El Cádiz CF sigue en buena dinámica tras su triunfo visitando al Málaga CF

La Rosaleda albergó un intenso derbi andaluz en esta undécima jornada de la Liga SmartBank. Frente a frente estaban el Málaga CF y el Cádiz CF: dos equipos en dinámicas opuestas, pero que necesitaban los tres puntos para seguir adelante con sus respectivos objetivos. Un choque en el que, finalmente, el cuadro gaditano acabó consiguiendo el triunfo al doblegar a los boquerones por 1-2.

El primer período resultó bastante igualado, sin que ninguno de los dos contendientes mostrara una excesiva claridad de ideas. A pesar de los problemas para formar un once de garantías, lo cierto es que el Málaga CF estuvo más en contacto con el cuero. Un planteamiento que no incomodó demasiado al Cádiz CF, que sabe manejarse como nadie en este tipo de situaciones. Mientras que los malaguistas apenas generaron peligro, el cuadro gaditano esperaba el momento idóneo para asestar un golpe en La Rosaleda.

Así, en el minuto 32 de juego, el Cádiz CF fue capaz de abrir el marcador. Eso sí, con cierto suspense: a instancias del VAR subió el 0-1 al electrónico, después de que un buen centro de Salvi Sánchez acabara siendo rematado por Choco Lozano. El hondureño sigue de dulce, enlazando ya cuatro partidos viendo puerta.

Tras el paso por vestuarios pudo verse a un Málaga CF con mayor mordiente en ataque. El cuadro boquerón llevó el peso del encuentro, buscando la igualada por medio de un inspirado Keko Gontán. Este futbolista dispuso de las mejores ocasiones de los suyos, pero careció del acierto suficiente en los últimos metros para batir a Alberto Cifuentes.

A pesar de ello, fue el Cádiz CF quien volvió a golpear. El 0-2 llegó por mediación de uno de los hombres de refresco introducidos por Álvaro Cervera: Caye Quintana. El onubense se fabricó el gol, firmando una bonita jugada personal para acabar poniendo el cuero lejos del alcance del local Kellyan.

Parecía que el duelo estaba sentenciado, pero el Málaga CF se metió de lleno en la recta final tras el gol de Antoñín. Con el 1-2, los boquerones se fueron con decisión a por la igualada, que muy cerca estuvo de conseguirla Keko Gontán: su disparo fue repelido por el travesaño.