Carlos Garrido jugará nuevamente en el Club Recreativo Granada en el curso 2019-2020

El Club Recreativo Granada ha comunicado la continuidad en sus filas de Carlos Garrido. Un futbolista que aterrizó en el filial rojiblanco en el mercado invernal del pasado campeonato, aportando su granito de arena en la consecución de la permanencia. Por ello, ambas partes han acabado alcanzando un acuerdo para renovar su contrato para la temporada 2019-2020.

Formado en la cantera del Sevilla FC, Carlos Garrido tuvo la oportunidad de debutar en la categoría de bronce del fútbol español en la temporada 2013-2014. Con apenas 19 años pasó a integrar la plantilla del Sevilla Atlético, con el que disputó 26 partidos: acumuló 2240 minutos, viendo ocho tarjetas amarillas y una cartulina roja. Posteriormente, en el curso 2014-2015, el defensor participó en 35 partidos con el filial nervionense, manteniéndose durante 2524 minutos en activo. Cerró el curso con 11 tarjetas amarillas y una tarjeta roja.

Sus buenas actuaciones propiciaron que diera el salto al filial del Real Sporting de Gijón en la temporada 2015-2016. Una campaña negativa para los sportinguistas, que acabaron descendiendo a Tercera División. Pese al descenso, Carlos Garrido fue un jugador importante en la zaga asturiana, jugando 28 encuentros y anotando dos goles. Todo ello, tras haber acumulado 2190 minutos sobre el terreno de juego.

La siguiente parada de su trayectoria estuvo en la UD Almería, reforzando al filial en el Grupo IX de Tercera División. Pudo jugar el play-off de ascenso a Segunda División  B, donde los unionistas cayeron a manos del filial del Real Sporting de Gijón. En total, Carlos Garrido jugó 20 partidos y consiguió tres goles. Buenas actuaciones, que le llevaron a debutar incluso con el primer equipo almeriense en Segunda División.

En el curso 2017-2018 aceptó el reto de jugar en un debutante en Segunda División  B como era el Unión Adarve. En el modesto equipo madrileño, Carlos Garrido ayudó decisivamente a la consecución de la permanencia: participó en 20 partidos, acumulando 1641 minutos. Tiempo en el que, además, anotó un tanto.

Con este bagaje, Carlos Garrido llegó el pasado verano a la disciplina del CD El Ejido, para apuntalar la línea defensiva del equipo. Permaneció en el club hasta Navidad, teniendo la oportunidad de saltar al rectángulo de juego en 14 compromisos ligueros, acumulando 860 minutos en activo. En el mercado invernal acabó aterrizando en el Club Recreativo Granada, con el que logró la permanencia. Tuvo un importante papel en el filial nazarí, jugando 12 partidos y anotando un gol.