El Écija Balompié, descendido por segunda ocasión a Tercera División

El Écija Balompié no pudo eludir el descenso a Tercera División. Una categoría a la que el club astigitano regresa tan solo un año después de haber logrado dar el salto a Segunda División B. La temporada 2017-2018 ha estado repleta de altibajos para el equipo, que llegó a la última jornada con opciones de salvación en el Grupo IV. Sin embargo, no pudo vencer al FC Cartagena para poder pelear al menos por disputar el play-out.

En la última jornada, los ecijanos tenían ante sí una complicada prueba. Nada más y nada menos que en Cartagonova, donde debían rendir visita a un equipo que se jugaba el liderato del Grupo IV de Segunda División B. Los departamentales pudieron mantener esa posición de privilegio en la tabla clasificatoria tras el 0-0 final logrado ante el Écija Balompié. Un resultado que, por el contrario, no sirvió en absoluto a los intereses de la escuadra andaluza.

No en vano, el Écija Balompié ha finalizado la competición ubicado en decimoséptima posición: la última que acarrea el descenso directo a Tercera División. Su saldo ha sido de 45 puntos: tan solo uno del play-out y a dos de la permanencia que ha acabado marcando el Recreativo de Huelva. A lo largo dela campaña, los astigitanos han logrado 11 victorias, 12 empates y 15 derrotas. Resultados que han acabado propiciando la pérdida de la categoría.

Un descenso amargo, que supone el segundo que sufre el Écija Balompié a Tercera División en su historia. Un descenso cruel, que pone final a la tercera etapa de este conjunto en la categoría de bronce de nuestro fútbol. La primera finalizó con un histórico ascenso a Segunda División; la segunda, se saldó con un descenso en la temporada 2013-2014, tras 17 cursos seguidos en la competición.

Así las cosas, el primer descenso en la historia del Écija Balompié a Tercera División se produjo en la temporada 2013-2014. Una campaña nefasta para el equipo astigitano, que vio cómo por su banquillo desfilaban hasta cinco técnicos diferentes: Barrido, Borja, Alberto Olmo, David Sánchez y Dani Ruiz. Ninguno pudo revertir la dinámica de un conjunto que acabó como farolillo rojo del Grupo IV de Segunda División B, con apenas 23 puntos. Todo ello, tras haber logrado seis victorias, cinco empates y 27 derrotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.