El Sevilla FC confirmó la salida de Joaquín Caparrós para dirigir a la selección de Armenia

Joaquín Caparrós no continuará formando parte del organigrama del Sevilla FC. El veterano técnico, hasta ahora Director del área de Desarrollo de Talentos del club hispalense, ha aceptado la propuesta de la selección de Armenia para tomar sus riendas. Así, vivirá un nuevo reto en su carrera en los banquillos.

Una noticia que el Sevilla FC confirmó a través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales. “Joaquín Caparrós, actual director de Desarrollo de Talentos, ha comunicado al Sevilla FC que se marcha de la entidad para hacerse cargo de la selección de Armenia, aceptando el técnico utrerano el reto de pelear por la clasificación del combinado nacional armenio para el Mundial de 2022”, indicó al respecto el club andaluz.

Joaquín Caparrós inició su andadura en los banquillos en la temporada 1996-1997, como técnico del Recreativo de Huelva. Un club en el que permaneció tres campañas, logrando el ascenso a Segunda División en la segunda de ellas. Su buen hacer en el Decano le llevó a firmar por el Villarreal CF en la temporada 1999-2000, si bien solamente permaneció siete partidos al frente del equipo castellonense.

Una temporada más tarde, Joaquín Caparrós fue nombrado técnico del Sevilla FC, que acababa de descender a Segunda División. En su primera campaña en el conjunto nervionense, el timonel fue capaz de conseguir que el equipo recuperara la categoría, al acabar como campeón del torneo. Un éxito que le llevó a mantenerse en el equipo en las siguientes temporadas, logrando en todas ellas asentar al equipo en la máxima categoría del fútbol español. Año a año, consiguió hacer que el conjunto nervionense lograra objetivos más destacados, hasta conseguir disputar la Copa de la UEFA en la temporada 2004-2005.

Tras esta temporada pasó a entrenar al RC Deportivo, en el que se mantuvo durante dos cursos consiguiendo que el equipo se mantuviera sin problemas en la categoría. Posteriormente, en el curso 2007-2008 fue elegido técnico del Athletic Club, en el que permaneció cuatro campañas. Al frente de los bilbaínos, fue capaz de alcanzar la final de la Copa del Rey en la temporada 2008-2009, siendo derrotado en la final por el FC Barcelona por un contundente 1-4. Fue una buena etapa en San Mamés, que cerró además con el subcampeonato de la Supercopa de España.

A mediados de la temporada 2011-2012 pasó a dirigir al RCD Mallorca, al que logró salvar del descenso en su primera campaña. Esto propició que continuara a los mandos de los bermellones en el curso 2012-2013, siendo cesado tras 22 jornadas. Una temporada más tarde firmó con el Levante UD, con el que consiguió alcanzar una meritoria décima posición en la Liga. Esto motivó su fichaje por el Granada CF en la temporada 2014-2015, en el que permaneció 18 jornadas hasta acabar siendo destituido.

No volvió a hacerse cargo de ningún otro equipo hasta que en noviembre de 2016 fue contratado por CA Osasuna. Un equipo al que acabó dirigiendo en ocho encuentros: cinco en el campeonato liguero y otros tres en Copa del Rey. Su balance no fue nada positivo: una victoria y siete derrotas. Posteriormente, desembarcó en el Al-Ahli qatarí, al que dirigió durante 20 partidos.

En la recta final de temporada 2017-2018, Joaquín Caparrós asumió la difícil misión de dirigir al Sevilla FC, con el objetivo de clasificar al equipo para la UEFA Europa League. Un hito que alcanzó, tras haber sumado 10 de los 12 puntos en juego en las cuatro últimas jornadas de la Liga Santander.

La pasada campaña, Joaquín Caparrós volvió a hacerse cargo del banquillo del Sevilla FC con la temporada iniciada. En total, fueron 11 los partidos en los que dirigió al cuadro hispalense, logrando situarlo en sexta posición. Sus números fueron de seis victorias, un empate y cuatro derrotas.

Tras eso, pasó a hacerse cargo del área de Desarrollo de Talentos del Sevilla FC. Un puesto en el que se había mantenido hasta ahora, cuando se ha producido su salida. A partir de ahora, Joaquín Caparrós vivirá nuevos retos lejos del club de su vida, como seleccionador de Armenia.