El Cádiz CF estrenó su casillero de victorias en la Liga Santander ante la SD Huesca

La segunda jornada de la Liga Santander deparó la primera alegría para el Cádiz CF en su vuelta a la élite. Los amarillos sumaron sus primeros tres puntos del curso en  un campo que tradicionalmente se les había dado mal: El Alcoraz. Y es que, ante un rival directo como la SD Huesca, la escuadra gaditana acabó venciendo por 0-2. Todo ello, gracias a los goles de Álvaro Negredo y de Pombo.

En los primeros compases del choque pudo verse a dos equipos fieles a sus formas de entender el fútbol. La SD Huesca se adueñó del balón, moviéndolo sin encontrar huecos para hacer daño a su rival. Un Cádiz CF que se mantuvo disciplinado en defensa, a la espera de su oportunidad para asestar algún golpe.

Esta llegó antes de que se alcanzara el primer cuarto de hora de juego en El Alcoraz. Y es que, en el minuto 11, el Cádiz CF pudo instalar el 0-1 en el electrónico. Un gol que vino precedido de un centro de Álex Fernández que el oscense Andrés Fernández no acertó a blocar con acierto. Atento para cazar el rechace se mostró Álvaro Negredo, para adelantar a los suyos.

A partir de ahí, pudo verse a un Cádiz CF muy cómodo sobre el terreno de juego. Los amarillos cedieron la iniciativa por completo a la SD Huesca que,  si bien monopolizó la posesión del esférico, fue incapaz de poner en aprietos al hoy titular Alberto Cifuentes.

La segunda mitad se mantuvo por los mismos derroteros: la SD Huesca tenía la posesión, aunque sin poder traducir dicha circunstancia en ocasiones claras de gol. Mientras tanto, el Cádiz CF se afianzó sobre el terreno de juego, ganando además mayor presencia gracias a los cambios que fueron oxigenando poco a poco al equipo.

En la recta final, los amarillos sentenciaron: el 0-2 llegó tras una acción protagonizada por uno de los jugadores que entraron desde el banquillo, Malbasic. El balcánico centró al área aragonesa, donde apareció Pombo para cabecear y perforar nuevamente las redes de Andrés Fernández.

La SD Huesca se estiró algo más en busca de recortar diferencias en el tiempo añadido, rozando el gol tras un disparo de Mosquera que fue repelido de forma magistral por Alberto Cifuentes. De este modo, el Cádiz CF logró un triunfo clave para inaugurar su casillero en la Liga Santander.