Antonio Troyano aportará su experiencia al CD Pozoblanco

El CD Pozoblanco ha logrado hacerse con los servicios de un jugador con una amplia experiencia en Tercera División: Antonio Troyano. El zaguero se suma a la disciplina pozoalbense tras su reciente desvinculación del Atlético Porcuna. Sin duda, un refuerzo más que interesante para el cuerpo técnico que encabeza Javi Moreno.

“Antonio Troyano -Central proveniente de @AtcoPorcunaOfic , @AtcoEspeleno y @ciudaddelucena – se convierte en nuevo jugador de nuestro Club para esta temporada”, indicó el CD Pozoblanco a través de un comunicado difundido en sus medios sociales.

Formado en los escalafones inferiores del Córdoba CF, Antonio Troyano debutó en el Grupo X de Tercera División con el filial blanquiverde en la temporada 2006-2007: una campaña en la que participó en tres partidos. Más continuidad tuvo en  el curso 2007-2008, en el que fue alineado en 33 ocasiones, consiguiendo un gol. Muy buenas actuaciones, que propiciaron que el defensor diera el salto a Segunda División B un año más tarde, jugando en el Mérida UD. En el Grupo II afrontó 30 partidos.

Continuó en la división de bronce en la temporada 2009-2010, al comprometerse con la UD Marbella. Fue una buena campaña para él, puesto que participó en 32 compromisos oficiales. Posteriormente, Antonio Troyano pasó a las filas del Antequera CF, con el que participó en 34 partidos en el Grupo IX de Tercera División. Su siguiente parada estuvo en el Extremadura UD, con el que se quedó a las puertas del ascenso a Segunda División  B: los de Almendralejo cayeron en la eliminatoria decisiva ante el Atlético Sanluqueño CF.

Tanto en el curso 2012-2013 como en el 2013-2014, Antonio Troyano defendió los colores del CD Puertollano, con el que compitió en el Grupo XVIII de Tercera División. Acabada esa etapa de su carrera, el zaguero pasó al Écija Balompié, con el que fue muy importante. No en vano, disputó 39 partidos con los astigitanos, consiguiendo un gol en el Grupo X de Tercera División.

Pese a estas buenas actuaciones en el estadio Municipal de San Pablo, el defensor jugó en la siguiente campaña en el Atlético Espeleño. Una campaña histórica para el club, pues se saldó con el ascenso a Tercera División tras conseguir el liderato en  el Grupo II de Primera Andaluza. Su contribución en dicho hito fue clave, pues jugó 30 partidos y logró dos goles.

En la temporada 2016-2017, Antonio Troyano aterrizó en el Ciudad de Lucena. En  su primera campaña en el club logró el ascenso, logrando dos goles en 32 partidos. En cuanto al siguiente curso en el Grupo X de Tercera División, el zaguero jugó con los lucentinos un total de 31 compromisos ligueros.

Posteriormente, en la temporada 2018-2019, Antonio Troyano cambió de aires, comprometiéndose con el Atlético Espeleño. No pudo evitar que los cordobeses perdieran la categoría en el Grupo X de Tercera División. Pese a ello, el zaguero fue importante en el equipo, disputando 36 partidos y anotando un gol.

Así las cosas, acabó recalando en el Atlético Porcuna en el curso 2019-2020. Una campaña histórica para los jiennenses, que debutaban en Tercera División. Durante la competición, Antonio Troyano gozó de mucha continuidad, llegando a participar en 27 partidos. Ahora, vivirá nuevas aventuras en el CD Pozoblanco.