Antonio Sillero, buscando su sitio lejos del Arcángel

Sillero en su etapa del Córdoba. Fuente: cordobacf.com

El que fuera tercer portero del primer equipo desde la segunda etapa de Paco Jémez, y capitán del ‘B’ en el último ascenso del segundo en la campaña 2016-17, tras una etapa en el Reus, Antonio Sillero,vuelve a buscar su sitio. Algo que desde aquí deseamos lo encuentre cuanto antes.

El apellido Sillero ha tenido y tiene en el club a varios futbolistas en su historia. El primero, lo tuvo durante dos campañas en Segunda. Entre la 1945-46 y la siguiente, a un tal Enrique Guerrero Sillero. Se cuentan tres encuentros disputados a este mediocampista nacido en Granada. El tercero y último (que se tenga constancia), Jesús Sillero, es un delantero sevillano procedente del Almería, equipo con el que debutó en la 2016-17 en Segunda División. Este curso ha disputado 21 encuentros con el segundo, 15 de ellos de titular consiguiendo cuatro tantos. Igualmente debutó con el primer equipo y, de la misma forma que lo hizo con el conjunto almeriense, lo hizo en Copa.

Pero el jugador que nos compete es guardameta y de la capital cordobesa. Antonio Sillero. El hasta hace pocas fechas futbolista del Reus ‘B’, comenzó jugando en el equipo de su barrio, siempre de portero como nos comenta, a los 7 años. El club, el Unión Deportiva Salvador Allende. Equipo como marca su escudo fundado en 1994. Seis años más tarde comenzaría su andadura en el Córdoba Club de Fútbol. Uno de los momentos que más recuerda el futbolista con cariño es la Copa del Rey del Juvenil División de Honor. Eliminando en octavos a un equipo como el Valencia y cayendo en cuartos ante el Espanyol. Algo que fue histórico para el club del Arcángel.

Sillero durante un calentamiento. Fuente: Nacho Zafra. Cordobesismo

Posteriormente, un año antes de finalizar su etapa como juvenil, le llega una noticia esperanzadora. Y es que sería el tercer portero del primer equipo con la llegada de Paco Jémez. Además de guardameta del filial. En la última campaña de juvenil anterior a ese meteórico ascenso tuvo de compañeros a futbolistas como Bernardo Cruz, Rafa Gálvez, Fede Vico, Adri Castellano o Dani Espejo. Algunos de ellos tienen ya una gran experiencia en la división de plata del fútbol español, llegando algunos a debutar en Primera. No hay que olvidar que el míster de esa campaña era un histórico del club cordobesista: José Antonio Romero, que fue durante una larga etapa un hombre importante en las categorías inferiores del club blanquiverde.

Volviendo al portero, llegaba a un Córdoba ‘B’ que estaba en Tercera División. . Ya había debutado en la campaña anterior, la 2010-11. En un Córdoba ‘B’ 1 – San Fernando 2 de la mano de José Antonio Romero. La primera campaña completa con el segundo equipo tendría como míster a un excordobesista como Pierini. Cinco campañas las del italiano vestido de corto, llegando a jugar en Segunda y Segunda B con el equipo de las Tendillas. Paco Jémez daba la alternativa en esa campaña a compañeros del segundo equipo de Sillero como Carlos Martínez, Fede Vico, Javi Hervás o Bernardo Cruz.

Primera campaña con el B repitiendo el puesto que ya habían obtenido el curso anterior. Décimos. La siguiente el equipo de Tercera tendría de nuevo cambios. Algunos como Fran Cruz o Manuel Miquel subían al primer equipo de la mano de Rafa Berges.  Y si antes tenía Sillero delante a Alberto García y a Arias, ahora tenía de nuevo al hoy guardameta rayista y a Sáizar. Pero, lo que dio alas al joven guardameta fue el ascenso a Segunda B con el filial. Indiscutible y fundamental en la fase eliminatoria. Ganando primero al Castellón por un valor global de dos a cero y al Granada. Gran paso para el joven guardameta cordobés. Pero de nuevo tuvo un revés. Esta vez en la campaña 2013-14.

