campo, el resultado vendrá después de hacer eso, y claro que me encantaría que fuera positivo para nosotras.

Para finalizar, ¿cuáles son sus expectativas tanto a nivel personal como a nivel colectivo de cara a este curso 2020-2021?

A nivel personal quiero crecer como jugadora, mejorar en lo técnico y lo táctico, tengo mucho margen porque llevo muy poquito jugando.

A nivel colectivo, lo que ya he dicho, crecer como equipo y mejorar.  Los resultados vendrán solos si trabajamos como debemos.