El Granada CF perdió por la mínima en la ida de las semifinales de Copa del Rey

El Granada CF rindió visita al Athletic Club, en la ida de las semifinales de la Copa del Rey. No tuvieron un partido sencillo en San Mamés los granadinos, que acabaron cayendo derrotados por la mínima gracias al buen hacer de Rui Silva bajo palos. El único gol del envite llegó en la recta final del primer período, siendo obra de Iker Muniain.

En los primeros compases del choque en San Mamés, el Granada CF estuvo muy cerca de abrir el marcador. Fue tras un remate de Roberto Soldado a centro de Víctor Díaz: un lanzamiento que se marchó rozando el poste de la portería de la escuadra vasca. Posteriormente, Yangel Herrera puso a prueba los reflejos de Unai Simón con otro buen disparo a puerta.

Tras esos avisos del cuadro nazarí, el Athletic Club pasó a hacerse con el dominio del choque. Los leones bilbaínos llegaron en oleadas a la portería del Granada CF. Sin embargo, el buen hacer bajo palos de Rui Silva impidió que la escuadra vasca pudiera colocar el 1-0 en San Mamés. De este modo, jugadores como Iñaki Williams, Mikel Vesga o Raúl García se toparon con el seguro guardián de la puerta granadina.

Antes del descanso, no obstante, el Athletic Club consiguió romper la oposición del portero nazarí. Iñaki Williams asistió a Iker Muniain, que en el área pequeña no perdonó para batir a Rui Silva. Era el 1-0, que subió al electrónico tras la consulta del colegiado con el VAR.

La segunda mitad tuvo un comienzo con los mismos ingredientes del primer acto: el Athletic Club dominaba, poniendo a prueba a Rui Silva. El portero portugués sostuvo al Granada CF con  sus buenas intervenciones. Asimismo, los leones bilbaínos vieron  cómo les anulaban dos goles: el primero, obra de Yeray, por fuera de juego; el segundo, obra de Ander Capa, a instancias del VAR.

Así transcurrió el choque, en cuya recta final el Granada CF se animó a poner en aprietos a Unai Simón. El portero de los bilbaínos evitó la igualada en el minuto 81, con una gran estirada ante el disparo de Carlos Neva.