El Real Betis tiene nuevo entrenador: Rubi

Era un secreto a voces, a falta de confirmación: Rubi entrenará a partir de ahora al Real Betis. El técnico catalán consiguió desvincularse del RCD Espanyol, recalando en el estadio Benito Villamarín. El club le ha firmado un contrato de larga duración, teniendo el preparador catalán tres temporadas para desarrollar un proyecto con el que consiga que el equipo verdiblanco sea competitivo en la Liga Santander.

A través de un comunicado de prensa difundido en sus medios oficiales, el Real Betis se hizo eco de esta noticia. “El Real Betis Balompié ha firmado al técnico Joan Francesc Ferrer Sicilia ‘Rubi’ como nuevo entrenador verdiblanco para las próximas tres temporadas. El preparador de Vilasar de Mar se une de esta manera a la entidad de las Trece Barras hasta junio de 2022”, indicó al respecto la entidad heliopolitana.

Asimismo, el club bético recalcó que “con la llegada de Rubi, el Real Betis incorpora a un técnico con un elevado perfil profesional y amplio conocimiento de LaLiga. El entrenador catalán, primera opción de los verdiblancos para su banquillo, le dará continuidad a un estilo de juego que el Real Betis ha hecho propio, además de llevar a cabo una minuciosa preparación de los entrenamientos y partidos”.

A lo largo de su trayectoria como entrenador en solitario, Rubi dirigió en categorías inferiores del fútbol español, haciéndose cargo de equipos catalanes de Tercera y Segunda División B. En la temporada 2012-2013 se produjo su debut en el fútbol profesional, tomando las riendas del Girona FC en Segunda División. A sus órdenes, el club catalán cuajó una grandísima campaña en la categoría de plata del fútbol español, consiguiendo clasificarse en cuarta posición. Una circunstancia que posibilitó que el equipo disputara el play-off de ascenso, donde se quedó a las puertas de la élite: en la eliminatoria decisiva perdió con la UD Almería. Posteriormente, integró el cuerpo técnico del FC Barcelona.

En la temporada 2014-2015, tras haberse desvinculado del FC Barcelona, Rubi pasó a dirigir al Real Valladolid, también de la Segunda División. Con el cuadro pucelano volvió a conseguir la clasificación para la postemporada en la categoría de plata, al finalizar en quinta posición. Sin embargo, los blanquivioletas acabaron siendo eliminados en la primera ronda de ascenso a manos de la UD Las Palmas. Tras esto, no renovó su contrato con el conjunto vallisoletano. 

El siguiente trabajo de este entrenador fue al frente del Levante UD en la temporada 2015-2016. Asumió el cargo en el cuadro granota relevando a Lucas Alcaraz, en la jornada 10. No pudo conseguir que el equipo azulgrana se mantuviera en la máxima categoría del fútbol español, pues el equipo finalizó como colista, con 32 unidades. Su balance en este equipo fue de siete victorias, seis empates y 18 derrotas entre todas las competiciones. 

Una historia que se repitió en la temporada 2016-2017, en la que tomó el relevo de Abelardo Fernández en el banquillo del Real Sporting de Gijón. En El Molinón, Rubi vivió otro descenso a Segunda División, tras no lograr darle la vuelta a la mala dinámica del cuadro gijonés. En total, dirigió 20 partidos de los sportinguistas, cosechando cuatro victorias, siete empates y nueve derrotas.

En la temporada 2017-2018 bajó a Segunda División, para encabezar el proyecto de la SD Huesca. Rubi supo hacer un conjunto compacto, consiguiendo que los oscenses ascendieran por primera vez en su historia a Primera División. Todo ello, tras finalizar en segunda posición, con un bagaje de 21 victorias, 12 empates y nueve derrotas tras 42 jornadas.

Este éxito le permitió sentarse en el banquillo del RCD Espanyol en el recientemente finalizado curso 2018-2019. Con los periquitos volvió a hacer historia, logrando la clasificación para la UEFA Europa League tras obtener la séptima plaza de la Liga Santander. Consiguió buenos números (14 victorias, 11 empates y 13 derrotas) que ahora han posibilitado su fichaje por el Real Betis.