Diego Vargas, pólvora para la delantera del Sevilla FC “C”

La temporada 2018-2019 no está resultando sencilla para el Sevilla FC “C”. No en vano, el segundo filial nervionense se encuentra en la zona peligrosa de la tabla clasificatoria en el Grupo X de Tercera División. Con el objetivo de tratar de mejorar la dinámica del equipo, el club ha acabado incorporando al equipo a Diego Vargas. Un atacante joven, que conoce la categoría tras su paso por el Atlético Onubense.

Formado en la prolífica cantera del Decano del fútbol español, Diego Vargas fue quemando etapas en el club hasta conseguir dar el salto al Atlético Onubense en la temporada 2015-2016. Una campaña en la que el atacante comenzó jugando con el Juvenil “A” recreativista en el Grupo IV de División de Honor, demostrando un gran acierto de cara a la portería rival: siete goles en 10 partidos. Con ese aval, acabó debutando con el filial, ayudando a la consecución del ascenso a Tercera División.

Una categoría en la que Diego Vargas tuvo la oportunidad de estrenarse al curso siguiente. Durante la temporada 2016-2017, el Atlético Onubense fue capaz de conseguir la permanencia en el Grupo X de Tercera División, teniendo el delantero un rol secundario: participó en 11 compromisos ligueros, siendo titular en seis de ellos. Mucha más continuidad tuvo en el pasado curso 2017-2018, en el que jugó 32 partidos y materializó seis goles.

Tras el descenso del Atlético Onubense, Diego Vargas se mantuvo en las filas del equipo en esta temporada 2018-2019. Una campaña cuya primera mitad la ha pasado en el Grupo I de División de Honor Andaluza, cuajando muy buenas actuaciones. No en vano, llegó a disputar 16 partidos, materializando 11 goles. Ahora, da el salto al Sevilla FC “C” para pelear por la permanencia en el Grupo X de Tercera División.

También sabe lo que es jugar en el primer equipo del Decano

En estos años, además, Diego Vargas tuvo la oportunidad de jugar varios partidos en el Grupo IV de Segunda División B con el Recreativo de Huelva. En la temporada 2015-2016 disputó un encuentro con el Decano, mientras que en el curso siguiente tuvo la oportunidad de participar en otros dos encuentros. Esta campaña, fue requerido en una ocasión por José María Salmerón para jugar en la categoría de bronce.