El Sevilla FC confirmó el fichaje de Óliver Torres

El Sevilla FC ya tiene a su novena incorporación de cara a la próxima campaña: Óliver Torres. El mediocentro regresa a nuestro fútbol, tras haber jugado las últimas tres temporadas en Portugal con el FC Porto. Ahora, aterriza en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán para tratar de marcar diferencias vestido de sevillista.

“El Sevilla FC y el Oporto han llegado a un acuerdo para el traspaso de Óliver Torres, por el cual el jugador extremeño firma con el club de Nervión para las cinco próximas campañas. Óliver llegó a Sevilla este domingo por la noche y pasó el reconocimiento médico en la mañana de este lunes, rubricando después su contrato con el club sevillista. El jugador será presentado a las 14.00 horas”, indicó al respecto el club a través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales.

Formado en los escalafones inferiores del Atlético de Madrid, Óliver Torres pasó por los distintos equipos de cantera del club rojiblanco hasta dar el salto al filial, en la temporada 2011-2012. Una temporada más tarde, con apenas 18 años, le llegó la oportunidad de debutar con el primer equipo. Fue en la primera jornada del campeonato liguero, ante el Levante UD: ingresó en la cancha a falta de 27 minutos para la conclusión del encuentro, relevando a Adrián López. Acabó jugando 10 encuentros entre el torneo liguero y la Copa del Rey, acumulando 209 minutos de juego. Una campaña en la que conquistó su primer título oficial: la Copa del Rey.

Comenzó la temporada 2013-2014 como miembro de pleno derecho del equipo rojiblanco, jugando 14 encuentros entre la Supercopa de España, la Liga, la UEFA Champions League y la Copa del Rey. En esta etapa acumuló 514 minutos de juego, anotando su primer gol con el Atlético de Madrid en la décima jornada del campeonato liguero, ante el Real Betis. Sin embargo, en el mercado de enero le tocó vivir su primera cesión: se marchó al Villarreal CF para seguir con su progresión en la élite del fútbol español.

Los castellonenses eran un recién ascendido que buscaban clasificarse para competiciones europeas. Un hito que, finalmente, acabaron obteniendo. Durante su media temporada en el Villarreal, Torres disputó nueve partidos en Primera División, debutando con este conjunto en la vigésimo sexta jornada ante el Real Betis. En total, fue titular en seis ocasiones, acumulando 504 minutos de juego. No pudo realizar anotaciones, viendo dos tarjetas amarillas: ante Valencia y Getafe.

Tras este buen rendimiento, el Atlético de Madrid le encontró acomodo en el FC Porto, donde jugó completa la temporada 2014-2015. En los dragones mostró un gran nivel de juego, siendo uno de los jugadores más importantes del equipo que dirigió Julen Lopetegui. No en vano, disputó 40 encuentros entre todas las competiciones: acumuló 2865 minutos de juego, anotando siete goles.

Por ello, en la siguiente campaña regresó a la disciplina del Atlético de Madrid, siendo uno de los jugadores de los que más se esperaba en el curso 2015-2016. Sin embargo, Óliver Torres no tuvo fortuna, siendo un jugador que fue utilizado habitualmente en las rotaciones de Simeone. Saldó la temporada con la disputa de 33 partidos entre Liga, UEFA Champions League y Copa del Rey. Acumuló un total de 1339 minutos de competición, logrando un gol: ante el Astana, en la fase de grupos de la máxima competición continental.

Tras aquella gris experiencia en el conjunto rojiblanco, Óliver Torres retornó al FC Porto en la temporada 2016-2017. Durante las tres últimas campañas, el mediocentro ha jugado con los dragones, siendo un futbolista importante sobre el terreno de juego: disputó 106 partidos y anotó cuatro goles. Además, ayudó al club a conquistar la Liga y la Supercopa de Portugal en el año 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.