Chori Castro sufrió su tercera expulsión en Primera División

El Málaga CF no pudo pasar del empate sin goles ante el Girona FC, en la vigésimo primera jornada de la Liga Santander. Un resultado que no alivia las necesidades de los boquerones, que ya acumulan seis jornadas sin lograr los tres puntos en el campeonato liguero. Sin embargo, este punto logrado ante el combinado gerundense resultó bastante meritorio, puesto que el equipo que dirige Jose González se vio obligado a afrontar los últimos compases del partido en inferioridad numérica.

Chori Castro, uno de los puntales de los malaguistas en este curso 2017-2018, se vio obligado a abandonar el terreno de juego antes de tiempo tras ser expulsado por doble amarilla por el juez de la contienda, Alberto Undiano Mallenco. El colegiado navarro amonestó por primera vez al mediocampista uruguayo en el minuto 66. Apenas 11 minutos más tarde volvió a mostrar la cartulina amarilla al experimentado futbolista blanquiazul, dejando así al cuadro costasoleño en inferioridad numérica.

Una expulsión que supuso la tercera que sufría Chori Castro a lo largo de su trayectoria deportiva en la máxima categoría del fútbol español. La primera vez que el charrúa tuvo que abandonar un encuentro antes de tiempo fue defendiendo los colores del RCD Mallorca, en la temporada 2008-2009. No volvió a ser expulsado hasta el pasado curso 2016-2017, con el Málaga CF. Un equipo con el que ahora ha vuelto a ser expulsado por el colegiado ante el Girona FC, en la vigésimo primera jornada de la Liga Santander.

La primera vez que Chori Castro fue expulsado en un partido liguero fue en la trigésimo tercera jornada del curso 2008-2009, en la que el RCD Mallorca rindió visita al Recreativo de Huelva: vio dos tarjetas amarillas de manos de Velasco Carballo. La primera de ellas, en el minuto 70, por “no respetar la distancia reglamentaria en la ejecución de un tiro libre”. Posteriormente, en el minuto 87 volvió a ser amonestado por el colegiado, por “derribar a un contrario en la disputa del balón”.

No volvió a ser expulsado hasta la décima jornada del pasado curso 2016-2017, en el que el Málaga CF visitó al Club Atlético de Madrid. En el estadio Vicente Calderón, Chori Castro fue amonestado en dos ocasiones por Estrada Fernández. Un colegiado que le mostró la primera amarilla en el minuto 42, por “dirigirse a mí haciéndome observaciones sobre una jugada”. A dos minutos para la conclusión del encuentro volvió a ser amonestado, por “derribar a un contrario evitando con ello un ataque prometedor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.