Sillero de capitán con el Córdoba B. Fuente: Nacho Zafra/Cordobesismo

La que debía ser de confirmación, el club contrataba a Razak Brimah para el ‘B’. 20 encuentros para el ghanés por 16 para el cordobés. Mantenía posición en Segunda B. Eso sí, consiguió disfrutar de primera mano la celebración de un ascenso histórico. El del primer equipo a Primera División. Uno de sus compañeros fue López Garai. Alguien con el que coincidiría más adelante. La celebración, para él como cordobés, fue algo muy especial. Así lo recuerda el propio futbolista: “aunque no jugué ningún minuto, en la celebración me sentía como un aficionado que celebraba el ascenso desde dentro, nunca lo olvidaré, no sé si viviré algo igual en mi vida”. El equipo llegaba a Primera, pero Sillero lo tenía difícil. Razak por su parte salía en dirección a Mirandés y Sillero se mantenía en el ‘B’.  Ahora el guardameta contratado era Jon Villanueva del Amorebieta. Y a posteriori, el que quitaba la posición de fundamental en el ‘B’ al ‘26′ del Córdoba. Y para colmo, tanto el ‘A’, como el equipo ‘B’ descienden de categoría.

Sillero con el balón en las manos. Fuente: Nacho Zafra. Cordobesismo

Un año más estuvo en la cantera blanquiverde. E hicieron historia. 36 encuentros con el ‘B’ de titular y conseguían de nuevo devolver al equipo a la bivisión de Bronce. Acabó la temporada y el club decidió no renovarle. Salía en dirección a Reus. Allí se encontraba López Garai como entrenador del primer equipo. A pesar de ello, tampoco pudo más que ser convocado para varios encuentros con el primer equipo. Y si llegó a ser importante en el equipo ‘B’. En enero, el hasta entonces segundo portero del club catalán, Roberto Santamaría,  salía hacia la Sociedad Deportiva Huesca. Eso permitía subir al primer equipo a Sillero. Pero Garai no le daría la alternativa.

Este año ha decidido salir a buscar un lugar distinto. A ojos del propio protagonista, considera el equipo catalán un lugar en el que ha vivido “dos años buenos siendo mi primera experiencia fuera de casa”. También el propio protagonista considera que lleva una buena trayectoria y que, a pesar de su juventud, ha vivido muchos momentos y espera vivir muchos más.

Antonio Sillero en el CF Reus. Fuente: reusesportiu.com

Pero lo bonito del fútbol y de ser alguien cercano, es la forma que tienen de recordarte tanto aficionados como prensa. Y eso es algo que Sillero puede sentirse orgulloso. A pesar de como él dice su juventud y del largo camino que le queda. Algunos aficionados consultados y que vivieron la etapa de Sillero en el B consideran que “siempre daba la sensación de tener más nivel que para estar en esa categoría”. “Cordobés y cordobesista como el que más”. De igual manera consideran que “La salida le ha venido bien seguro”. De igual manera algunos periodistas consultados achacan que por encima de todo es una buena persona. Algo importante y que acerca al futbolista y el aficionado. Ejemplo como Fernando López, de COPE. Alguien que dice que solo puede decir “cosas buenas de Sillero”. “Buena persona y que trata muy bien a la prensa”. “Un gran tipo”. Capitán del ‘B’ y pilar de ese Córdoba ‘B’ que subiría a Segunda B. Y que, considera, le ha faltado un poco de confianza del club para ser guardameta del fútbol profesional.

También Rafa Ávalos tuvo algunas palabras para Sillero que, además le considera miembro de la última gran generación de la cantera blanquiverde, con un equipo juvenil que brilló y del que salieron otros jugadores como Bernardo o Rafa Gálvez. En el filial fue capitán y pilar básico, pero en Segunda B (en la primera etapa) perdió protagonismo ante Razak y Jon

Para finalizar, uno de los momentos más especiales del cordobesismo y de nuestro protagonista:

(fuente: CCFTV)

(Agradecimientos a Cordobesismo y especialmente a Nacho Zafra por permitirnos usar las fotografías)