Asier Garitano, ante un nuevo choque en los banquillos con el Granada CF

El Granada CF regresará esta jornada a Los Cármenes, donde se citará con un rival directo en la lucha por la permanencia: el Deportivo Alavés. Un equipo en cuyo banquillo se sienta esta campaña Asier Garitano. El técnico del cuadro babazorro ya sabe lo que es enfrentarse a los nazaríes: lo hizo en cuatro ocasiones durante su estancia a los mandos del CD Leganés.

El primer enfrentamiento que sostuvo Asier Gariatno ante el Granada CF fue en el estadio Municipal de Butarque, en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey del curso 2015-2016. En la ida, el CD Leganés logró vencer al cuadro andaluz  por 2-1. El primer tanto del encuentro fue obra de Guillermo, que anotó en el minuto 10 de juego. Posteriormente los pepineros consiguieron el segundo gol del duelo, obra de Omar Ramos. Así se mantuvo el partido hasta que, en el minuto 74, Fran Rico consiguió recortar distancias para los nazaríes. Un equipo que jugó en inferioridad numérica desde el minuto 24, tras la expulsión de Rubén Pérez por roja directa. 

La resolución de la eliminatoria se vivió en Los Cármenes, donde el Granada CF fue capaz de revertir la serie copera. Así, los nazaríes acabaron clasificándose para los octavos de final de la Copa del Rey, tras vencer por la mínima al CD Leganés de Asier Garitano. Un solitario tanto de El-Arabi, en el minuto 68 de juego, bastó para que los granadinos lograran vencer.

No fue hasta la temporada 2016-2017 cuando Asier Garitano volvió a cruzarse en el camino del Granada CF, tras el ascenso del CD Leganés a Primera División. El reencuentro fue en Los Cármenes, en la séptima jornada del campeonato liguero. Un duelo en el que los pepineros consiguieron tres puntos de gran trascendencia, tras imponerse por 0-1. Alexander Szymanowski anotó el único gol del encuentro, tras superar al mexicano Guillermo Ochoa en el minuto 76 de partido. 

La historia se repitió en la segunda vuelta, en la que el Granada CF sucumbió nuevamente a manos del equipo por aquel entonces dirigido por Asier Garitano. Y es que,  en la vigésimo sexta jornada del campeonato, el cuadro pepinero se impuso por 1-0 en el estadio Municipal de Butarque. Darwin Machís se erigió en el verdugo rojiblanco, al marcar en el minuto 83.