El Málaga CF ha encajado el 75% de sus goles en las segundas partes

El Málaga CF sufrió su tercera derrota de la temporada en El Sadar, después de caer ante CA Osasuna por 2-1. Un encuentro marcado por las expulsiones que sufrieron los boquerones en la segunda mitad, circunstancia que aprovecharon los navarros para anotar sus dos goles. Estos tantos refrendan la irregular dinámica defensiva del cuadro blanquiazul tras la reanudación de sus compromisos ligueros, donde ha acabado concediendo la mayor cantidad de sus goles.

Hasta el momento, el Málaga CF ha recibido ocho goles a lo largo de los 12 partidos que ha disputado en la competición liguera: un promedio de 0,67 goles encajados por encuentro. La mayor parte de estos goles recibidos por el equipo blanquiazul acabaron llegando en las segundas partes de sus partidos. Así, en los segundos 45 minutos de juego, el equipo boquerón ha acabado encajando seis dianas: el 75% del total.

Una mala dinámica que, lejos de La Rosaleda, resulta aún más problemática para el Málaga CF. No en vano, de los seis goles que el equipo boquerón ha concedido de vuelta de vestuarios, cinco fueron a domicilio. Esto supone que el 83,33% del total de los goles que los malaguistas han recibido en las segundas partes han llegado en sus duelos como visitantes.

Fue visitando a la UD Las Palmas cuando el Málaga CF encajó su primer gol de la temporada en una segunda mitad. En la sexta jornada de la Liga 1,2,3, un solitario tanto de Rafa Mir en el minuto 74 propició que los boquerones se marcharan de vacío del estadio de Gran Canaria. Posteriormente, en la octava jornada, el equipo andaluz volvió a encajar un tanto tras la reanudación: rindiendo visita al RC Deportivo, obra de Carlos Fernández. Este gol, en el minuto 76, supuso el definitivo 1-1 en Riazor.

El único tanto que el Málaga CF ha encajado en una segunda mitad jugando en casa se produjo ante el Albacete Balompié, en la novena jornada. Bela fue el autor de dicho tanto, convirtiendo una pena máxima que puso momentáneamente por delante a los manchegos en el minuto 57. Luego, en la derrota sufrida ante el Elche CF en la décima jornada, los malaguistas encajaron un gol en el segundo acto: fue en el minuto 63, llevando la firma de Borja Martínez.

Ahora, en la duodécima jornada de la Liga 1,2,3, el Málaga CF ha acabado encajando dos goles en el segundo período. Goles que acabaron propiciando que el equipo se marchara de vacío en su visita a CA Osasuna, por 2-1. Juan Villar (en el minuto 80) y Roberto Torres (en el minuto 83) fueron los encargados de perforar las redes malaguistas.