Carlos Marchena, un campeón del mundo andaluz

Sin lugar a dudas, Carlos Marchena ha sido uno de los defensores más destacados que ha dado en los últimos años nuestro fútbol. El zaguero (nacido en Las Cabezas de San Juan, el 31-07-1979) fue un futbolista determinante tanto a nivel de clubes como con la selección española. Un jugador con una gran personalidad y saber estar sobre el terreno de juego, que dejó un sello imborrable allá por donde pasó.

Formado en los escalafones inferiores del Sevilla FC, Carlos Marchena debutó con el primer equipo en la temporada 1997-1998, en Segunda División. Una campaña en la que llegó a disputar 17 partidos en el conjunto nervionense. Cifra similar a la de los duelos que afrontó en el siguiente curso, en el que logró ascender a la máxima categoría con el equipo sevillista: con apenas 19 años colaboró en dicho hito con 18 partidos.

En la temporada 1999-2000, Carlos Marchena debutó en Primera División. Una campaña provechosa en lo personal pero negativa en lo colectivo, ya que el Sevilla FC volvió a descender a Segunda División. Durante el año, el defensor disputó 33 partidos ligueros, llamando la atención de grandes clubes. Finalmente fue la SL Benfica quien logró hacerse con su fichaje de cara al curso 2000-2001. Solamente permaneció aquella campaña en el conjunto encarnado, disputando 20 partidos y anotando dos goles.

Tras esta breve experiencia en Portugal, Carlos Marchena regresó al fútbol español para comprometerse con el Valencia CF. En el conjunto ché vivió los momentos más felices de su carrera a nivel de clubes. Se mantuvo durante nueve temporadas en Mestalla, siendo un pilar en el eje de la defensa valencianista. Una etapa en la que disputó 319 compromisos oficiales, anotando hasta 11 goles. Una etapa en la que colaboró en la consecución de cinco títulos: dos Ligas (en las temporadas 2001-2002 y 2003-2004), una Copa del Rey (en la temporada 2007-2008), una Copa de la UEFA (en la temporada 2003-2004) y un Supercopa de Europa (en la temporada 2004-2005).

El Villarreal CF fue el siguiente club en el que recaló, jugando durante dos cursos en el cuadro amarillo. En la temporada 2010-2011 disputó 28 encuentros ligueros; en el curso siguiente afrontó 17 partidos. Una campaña 2011-2012 en la que los castellonenses descendieron sorpresivamente a Segunda División, tras caer ante el Club Atlético de Madrid en la última jornada del campeonato.

Tampoco tuvo suerte en su siguiente etapa, en el RC Deportivo. Y es que, en el curso 2012-2013, sufrió un nuevo descenso a la categoría de plata con el equipo deportivista, llegando a jugar 22 partidos y anotando dos goles durante la campaña. En la siguiente temporada, Carlos Marchena se mantuvo en la disciplina coruñesa, colaborando a la consecución del ascenso a Primera División. Así, en su último curso al máximo nivel en España, el zaguero anotó tres goles en 22 partidos.

Si a nivel de clubes tuvo una trayectoria destacada, otro tanto puede decirse de su carrera como internacional. Con España, Carlos Marchena vivió su debut en un duelo ante Hungría, el 21 de agosto de 2002. Tuvo una prolífica trayectoria con La Roja, jugando 98 partidos y anotando dos goles. Su saldo fue de 73 triunfos, 19 empates y seis derrotas. Además, ostenta el récord de partidos consecutivos sin derrotas con el equipo español: un total de 57.

Durante su trayectoria con España, Carlos Marchena tuvo participación en dos Eurocopas, dos Mundiales, una Copa Confederaciones y unos Juegos Olímpicos. En su palmarés, destacan los siguientes hitos: la Eurocopa de Austria y Suiza de 2008, el Mundial de Sudáfrica 2010, el bronce en la Copa FIFA Confederaciones de Sudáfrica 2009 y la plata olímpica en Sydney 2000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.