Un duelo muy especial para Lucas Alcaraz

Lucas Alcaraz afrontará un duelo muy especial en la decimoctava jornada de la Liga 1,2,3. No en vano, el técnico de la UD Almeriense rendirá visita al Granada CF: club de sus amores, al que dirigió hasta en tres ocasiones en el pasado. En esta visita a Los Cármenes, el preparador de la escuadra almeriense tratará de derrotar a los nazaríes, para mantener la buena dinámica de resultados que ha mostrado su equipo en sus últimos encuentros. Una circunstancia que no quitará el hecho de que para él este no sea un partido más.

A lo largo de su dilatada trayectoria en los banquillos, Lucas Alcaraz asumió las riendas del Granada CF en tres etapas distintas: la primera, entre los cursos 1995-1996 y 1997-1998; la segunda, entre los cursos 2012-2013 y 2013-2014; la tercera, la pasada campaña. Entre todas esas etapas como titular del banco de Los Cármenes, el experimentado estratega dirigió a los granadinos en 189 encuentros, con un saldo de 68 victorias, 50 empates y 71 derrotas.

La primera etapa de Lucas Alcaraz en el banquillo del Granada CF se inició en el curso 1995-1996, militando el equipo en la categoría de bronce del fútbol español. Asumió los mandos del conjunto granadino tras la octava jornada, consiguiendo brillantes resultados: condujo a los nazaríes hasta la segunda posición en el Grupo IV de Segunda División B, disputando la promoción. Sin embargo, el ascenso a la categoría de plata no se produjo.

Se mantuvo en el cargo en la temporada 1996-1997, en el que no pudo repetir el éxito de su primera campaña en el club. La temporada se saldó con los granadinos en sexta posición, sumando 58 puntos: cinco menos que el cuarto clasificado. Inició el curso 1997-1998 como titular del banquillo de Los Cármenes, pero no llegó a terminar la campaña: tras 26 jornadas en el cargo, fue cesado. Una circunstancia que se produjo después de que el Granada CF cayera derrotado en su visita al filial del Real Betis en la jornada 26.

Posteriormente su carrera le llevó por distintos clubes, donde consiguió buenos resultados. Dirigió a UD Almería, Dos Hermanas, Recreativo de Huelva, Racing de Santander, Xerez CD, Real Murcia o Córdoba CF, antes de regresar al Granada CF en la temporada 2012-2013. Ya en Primera División, fue el elegido para levantar la situación del equipo en la vigésimo segunda jornada. Consiguió que el cuadro nazarí salvara la categoría sin sobresaltos. Un rendimiento que produjo que continuara al frente del equipo en la temporada 2013-2014, en la que también logró el objetivo de la permanencia.

Regresó al club la pasada campaña, con el difícil reto de pelear por la permanencia en la máxima categoría, tras un mal inicio que le costó de forma prematura el puesto a Paco Jémez. Sin embargo, no pudo sacar al Granada CF del descenso, siendo destituido a pocas jornadas del final. En aquella última etapa, dirigió al equipo granadino en 24 partidos ligueros, con un saldo de cuatro victorias, seis empates y 14 derrotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.