El Atlético Malagueño consiguió su segunda victoria por 2-0 en Segunda B

El Atlético Malagueño abandonó el farolillo rojo del Grupo IV de Segunda División B gracias a su victoria de este fin de semana ante la UD Almería “B”. En el duelo de filiales, el malaguista acabó superando al almeriense por 2-0. Un resultado que, en las diversas etapas del combinado blanquiazul en la categoría de bronce de nuestro fútbol, no había sido demasiado habitual.

De hecho, solamente en una ocasión el cuadro boquerón había sido capaz de vencer como local por este resultado en el Grupo IV de Segunda División B. Fue en la temporada que marcó su debut en la categoría de bronce, la 2002-2003. Una campaña histórica, pues los malagueños acabaron ascendiendo a Segunda División de la mano de Antonio Tapia.

En la cuarta jornada de aquella campaña llegó la que, hasta ahora, pasaba por ser la única victoria de bronce del Atlético Malagueño por 2-0. Fue ante otro filial: el del Real Betis. Un conjunto que se marchó de vacío del feudo malaguista gracias al acierto de Paco Esteban de cara a puerta. Y es que el delantero granadino marcó los dos goles, batiendo a Toni Doblas en los minutos 29 y 70 de juego.

Un partido en el que Antonio Tapia alineó en las filas del Atlético Malagueño a Calatayud, Manolo Gaspar, Mario, Alexis, Jesús Bernal, Nacho, Juan Rodríguez, Juanma, Capa, Paco Esteban y Geijo. Más tarde, entraron en acción jugadores como Abel, Gaby Frías y Adán.

Ha habido que esperar hasta la vigésimo novena jornada de esta temporada 2018-2019 para volver a ver al Atlético Malagueño vencer como local por 2-0 en el Grupo IV de Segunda División B. Su víctima ha sido la UD Almería “B”, a la que los boquerones doblegaron con goles de David Grande (en el minuto 22) y de Rubén (en el minuto 74).