El Cádiz CF sigue en lo más alto tras empatar ante el Real Zaragoza

El estadio Ramón de Carranza albergó el gran partido de la jornada en la Liga SmartBank. Frente a frente en el coliseo gaditano estaban el Cádiz CF y el Real Zaragoza, en un duelo clave en la lucha por el ascenso directo. El resultado final fue de 1-1, gracias al penalti convertido por Álex Fernández en la recta final. Gracias a ese gol, los cadistas seguirán en lo más alto de la tabla, teniendo además el goal-average ganado al cuadro aragonés.

Durante la primera mitad pudo verse a dos equipos fieles a sus respectivos estilos, con identidades marcadas y definidas. El Cádiz CF, poco a poco, consiguió llevar el choque a su terreno, generando bastante peligro sobre la portería aragonesa. Ahí, Cristian Álvarez pudo agigantarse para evitar el gol amarillo.

La ocasión más clara estuvo en las botas de Choco Lozano, que en el minuto 7 dispuso de una oportunidad inmejorable tras ser asistido por Fali. No obstante, el remate de primeras del hondureño fue bien repelido por el guardián de la meta zaragozana.

El segundo período comenzó mal para los intereses del Cádiz CF, que vio cómo en  la primera acción tras la reanudación su rival se adelantaba en el marcador. Soro fue el encargado de colocar el 0-1 en el marcador del estadio Ramón de Carranza, perforando las redes de Alberto Cifuentes tras ganarle la partida a Espino.

Esta circunstancia obligó al Cádiz CF a dar un paso al frente, en busca de la igualada. Los amarillos se fueron con todo hacia la portería de un Cristian Álvarez que mantuvo a los suyos. Así, se quedaron cerca de anotar jugadores como Alberto Perea, Álex Fernández y Fali. También tuvo alguna oportunidad de sentenciar el Real Zaragoza, como un remate de Nieto por encima del larguero.

La recta final del encuentro deparó la igualada del Cádiz CF, tras una pena máxima cometida por Eguaras. Álex Fernández, especialista del Submarino Amarillo en este tipo de lanzamientos, pudo batir a Cristian Álvarez para poner el definitivo 1-1 en el estadio Ramón de Carranza.