El Betis de Rubi comienza con mal pie

La Liga para el Real Betis no ha comenzado como se esperaba. En la primera jornada y en “su casa” el Benito Villamarín, ha llegado el primer tropiezo oficial de la era Rubi ante un Valladolid que supo usar sus armas y se acabó llevando el partido en los últimos compases del mismo.

El partido comenzó de mala manera para el conjunto bético porque cuando no se llegaba, todavía, al minuto diez de partido, Joel Robles derribaba a Sandro a unos centímetros del área grande y vio la tarjeta roja, dejando a su equipo con diez y poniendo cuesta arriba el encuentro.

Aunque esto pareció ser un punto de inflexión para el conjunto de Heliopolis, porque con uno menos tomó el control del partido y tuvo encerrado al conjunto vallisoletano la mayor parte del partido. Llegando al final del primer tiempo, otra mala noticia sucedía en torno al Betis porque Borja Iglesias en una acción fortuita plantaba de mala manera y se lesionaba el tobillo. Por ello tuvo que abandonar el terreno de juego justo en el descanso.

Tras la reanudación, el Betis seguía con su dominio abrumador y el Valladolid intentaba cazar alguna oportunidad a la contra. Con ello llegó el gol blanquivioleta, pero el conjunto de Rubí respondió rápidamente con un gol de Loren. Pero llegando al final del partido, Oscar Plano volvía a batir a Dani Martín y hacía que los tres puntos se fueran para Pucela.

En el Betis pese al resultado ha habido grandes cosas que destacar. Emerson fue uno de los destacados. Desde el lateral fue capaz de poner ritmo al encuentro y fue todo un seguro en defensa, al igual que Pedraza. El ex del Villarreal poco a poco se va haciendo con el lateral izquierdo.

William Carvalho fue todo un destructor en el centro del campo y quien llevó el manejo del partido. En bandas, Tello fue un puñal y a punto estuvo de poner por delante a su equipo.

Fekir tuvo un 87% de acierto en pases, por lo que solo le faltó el gol. El francés ya deja destellos de calidad y tiró del equipo en algunas fases del partido donde el Betis se venía abajo.

Las sombras las puso Borja Iglesias. En su debut estuvo desaparecido y no tuvo ocasión clara para poderse estrenar como goleador en La Palmera.

El siguiente partido será ante el FC Barcelona y el Betis intentará repetir la victoria de la pasada temporada por 3-4. Aunque no podrá contar ni con Joel ni, probablemente, con Borja Iglesias.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.