El Sevilla FC alcanzó la séptima jornada con tres goles encajados por tercera ocasión en su historia

Foto vía sevillafc.es

El Sevilla FC continúa mostrándose como un equipo con una gran solidez en lo que a sus resultados se refiere en este inicio de curso 2017-2018. No en vano, el conjunto nervionense supo sobreponerse de la derrota sufrida en su visita al Club Atlético de Madrid con la consecución de tres puntos en la séptima jornada. Ante el Málaga CF, los de Eduardo Berizzo se reencontraron con la victoria en la máxima categoría de nuestro fútbol, haciendo gala además de un impecable comportamiento defensivo.

Un comportamiento que propició que David Soria, alineado como titular para enfrentarse a los malacitanos en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, consiguiera mantener el cerrojo en su portería. Esta circunstancia ha sido bastante habitual en este inicio de campaña en el entorno sevillista: no en vano, en cinco de los siete partidos que se han disputado hasta el momento, el Sevilla FC fue capaz de dejar a cero a su oponente. Todo ello propicia que el cuadro hispalense promedie 0,43 goles recibidos por partido.

El primero de los tres goles encajados por el Sevilla FC esta temporada llegó en la primera jornada, en la que se empató a un gol con el RCD Espanyol. Leo Baptistao fue el encargado de batir a Sergio Rico, en el minuto 35. Los dos tantos restantes fueron en la derrota visitando al Club Atlético de Madrid, en la sexta jornada de la Liga Santander. En el estadio Wanda-Metropolitano, los encargados de perforar las redes nervionenses fueron Yannick Carrasco (en el minuto 46) y Antoine Griezmann (en el minuto 70).

De este modo, entre Sergio Rico y David Soria han conseguido que el Sevilla FC llegue a la séptima jornada con tan solo tres goles encajados. Un hito que el equipo nervionense alcanza por tercera ocasión a lo largo de su andadura en la máxima categoría de nuestro fútbol. Con anterioridad, los sevillistas fueron capaces de conceder esta cantidad de goles a estas alturas de curso en las temporadas 1969-1970 y 1970-1971.

En la temporada 1969-1970, el Sevilla FC fue capaz de mantenerse con tan solo tres goles encajados en las primeras siete jornadas de competición. En dicho intervalo, el guardián de la portería sevillista fue Rodri. Un portero que concedió goles ante el Club Atlético de Madrid (viéndose superado por Gárate, en la primera jornada), RCD Mallorca (viéndose superado por Robles, en la cuarta jornada) y Real Zaragoza (viéndose superado por Villa, en la sexta jornada). En los cuatro duelos restantes mantuvo el cerrojo en su puerta, siendo sus rivales el Valencia CF, el RC Celta de Vigo, el Granada CF y el FC Barcelona.

Tan solo una temporada más tarde, el Sevilla FC volvió a llegar a la séptima jornada del campeonato liguero con tan solo tres goles encajados. Una campaña en la que se encargaron de defender la portería sevillista Rodri y Bonilla. El primero fue titular en las seis primeras jornadas del torneo, encajando dos goles. Grande (del Real Madrid CF, en la jornada 2) y Mendiluce (de la Real Sociedad, en la jornada 6) fueron los encargados de batirle. El segundo disputó el duelo ante el Real Sporting de Gijón de la séptima jornada, saldado con 1-1: Churruca anotó el gol asturiano, en el minuto 54.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.