Dani Martín, el héroe de la segunda Copa del Rey del Real Betis

Dani Martín Alexandre (Sevilla, 16-09-1981) tiene un lugar especial reservado en la historia del Real Betis. Un club en el que vivió los mejores momentos de su carrera deportiva y donde será siempre recordado por un gol: el que dio el triunfo a los béticos en la final de la Copa del Rey de la temporada 2004-2005 ante CA Osasuna. La verdiblanca no fue la única camiseta que vistió en su trayectoria, ya que también jugó para Cádiz CF, Elche CF, Recreativo de Huelva, Atlético Baleares o Prierikos.

Formado en los escalafones inferiores del Real Betis, este delantero fue progresando hasta llegar al filial heliopolitano en la temporada 1999-2000. Una campaña en la que el segundo equipo bético acabó perdiendo la categoría en el Grupo IV de Segunda División B, pese a los goles de nuestro protagonista: seis dianas en 27 partidos. Continuó en este conjunto en Tercera División, contribuyendo a recuperar la categoría perdida: marcó 11 goles durante el curso 2000-2001.

La temporada siguiente fue clave en su trayectoria. Comenzó en el Real Betis “B”, haciendo gala de un gran acierto anotador en el Grupo IV de Segunda División B: materializó seis goles en nueve encuentros. Rendimiento que motivó que diera el salto a la primera plantilla a mediados del curso 2001-2002. De este modo, arrancó la etapa de Dani Martín en el Real Betis: un equipo en el que se mantuvo hasta la temporada 2009-2010, con dos cesiones a Cádiz CF y Elche CF entre medias.

Fue Juande Ramos quien le dio la alternativa, en la undécima jornada de Liga ante el Real Zaragoza. Jugó la segunda mitad, sustituyendo a Amato. En su estreno con el primer equipo, el sevillano logró cinco goles en 17 encuentros. Sus víctimas fueron Athletic Club, Villarreal CF, FC Barcelona (al que marcó dos goles) y Real Zaragoza.

Sin duda, su mejor momento como jugador bético llegó en la temporada 2004-2005. Una temporada difícil en lo personal, que acabó de la mejor forma posible. Suyo fue el gol que le daba al Real Betis su segunda Copa del Rey, en la prórroga de la final del torneo del k.o. en el estadio Vicente Calderón ante CA Osasuna. En aquella final comenzó en el banquillo, llegándole la oportunidad de saltar al terreno de juego en el minuto 90. Poco después, Dani Martín perforó las redes de Elía para colocar el definitivo 2-1 en el electrónico: un tanto en el minuto 115 que hizo campeón copero a los verdiblancos.

Para la historia bética, Dani Martín dejaría otro gol importante en la siguiente campaña, la 2005-2006. El Real Betis recibió al Chelsea FC en la UEFA Champions League, derrotando a los blues por la mínima. El sevillano, que apenas llevaba tres minutos sobre el terreno de juego (tras sustituir a Oliveira), fue el encargado de dar la victoria a los suyos: batió a Cech en el minuto 28.

Tras no entrar en los planes del cuerpo técnico verdiblanco, Dani Martín se vio obligado a hacer las maletas en la temporada 2007-2008. Su destino fue el Cádiz CF, que parecía llamado a pelear por el ascenso a Primera División y que, de forma incomprensible, acabaría descendiendo a Segunda División B. Pese al mal resultado colectivo, fue la mejor temporada de nuestro protagonista en el apartado realizador. De amarillo y azul, logró diez goles.
Con el descenso del Cádiz CF, Dani Martín se marchó cedido al Elche CF, con el que apenas disputó 14 partidos en la temporada 2008-2009. En la siguiente, volvería a un Real Betis que militaba en Segunda División. Jugó dos partidos, antes de irse al Recreativo de Huelva. Durante temporada y media se mantuvo en las filas del Decano del fútbol español: en el curso 2009-2010 jugó ocho encuentros; en la temporada 2010-2011 disputó 31 partidos y anotó cuatro goles.

El Atlético Baleares fue el siguiente equipo en el que este delantero militó. Fue uno de los fichajes de renombre del conjunto balear, que se consagró campeón del Grupo III de Segunda División B. Sin embargo, los blanquiazules no tuvieron fortuna en el play-off de ascenso, donde acabaron siendo eliminados tras caer primero ante el CD Mirandés y luego ante el CD Lugo. En total, disputó 33 compromisos oficiales, anotando cinco dianas.

Los últimos pasos de su carrera deportiva los dio en el fútbol griego. En la temporada 2012-2013 decidió salir al extranjero para probar fortuna en el Prierikos. Un conjunto con el que mostró un gran rendimiento anotador, consiguiendo ocho dianas en 25 partidos. Acabada esa campaña, optó por colgar las botas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.